Las patologías de las glándulas salivales

Escrito por: Dr. José Ramón García Vega
Publicado:
Editado por: Margarita Marquès

Las glándulas salivales son los órganos especializados en la fabricación de la saliva y su emisión al interior de la cavidad oral. Existen tres glándulas mayores en cada lado de la cara y cientos de pequeñas glándulas menores distribuidas por la mucosa intraoral de los labios, las mejillas y el paladar.

 

Las glándulas mayores son:

  • Glándulas parótidas situadas en la región preauricular por delante y debajo del lóbulo de la oreja.
  • Glándulas submaxilares alojadas en las celdas submaxilares del cuello por debajo del reborde mandibular.
  • Glándulas sublinguales en el suelo de la boca, por debajo de la lengua.

 

Las enfermedades que pueden afectar a las Glándulas Salivares

Las enfermedades de las glándulas salivales pueden ser de tipo inflamatorio, obstructivo o tumoral y, dependiendo de su localización, serán más frecuentes unas u otras.

 

En las glándulas menores los trastornos más comunes son los mucoceles, que son dilataciones de una o varias pequeñas glándulas causadas por microtraumatismos repetidos. Es indolora y va creciendo lentamente, aunque con frecuencia se rompe por el roce con los dientes y vuelve a formarse de nuevo.

 

Los trastornos más comunes de la glándula sublingual es la ránula, que se presenta como una bolsa azulada rellena de un líquido mucoso. Esta se sitúa por debajo de uno de los lados de la lengua y puede alcanzar un gran tamaño.

 

Las enfermedades de las glándulas salivales
pueden ser de tipo inflamatorio, obstructivo o tumoral

                                                                                            

La patología de las glándulas submaxilares es fundamentalmente de tipo obstructivo. En la submaxilar se producen cálculos en su interior que, al crecer, pueden obstruir el conducto de drenaje, impidiendo la salida de la saliva y provocando una inflamación brusca de la glándula. Es lo que se conoce como sialolitiasis. Se desarrolla una tumoración cervical dura. La glándula puede recuperarse de la obstrucción, pero cuando estos episodios se repiten, la glándula se destruye en su interior dando lugar a una submaxilitis crónica. Entonces, la glándula ya no es funcionante y se convierte en el asiento de infecciones de repetición.

 

En las glándulas parótidas también pueden formarse cálculos, aunque con menor frecuencia, siendo las patologías más comunes las inflamatorias y los tumores.

 

La patología más conocida de las glándulas parótidas es la parotiditis epidémica o paperas, una infección viral que provoca una inflamación de la glándula parótida, aunque también puede afectar a otras glándulas, incluso a los testículos. Se trata de una inflamación dolorosa, que se mantiene de 4 a 7 días, hasta la remisión progresiva del proceso inflamatorio. Gracias a las campañas de vacunación, la enfermedad no afecta a la población infantil más joven, pero cada 3 o 5 años aparecen nuevos brotes epidémicos

 

En cualquier caso, la patología más importante de las glándulas parótidas son los tumores. Los tumores pueden surgir en cualquier glándula, pero son mucho más frecuentes en las glándulas parótidas y también son más benignos, ya que se considera que cuánto más pequeña es la glándula en la que asientan, mayor es su agresividad. El signo principal de estos tumores es un pequeño nódulo de crecimiento lento en el seno de la glándula, palpable a través de la piel. Es importante el diagnóstico diferencial con otras patologías, sobre todo, con los quistes de inclusión. Por este motivo, es imprescindible la realización de una resonancia magnética y un estudio histológico por medio de una punción con el fin de confirmar la naturaleza de la lesión.                    

 

Tratamiento de las enfermedades de las Glándulas Salivares

El tratamiento de estas patologías va a depender del tipo de lesión.

 

Los mucoceles se tratan por extirpación simple. En el caso de la ránula de la glándula sublingual, la exéresis es más delicada.

 

El tratamiento de la sialolitiasis de la glándula submaxilar, puede consistir en su fase inicial, en la simple extracción del cálculo responsable de la obstrucción de la glándula. Esto puede ser suficiente para que la glándula recupere su función normal. Incrementar la ingesta de agua y con ello el volumen salivar, favorecerá la limpieza y permeabilidad de los conductos excretores.

 

Cuando se ha establecido ya una submaxilitis crónica, la glándula está internamente destruida y su tratamiento consistirá en la submaxilectomía o extirpación completa de la glándula.

 

En general, el tratamiento de las parotiditis virales será sintomático, con analgésicos y antiinflamatorios. La prevención de la parotiditis epidémica o paperas se lleva a cabo con la vacunación.

 

En el caso de las infecciones bacterianas, además del tratamiento sintomático, en necesario la instauración de un tratamiento antibiótico de amplio espectro. Esto también puede estar indicado en algunos casos de parotiditis virales recurrentes, con el fin de prevenir la sobreinfección bacteriana. Se recomienda así mismo, la ingesta abundante de líquidos con el fin de aumentar y diluir el flujo de saliva y así limpiar el sistema de conductos excretores y recuperar el normal funcionamiento de la glándula.

 

Los tumores benignos de las glándulas salivares obligan a la exéresis quirúrgica de la glándula afecta. La glándula parótida está atravesada entre sus lóbulos superficial y profundo, por el nervio facial que es el responsable del movimiento de todos los músculos de la mímica facial, de forma que la parotidectomía se convierte en una disección del nervio facial y sus ramas, lo que dificulta enormemente su realización.

 

Los tumores malignos de las glándulas salivares son muy poco frecuentes, y en su tratamiento se deben seguir los protocolos oncológicos establecidos, con terapias combinadas y amplias resecciones y su posterior reconstrucción.

Por Dr. José Ramón García Vega
Cirugía Oral y Maxilofacial

El Dr. García Vega es un experto cirujano maxilofacial y actualmente trabaja como director de la Clínica Mxfacial en Madrid. Se licenció en Medicina y Cirugía en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid y obtuvo su titulación como especialista en Cirugía Maxilofacial en Madrid por el programa MIR, ampliando su formación con estancias en diversas clínicas nacionales e internacionales. También, es profesor de Patología Quirúrgica de la Facultad de Medicina de la Universidad CEU San Pablo de Madrid, donde también imparte el Máster en Cirugía Oral Avanzada e Implantología. Además, es ponente habitual en distintas áreas de la especialidad en congresos y reuniones científicas. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..