La fecundación “in vitro” cumple 40 años

Escrito por: Dr. Enrique Pérez de la Blanca
Publicado:
Editado por: JUDIT LECHÓN

Hoy en día existen factores que propician el retraso en la búsqueda del embarazo tales como la dificultad para conciliar empleo y hogar, la necesidad de trabajar fuera de casa y el querer cumplir con una carrera profesional en igualdad y satisfactoria, entre otros. Cuando la naturaleza y la sociedad parecen enfrentarse, en el sector de la reproducción asistida aparecen técnicas como la preservación de la fertilidad, que supone un gran avance y ayuda para todas aquellas mujeres que desean retrasar la búsqueda de un bebé.

 

Avances importantes en reproducción asistida

Actualmente se han logrado eliminar numerosas pruebas que resultaban molestas y costosas y han sido substituidas por otras más sencillas, fiables y seguras. La cirugía endoscópica por laparoscopia o histeroscopia, por ejemplo, permite realizar exploraciones y tratamientos quirúrgicos sin anestesia o con sedaciones suaves, además de permitir ingresos de pocas horas.

 

La fecundación in vitro ha permitido retrasar la edad para tener un bebé

 

Por otra parte se han desarrollado técnicas de estudio genético en pacientes y embriones que posibilitan diagnosticar y evitar enfermedades en la descendencia, disminuyendo la posibilidad de tener que recurrir a interrupciones de embarazos ya producidos.

 

Entre los grandes logros de la reproducción asistida también se encuentra la creación de medicamentos que permiten eliminar casi totalmente el síndrome de hiperestimulación ovárica y disminuir a menos de la mitad el número de inyecciones necesarias. La ecografía transvaginal, que sustituye a gran número de controles hormonales. La vitrificación, una manera ultra-rápida de congelar embriones, y que permite conservarlos con gran fiabilidad y seguridad, lo que ofrece la posibilidad de elegir con más frecuencia la transferencia de un solo embrión y evitar así los embarazos múltiples. El cultivo prolongado de los embriones, tecnología time-lapse en las incubadoras, y las técnicas de diagnóstico genético posibilitan una selección embrionaria mucho más acertada y un embarazo en menos tiempo.

 

La Ley ha abierto nuevos horizontes

Los cambios legales y la Ley de Reproducción Asistida han permitido que las mujeres de edades más avanzadas puedan acceder a la recepción de ovocitos y embriones de donantes. Y a mujeres solas o con parejas femeninas acceder al uso de semen de donante con altas garantías sanitarias y de eficacia.

 

La reproducción asistida ha conseguido así una tasa de éxito que en algunas técnicas ronda el 50-60%, llegando en algunos casos al 90% de embarazo por mujer tratada. Todo ello de manera más segura, eficaz y cómoda que en sus orígenes en 1978, cuando tras 22 intentos y múltiples intervenciones quirúrgicas, nació la primera niña, Louise Brown, gracias al trabajo de los pioneros, Patrick Steptoe y Robert Edwards, galardonado con el premio Nobel por el desarrollo de la fertilización "in vitro". Cuarenta años mejorando y más de seis millones de niños son el resultado de su esfuerzo y clarividencia.

Por Dr. Enrique Pérez de la Blanca
Reproducción asistida

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga, el Dr. Pérez de la Blanca se especializó en Ginecología y Obstetricia por el Hospital Regional Carlos Haya. Trabaja en Reproducción Asistuda desde 1994. Impulsor y coordinador de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Quirónsalud, dirige el Instituto de Reproducción Asistida. Es miembro de la Sociedad Española de Fertilidad y de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia entre otras. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.