La arteriosclerosis

Escrito por: Dr. Agustín Arroyo Bielsa
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Una de las características propias del envejecimiento humano es el endurecimiento progresivo de la pared de las arterias. Esto podría considerarse como normal. Pero en algunas personas, esta evolución fisiológica puede transformarse en un proceso patológico, por el cual la arteria se va estrechando de forma progresiva hasta incluso provocar su oclusión, con la consiguiente disminución o cese del flujo sanguíneo.

Arteriosclerosis es un término genérico en el que se incluyen diversos procesos patológicos, de los cuales el más frecuente con diferencia tiene un nombre muy parecido: Aterosclerosis. Y habitualmente, ambas denominaciones, suelen usarse de forma indiscriminada; si bien se suele referir siempre a la segunda.

El estrechamiento progresivo de las arterias es un proceso lento, generalizado y sin una cura específica.

 

Causas, síntomas y tratamiento

No podemos hablar de una causa concreta porque la etiología es poco clara. Es una enfermedad degenerativa, en la que sí se sabe que intervienen una serie de factores de riesgo; de los cuales destacamos el tabaquismo, el aumento de las grasas o colesterol, el azúcar en sangre o Diabetes, y la tensión alta o Hipertensión. Se trata de una enfermedad generalizada, y los síntomas van a depender del territorio arterial que esté afectado que son los siguientes:

Por un lado las arterias del corazón o arterias coronarias. La aterosclerosis puede producir angina de pecho e infarto de miocardio. Por otro lado las arterias que van al cerebro, ya sean extra como intracraneales. El síntoma es el accidente vascular cerebral o el famoso ictus; ya sea leve en forma de accidente isquémico transitorio o más grave como un infarto cerebral.

Y en tercer lugar las arterias de las piernas. La sintomatología puede ir desde la claudicación  intermitente o enfermedad del escaparate, hasta situaciones más graves como la gangrena.

No existe un tratamiento curativo, pero sí hay que tomar una serie de medidas importantes para mejorar el pronóstico: dejar de fumar, controlar bien los factores de riesgo como el colesterol, la diabetes y la hipertensión y, probablemente el paciente deberá medicarse con antiagregantes como la aspirina o similares y fármacos para reducir las grasas. Lo ideal es prevenir, detectar cuantos antes la enfermedad y evitar que dé los primeros síntomas.

Por Dr. Agustín Arroyo Bielsa
Angiología y Cirugía vascular

Destacado especialista en Angiología y Cirugía vascular, actual Jefe de Servicio en el Hospital Nuestra Señora de América de Madrid. A su vez, es director del departamento de Cirugía y Estética Vascular de la Clínica ANANKÉ. El doctor Arroyo ha recibido numerosos reconocimientos entre ellos el Premio Nacional ” Fernando Martorell ” en 2002 y el Premio a la mejor publicación en la revista ” Angiología” en el mismo año.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.