¿Mal descanso nocturno? Las apneas del sueño tienen solución

Escrito por: Dr. Javier Brualla Coll
Publicado: | Actualizado: 14/02/2018
Editado por: Top Doctors®

La prevalencia de la apnea del sueño en la población es aproximadamente de un 2% en mujeres y un 4% en hombres.

Un experto en neurofisiología clínica puede detectar la apnea del sueño, que se caracteriza por pausas respiratorias que se producen durante el sueño. Estos episodios suelen durar habitualmente entre 10 y 30 segundos (aunque algunos pueden persistir durante más de un minuto).

Estas pausas en la respiración suelen ir asociadas a un descenso en la saturación de oxígeno en sangre y suelen finalizar con un ronquido estruendoso cuando, tras el aumento progresivo del esfuerzo inspiratorio, la obstrucción acaba por ceder y el aire irrumpe de nuevo con fuerza en las vías respiratorias. Estas pausas de apnea se van repitiendo una y otra vez a lo largo de la noche y suelen acompañarse habitualmente por un "arousal" o microdespertar. Estos microdespertares (que suelen ser no conscientes) dan lugar a un sueño superficial, fragmentado y, en consecuencia, poco reparador.

Como resultado de este mal descanso, es frecuente que, al día siguiente, aparezca un aumento de la somnolencia diurna así como mayor cansancio, irritabilidad, cambios de humor, cefaleas, olvidos frecuentes... 

 

Apnea del sueño, síntomas

La primera sospecha diagnóstica de un posible cuadro de apneas durante el sueño suele provenir, en la mayoría de las ocasiones, del compañero de cama, que se convierte en un observador privilegiado de la existencia de estas "paradas respiratorias" durante el sueño.

En otras ocasiones, la sospecha de la enfermedad se establece en la consulta de atención primaria, bien a través de lo que cuenta el paciente, o bien mediante ciertos test que se utilizan como prueba de detección de la apnea del sueño.

Una de estas pruebas es el Cuestionario Berlín, basado en una serie de preguntas que giran en torno a los ronquidos, la somnolencia, el sobrepeso, la hipertensión, etc.

 

Cómo prevenir las apneas del sueño

  • Perder peso: generalmente, la pérdida de peso suele acompañarse de una disminución en el número de apneas y de una mejoría en la eficiencia del sueño.
  • Evitar el alcohol.
  • No consumir pastillas para dormir, ya que pueden relajar más de lo normal la musculatura de las vías respiratorias altas, lo que facilita que se produzcan más apneas.
  • Dejar de fumar, debido a que puede empeorar la apnea del sueño por su efecto irritativo.
  • Dormir de lado. La mayoría de las apneas son de tipo posicional. En posición boca arriba (decúbito supino) es el momento en que suelen producirse la mayor parte de las apneas, ya que esta posición favorece el estrechamiento o colapso de las vías aéreas superiores.

 

Tratamiento de las apneas del sueño

  • El tratamiento más frecuente de las apneas del sueño suele ser el uso de aparatos CPAP, Bi-PAP o AutoCPAP, que consiste básicamente en la administración de aire a presión positiva mediante una mascarilla nasal conectada a un compresor.
  • También hay disponibles diversos aparatos ortopédicos intraorales o Dispositivos de Avance Mandibular (DAM) Estos dispositivos intraorales suelen mantener la mandíbula avanzada unos milímetros durante el sueño, facilitando así el paso de aire a través de la vía aérea superior. Estos dispositivos suelen aconsejarse únicamente para los casos de apneas del sueño de grado leve o leve-moderado.
  • Últimamente han aparecido en el mercado unos Dispositivos para el tratamiento de las apneas posicionales, de utilidad cuando las apneas aparecen única o mayoritariamente durante la posición de decúbito supino (durmiendo boca arriba). Estos aparatos generan una pequeña vibración cuando detectan que se está durmiento en esta posición, indicando al paciente la conveniencia de un cambio de postura.
  • Otro tratamiento novedoso en el tratamiento de las apneas obstructivas es la implantación de un Estimulador del nervio hipogloso (un dispositivo similar a un marcapasos).

En algunos pacientes, sobre todo cuando existe una malformación craneomandibular o una obstrucción anatómica, se puede recurrir también a la cirugía orofaríngea y mandibular.  El tratamiento de elección variará  en cada caso dependiendo del origen y de la severidad de las apneas.

Los tratamientos para la apnea del sueño utilizados con mayor frecuencia suelen ser los aparatos CPAP y los dispositivos ortopédicos intraorales (prótesis DAM).

Por Dr. Javier Brualla Coll
Neurofisiología Clínica

El Dr. Brualla es un neurofisiólogo de primer nivel especializado en Unidad de Sueño. Actualmente, pertenece al cuadro médico del Hospital Vithas Internacional Medimar, en Alicante. Es autor y coautor de varias publicaciones de nivel nacional e internacional y ha asistido a múltiples conferencias de trastornos del sueño. 

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.