Madres solas por elección

Escrito por: Dra. Carmen Sala Salmeron
Publicado: | Actualizado: 20/04/2018
Editado por: Top Doctors®

Definimos a “madre sola por elección” a la mujer que libremente desea quedarse embarazada, a través de alguna técnica de reproducción asistida, sin colaboración de pareja conocida. 

Se trata de una opción absolutamente legal, reconocida en la Ley de Reproducción Asistida, actualmente en vigor en España. Son mujeres que reconocen estar en edad de un primer embarazo, pero que por diferentes motivos no disponen de pareja estable, y no desean posponer su decisión de ser madre. 

Suele tratarse de mujeres con una situación económica estable, una edad cercana a los 35 años, y un nivel cultural medio o medio-alto. 

 

Suele tratarse de mujeres con una situación económica estable, una edad cercana a los 35 años, y un nivel cultural medio o medio-alto

 

Inseminación artificial

Según la situación, pueden optar por un embarazo a través de una inseminación con semen de donante. Esta opción es la adecuada cuando no hay problemas biológicos para quedarse embarazada (no hay problemas con el aparato ginecológico ni de salud general) y la decisión para embarazase es inmediata. Se trata de localizar el momento ovulatorio de la mujer, generalmente mediante exámenes ecográficos seriados y proceder a una inseminación. Es el procedimiento más económico y la técnica más sencilla de las opciones posibles. 

Fecundación in vitro

Si el deseo es un embarazo diferido en el tiempo, pero la edad de la mujer empieza a estar comprometida (más de 35 años de edad), puede optarse por realizar una fecundación in vitro, y fecundar los ovocitos extraídos con semen de banco y vitrificarlos para usarlos con posterioridad o bien vitrificar los ovocitos sin fecundar, en espera que con posterioridad pueda aparecer la pareja ideal, con cuyo semen podrían fecundarse los ovocitos, para transferirlos. 

De las dos, la primera técnica tiene un mayor éxito, puesto que los embriones (ovocitos fecundados y evolucionados) resisten mejor los procesos de vitrificación y desvitrificación, con respecto a los ovocitos sin fecundar, que son más lábiles. En contrapartida, la primera opción obliga a escoger semen de banco, mientras que la segunda proporciona la oportunidad de escogerlo en un futuro.  

Escoger una u otra opción va a depender de si el momento de iniciar un embarazo es actual o se debe posponer. Hay más variables como la edad de la paciente, su reserva ovárica, el soporte familiar de que pueda disponer, etc. El ginecólogo puede ayudar a la mujer a escoger la mejor opción. 

Las preguntas que se debe plantear una mujer para iniciar una consulta en este sentido son:

¿Quiero embarazarme?

¿Tengo pareja?

¿Es el momento adecuado?

La experiencia de Gine3, en este tipo de situaciones, nos ha hecho evaluar que es muy importante el apoyo que la mujer tenga por parte de su familia directa (padre y madre), y en menor importancia de su círculo de amigos. La mayor proporción de mujeres que se han sometido a estas técnicas, cuando ya tienen su hijo, buscan una pareja para consolidar su familia, ya que les puede hacer más llevadera la educación del mismo, y puede ayudar a una mejor evolución. 

 

Por Dra. Carmen Sala Salmeron
Ginecología y Obstetricia

La Dra. Sala es una reputada especialista en Ginecología y Obstetricia con más de 30 años de experiencia en distintos hospitales públicos de prestigio. Posteriormente colaboró en la puesta en marcha del Centro Ginecológico GINE-3. Cuenta con diversos diplomas y cursos en universidades españolas y francesas.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.