¿Se ha convertido TAVI en la técnica de referencia en la estenosis aórtica?

Escrito por: Dr. Mariano García de la Borbolla Fernández
Publicado:
Editado por: Cristina Mateo

La técnica TAVI es a día de hoy una de las técnicas más utilizadas por los médicos a la hora de sustituir la válvula aórtica mediante catéter. Esta válvula es una estructura que se encuentra a la salida del corazón y permite que la sangre oxigenada salga a su través y lleve la misma a todo el organismo (la cabeza, los diferentes órganos, y al propio corazón).

 

Los principales problemas asociados a la válvula son:

  • No se abre adecuadamente (estenosis).
  • No se cierra del todo (insuficiencia).

 

La estenosis aórtica es la valvulopatía más frecuente en el mundo occidental y afecta principalmente a las personas mayores

 

La técnica TAVI (Trannscatheter Aortic Valve Implantation) ha revolucionado las intervenciones quirúrgicas al permitir intervenir a los pacientes sin la complejidad del procedimiento estándar. Antes, los pacientes con enfermedades asociadas y con edad avanzada, podían suponer un riesgo inasumible para una cirugía cardiaca convencional, y simplemente se rechazaban como candidatos para la cirugía clásica o se operaban, teniendo a veces un resultado desfavorable por su alto riesgo.

 

Pero la TAVI ha logrado reducir el riesgo que asume el paciente al entrar en quirófano, ya que a través de una punción arterial, que en la mayoría de los casos se hace por vía transfemoral, se canaliza el vaso y avanzando se llega hasta el corazón. A ese nivel, cuando se llega a la altura de la válvula enferma se despliega la válvula siguiendo un proceso similar a la colocación de un stent; es decir, va plegada dentro de un catéter (una estructura en forma de tubo fino).

 

Este procedimiento “aprisiona” los restos de la válvula nativa (que se encuentra degenerada y calcificada), con la prótesis que ponemos. De esta manera conseguimos que la prótesis quede fijada en los restos de la válvula nativa del paciente.

 

La técnica TAVI es a día de hoy una de las más utilizadas por los médicos.

 

Los avances de TAVI

 

Esta técnica inicialmente permitió que pacientes con contraindicación formal a la cirugía abierta, que presentaban un riesgo inasumible por su patología asociada o una edad avanzada que no recomendaban la cirugía clásica, pudieran ser intervenidos de la válvula que tenían enferma.

 

Hoy en día, la técnica TAVI se está extendiendo progresivamente a otros pacientes de un riesgo menos elevado, habiendo demostrado resultados similares o mejores a la cirugía abierta en determinado tipo de pacientes.

 

Además de reducir el riesgo y las complicaciones derivadas de la intervención, esta técnica acorta el tiempo de ingreso del paciente. La cirugía convencional, yendo bien, supone una estancia media de unos 8-10 días, con 3-5 de UCI. Actualmente, le estamos ofreciendo a nuestros pacientes una estancia media de 1 día en la UCI y otro en planta y la mayoría recibe el alta en 48 h.

 

¿Qué complicaciones existen?

 

Las complicaciones son extremadamente raras. Podrían ser locales en el lugar de acceso y más poco frecuente aún a nivel cardiaco. La mayoría de los procedimientos se realizan por vía femoral y en nuestro grupo dicho acceso es nuestra apuesta siempre. Ello permite que se trabaje mediante una punción, a diferencia de otros accesos de esta técnica, que son normalmente mediante una incisión, como la vía subclavia (por debajo de la clavícula) o la vía carótida (en el cuello).

 

Como decíamos, existen otro tipo de complicaciones mucho más raras que se localizan a nivel cardiaco, que son muy raras y obligaría a la apertura clásica y emergente del tórax. Tanto la cirugía clásica como el TAVI pueden producir en un porcentaje bajo enlentecimiento de la frecuencia cardiaca, obligando a implante de marcapasos en casos aislados. Este porcentaje es algo superior en algunos modelos de válvulas TAVI.

 

Como conclusión y en líneas generales, decir que el recambio valvular aórtico mediante la técnica TAVI ha sido una revolución en este procedimiento, habiéndolo simplificado y del que progresivamente puedan beneficiarse más pacientes.

Por Dr. Mariano García de la Borbolla Fernández
Cardiología

El Dr. García de la Borbolla Fernández es un reconocido especialista en Cardiología y Cirugía Cardiovascular en Sevilla. Su amplia formación en ambas especialidades médicas incluye varias titulaciones de Máster, así como el doctorado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Sevilla. Recibió el premio del Colegio de Médicos de Sevilla por su tesis doctoral.

Es autor de diversos artículos en revistas científicas así como de numerosos capítulos de libro y comunicaciones a congresos. Actualmente, el Dr. García de la Borbolla Fernández es cardiólogo en Sevilla, y ejerce como responsable del área de Cardiología de prestigiosos centros hospitalarios sevillanos y, a su vez, combina la práctica clínica con la docencia como tutor de médicos residentes en el Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla.

Por otro lado, destaca su actividad como febólogo y en la actualidad ejerce su actividad privada en el Hospital Victoria Eugenia (Cruz Roja Española), Hospital Infanta Luisa (antigua Cruz Roja de Triana) y el Hospital Viamed-Santa Ángela de la Cruz. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


  • Tratamientos relacionados
  • Coronariografía no invasiva
    Ecocardiograma
    Electrocardiograma
    Estudio electrofisiológico terapéutico
    Holter de presión arterial
    Prueba de esfuerzo
    Resonancia magnética
    Alteraciones del ECG
    Arritmia
    Cardiología deportiva