Técnicas y ejercicios para trabajar la memoria

Escrito por: Dra. Àngels Bayés Rusiñol
Publicado: | Actualizado: 17/02/2018
Editado por: Noelia Pino García

La memoria es una función del cerebro que permite almacenar y recuperar información. Los especialistas en Neurología afirman que aprender a trabajarla es muy importante.

 

Estrategias para mejorar la memoria en el día a día

Existen ciertos principios básicos del aprendizaje y de la memoria, y tenerlos en cuenta cuando se quiere memorizar algo puede ser muy útil:

Prestar atención: La atención un requisito previo para después poder memorizar. ¿Cuándo el agua se va por el desagüe forma un remolino en el sentido de las agujas del reloj o en sentido contrario? Sólo podrá responder esta pregunta si alguna vez ha prestado atención a esto.

Verbalizar: Muchas veces los pacientes vienen a la consulta preocupados porque cometen fallos del tipo: “No me acuerdo si he cerrado el coche o no, si he cerrado la puerta con llave o no”. Seguramente al leer esto, casi todas las personas se sienten identificadas porque les ha pasado alguna vez. La razón es que son procesos que se hacen automáticamente y no se les presta atención. Si se verbalizan, se harán de manera consciente y será más fácil recordarlos.

Dar sentido: Las cosas que se pueden comprender resultan mucho más fáciles de memorizar que aquellas que no.

Organizar la información: La información está organizada dentro de la memoria. Cuanto más consciente sea la persona del modo en el que organiza un material en el momento de aprenderlo, más fácil le resultará recuperarlo.

Asociar la información: La asociación consiste en relacionar lo que una persona desea aprender con algo que ya sabe. Si relaciona la información con cosas que ya conoce le será más fácil recordarlo.

Visualizar: Las imágenes son más fáciles de memorizar que las palabras, en la mayoría de personas, y las palabras que evocan imágenes están doblemente codificada o guardadas (verbalmente y visualmente).

Ponerle un poco de emoción: Es más difícil olvidar los sucesos ligados a emociones.

 

Memoria: enemigos

La memoria tiene muchos enemigos. Cuidar la salud es cuidar la memoria. El estrés, la falta de sueño, abusar de ciertas sustancias como el alcohol o el tabaco, la mala alimentación, el consumo de tóxicos, o una una vida muy sedentaria y poco estimulante, son factores que no ayudarán a las capacidades memorísticas.

Las agendas nunca han sido enemigas de la memoria, ya sean en papel o electrónicas. Utilizarlas ayuda a organizar la información dentro del cerebro, a tener menos fallos y sentirse más seguros.

Hacer actividades estimulantes y enfrentarse a nuevos retos siempre es bueno para el cerebro. El tipo de actividades a elegir dependerá de los gustos, preferencias y motivaciones.

 

Ejercicios para mejorar la memoria

• Una buena manera de trabajar la mente es con la prensa diaria. Leer el periódico todos los días ayuda a trabajar las funciones mentales como la atención o la memoria. El ejercicio no consiste sólo en leer las noticias sino también es importante comentarlas con amigos o familiares. Cuando uno comenta las noticias tiene que organizar la información y recordar lo que ha leído. ¡Además son un tema de conversación espléndido que permitirá relacionarnos con los demás!

Practicar deporte trabaja las capacidades mentales. Cuando se mueven los músculos, se está haciendo funcionar el cerebro. Cualquier deporte hará que se trabaje la mente.

• También hay deportes propiamente mentales que se pueden practicar, como ajedrez, damas, bridge, cartas, dominó, parchís o cuatro en raya. Todos estos juegos permiten tener el cerebro en forma. Con ellos se trabaja la atención, la memoria o la planificación.

ajedrez

• Llevar un cuadernillo de pasatiempos. Hay que aprovechar cuando se va a la piscina o a la playa, se viaje en tren, avión o, también, cuando se tiene que permanecer un tiempo en una sala de espera para practicarlos. Es recomendable realizar sopas de letras, crucigramas, sudokus de diferentes niveles, autodefinidos, buscar diferencias, puzzles o juegos de lógica.

Música: Tocar algún instrumento (piano, guitarra, flauta, armónica, percusión) desarrolla la movilidad y coordinación, pero sobre todo, hace trabajar la mente y desarrollar capacidades nuevas.

 

Ejercitar la memoria infantil

Una buena manera de ejercitar la memoria infantil es a través del juego. Existen juegos educativos que ayudan al niño a buscar estrategias para memorizar.

 

Por Dra. Àngels Bayés Rusiñol
Neurología

Especialista en Neurología con más de 25 años de experiencia. Ha centrado su actividad profesional e investigación en el tratamiento y estudio de la Enfermedad del Parkinson, la enfermedad del Alzheimer y la Demencia de cuerpos de  Lewy. Es directora de la Unidad de Parkinson y Trastornos del movimiento del Centro Médico Teknon.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.