Los Gigantes; mito, realidad y ciencia

Escrito por: Dr. Alberto García Valdés
Publicado:
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

 

1. Mito

La película Handia, rodada en euskera y dirigida por Aitor Arregui y Jon Garaldo, ha obtenido 10 premios Goya en la Edición de 2018 de los galardones en la Academia Española del Cine.

 

La película Handia significa Grande y relata la historia del gigante de Altzo, que vivió en el País Vasco en el s.XIX y llegó a ser conocido en toda Europa.

 

Siempre ha habido interés por estos enormes seres y en muchos relatos mitológicos se habla de ellos.

 

El más conocido es el de la Guerra de los Gigantes, en la que el mismo Dios griego Zeus tuvo que lanzar sus flechas envenenadas para matarlos.

 

Son muchas las fábulas, cuentos y leyendas sobre gigantes, pero también están presentes en casi todas las culturas.

 

La película Handia significa Grande y relata la historia del gigante de Altzo

 

Hay teorías actuales, para muchos sustentadas en hechos científicos, que apoyan la llegada en el pasado a algunas poblaciones humanas de visitantes extraterrestres que experimentaron con manipulaciones genéticas entre ambas especies, dando por resultado a los legendarios gigantes, dotados de superiores poderes y que, más tarde, con su alta tecnología, darían lugar a grandes culturas como la Egipcia o la Centro y Sudamericanas.

 

2. Realidad

De una manera menos especulativa, el gigantismo fue descrito como alteración médica por un holandés en el año 1567, pero fue en el siglo XIX cuando se hicieron observaciones bien objetivadas, y ya en el s.XX cuando se sustentaron las bases actuales de esta patología.

 

3. Ciencia

El gigantismo es una enfermedad poco frecuente, con una incidencia de 3 casos nuevos por millón de personas y año, y tiene como causa fundamental un adenoma de la hipófisis secretor de GH (hormona de crecimiento).

 

Este adenoma o tumor benigno produce casi siempre (98%) solo GH, pero también puede secretar Prolactina y otras hormonas en casos muy raros.

 

Existen otras causas raras de gigantismo, como aumento de producción de GHRH, IGF1, IGFBP3, secreción ectópica de GH y otros síndromes muchos menos frecuentes, trastornos genéticos… La acromegalia tiene el mismo origen que el gigantismo pero, a diferencia de éste, aparece cuando las zonas epifisarias de crecimiento óseo ya están cerradas.

 

El gigante de Altzo, que vivió en el País Vasco en el s.XIX

 

Sin embargo, el gigantismo tiene como síntoma preferente un crecimiento longitudinal en la infancia muy superior al de la media.

 

La sintomatología es diversa, pero destacan los largos brazos y piernas.

 

Se puede observar protuberancia frontal, mandíbula prominente, manos y pies grandes y otros muchos síntomas y signos de alteración hormonal como retraso puberal, reglas irregulares, secreción de leche en mamas, engrosamiento facial.

 

También en casos avanzados, trastornos de la visión, cefaleas, hiperhidrosis, astenia.

 

El diagnóstico, además, se completa con estudios hormonales y técnicas de imagen, RMN de zonas hipofisaria.

 

Las complicaciones a largo plazo pueden ser múltiples. Trastornos cardiovasculares, diabetes M., patología tiroidea, problemas reumatológicos.

 

El tratamiento habitual es la Cirugía Transesfenoidal, con buenos resultados en general y todavía en menor medida la Cirugía Endoscópica Transnasal.

 

También puede ser útil la radioterapia primaria o coadyudante de la cirugía y, opcionalmente, medicamentos, sobre todo los análogos de la somatostatina, como la octeotrida.

 

De todas formas, estos niños o adolescentes con gigantismo y tallas máximas en torno a 2.4 metros no tienen nada que ver con aquellos seres gigantescos de 4 o más metros, mitológicos o extraterrestres que ahora no podemos saber si existieron realmente.

Por Dr. Alberto García Valdés
Endocrinología

El prestigioso Dr. García Valdés es el Jefe de Endocrinología y Nutrición Hospital San Francisco de Asis. Doctorado "Cum Laude" por la Universidad Complutense de Madrid, cuenta con más de dos décadas de experiencia. Durante su trayectoria profesional ha ejercido como Jefe de Servicio en el Hospital Central de la Defensa así como en el Hospital Central del Aire, entre otros.  

El doctor también se dedica a la docencia, impartiendo clases en la Universidad Complutense y en la Universidad CEU San Pablo. Finalmente, también destacar que es autor de varios libros de su especialidad y colaborador en distintas revistas médicas. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes