Las fracturas de radio tienen una incidencia mayor en mujeres

Escrito por: Dr. Vicente Carratalá Baixauli
Publicado:
Editado por: Carlota Rincón Muñoz

Las fracturas de radio son una de las lesiones más frecuentes, suponiendo un 25% de las facturas y un 75% de las fracturas de muñeca. Además, afecta especialmente al género femenino entre los 60 y 70 años. Otros pacientes afectados por esta patología son en personas jóvenes los accidentes deportivos, de tráfico o laborales.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo?

La osteoporosis, entendida como la disminución de la densidad de los huesos, puede suponer que una pequeña caída se convierta en una fractura de muñeca. Además, practicar deportes de contacto y de riesgo y enfermedades que puedan afectar a la estabilidad de la persona, pueden suponer un mayor riesgo de fractura.

 

Las fracturas de radio son una de las lesiones más frecuentes

¿Qué hacer en caso de fractura de muñeca?

Dependiendo del tipo de fractura, lo habitual es inmovilizar la zona con una férula de yeso o, si la fractura es más grave, se puede optar por un tratamiento quirúrgico. También hay que tener en cuenta la edad del paciente, en qué trabaja, su actividad física y la calidad del hueso.

El tratamiento quirúrgico depende principalmente del tipo de fractura. Dependiendo de cómo haya afectado a la articulación del radio de la mano, si está muy desplazada o si está fragmentada. También hay que tener en cuenta que las fracturas que sufren de desplazamiento tras la reducción y las que presentan escalones, evolucionan en el 90% de los casos en una artrosis precoz.

En cuanto a los tratamientos quirúrgicos, no hay un solo tratamiento que se considere válido para todas las fracturas de muñeca. El tratamiento más frecuente es la reducción abierta de la fractura y la osteosíntesis con una placa de radio distal con diseño anatómico. Además, hay otros sistemas de osteosíntesis como agujas o, en fracturas con gran afectación, los fijadores externos.

¿Por qué realizar una artroscopia de muñeca es una buena opción?

El artroscopio como asistente de la reducción en las fracturas no se utiliza en todas las intervenciones, debido a que muchos cirujanos todavía no están familiarizados con esta técnica. Las ventajas de la cirugía artroscópica frente a otras técnicas son:

  • Proporciona una visión directa de la superficie articular y la posibilidad de reducirla.
  • Ofrece la posibilidad de lavar el hematoma de la fractura que está en la articulación, uno de los motivos principales de la rigidez.
  • Permite comprobar la reducción y de identificar tornillos intraarticulares.
  • Evalúa las posibles lesiones asociadas que pueden aparecer en los ligamentos y huesos del carpo.

Además, las fracturas de radio distal que han sido intervenidas con el apoyo de la artroscopia han demostrado una mejor recuperación a largo plazo.

Por Dr. Vicente Carratalá Baixauli
Traumatología

El Dr. Vicente Carratalá Baixauli es especialista en Traumatología por el Hospital Universitario la Fe de Valencia. Es experto en miembro superior: en cirugía artroscópica de mano, muñeca, codo y hombro

Desde el año 2007 hasta la actualidad ejerce como médico adjunto del servicio de Traumatología de Unión de Mutuas y en el Hospital Quirón de Valencia en la Unidad de Cirugía Ortopédica y Traumatología.

Ha realizado múltiples cursos y estancias clínicas en varios hospitales de los EEUU, desarrollando técnicas innovadoras en cirugía mínimamente invasiva y artroscópica, y participando en distintos cursos y congresos.

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..