TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.

Por Dr. Ruperto Oliveró Rigau
Medicina interna

Es un doctor con más de 30 años de experiencia en centros de prestigio, llegando a ocupar cargos de responsabilidad en ellos. Actualmente es consultor en medicina interna-preventiva y cardiología en el Centro Médico Teknon. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes

Hígado graso ¿cómo prevenirlo?

Mantener un peso adecuado, controlar la ingesta de grasas y hacer ejercicio es esencial para evitar este problema de salud.

Aproximadamente, entre el 25 y el 30% de la población occidental sufre esteatosis hepática, afección comúnmente denominada “hígado graso”. Según el Dr. Ruperto Oliveró, especialista en medicina interna y medicina preventiva en el Centro Médico Teknon, “esta enfermedad se caracteriza por la acumulación exagerada de ácidos grasos y triglicéridos en el interior de las células hepáticas, un proceso que tiene varias fases y que acaba provocando cirrosis hepática”.

¿Qué lo provoca?

“Esta patología generalmente está causada por la ingesta de alcohol , por presentar un peso excesivo (obesidad) o por tener diabetes de tipo dos, hipertrigliceridemia, hipercolesterolemia o síndrome de resistencia a la insulina. Asimismo, se observa una mayor predisposición a sufrir esta enfermedad en el sexo femenino y entre las personas que ingieren medicamentos como tamoxifeno, anticonceptivos orales, cortisona y derivados, tetraciclinas o antidepresivos, entre otros fármacos”.

La obesidad, la diabetes y el exceso de lípidos en la sangre son las cusas básicas de esta afección.

La prevención del higado graso

El hígado graso se puede prevenir corrigiendo sus causas: “Es necesaria la pérdida de peso en pacientes obesos, el ejercicio físico continuado y el control de la glucemia en pacientes diabéticos. Además, hay que establecer ciertas medidas dietéti cas, como controlar la ingesta de alcohol y seguir una dieta está causada por la ingesta de baja en grasas, pero rica en fibra (frutas, verduras, etc.). En excesivo (obesidad) o por tener casos de obesidad mórbida, diabetes de tipo dos, hipertrigliceridemia, hipercolesterolemia o síndrome puede ser necesario el uso de cirugía bariátrica” explica el Dr. Ruperto Oliveró.

Medicina interna en Barcelona
Fuente: artículo realizado en base a la experiencia y trayectoria profesional del doctor

Publicado por: Top Doctors®