La ansiedad puede estar relacionada con conductas “evitativas”

Escrito por: Dr. Iván Lerma Carrillo
Publicado: | Actualizado: 25/04/2018
Editado por: Top Doctors®

La ansiedad es un estado emocional, una reacción adaptativa y universal. Aparece ante situaciones que representan una amenaza, o bien que son percibidas como tal, la persona que la sufre.

ansiedadEsta reacción genera una estimulación del sistema nervioso dando lugar a una respuesta vivencial, fisiológica, conductual y cognitiva, caracterizada por un estado generalizado de alerta y atención. Aunque estas reacciones de ansiedad son normales, en algunas personas este estado de activación es tan intenso que puede ser desadaptativo; es decir, dificulte o impide el normal funcionamiento en el día a día.

Los expertos en psiquiatría afirman que la ansiedad patológica puede clasificarse en diferentes cuadros clínicos: ansiedad generalizada, crisis de angustia, fobia social o fobia simple. Esta clasificación se realiza en función de las distintas maneras de presentarse. Cada tipo de ansiedad presenta unos síntomas determinados, aunque casi todos presentan un miedo excesivo y un temor irracional que aparece de forma desproporcionada ante pequeños estímulo o, incluso, de forma espontánea. La ansiedad puede, además, aparecer en el contexto de otros cuadros clínicos como por ejemplo el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) o en la psicosis.

 

¿Cómo tratar la ansiedad?

Para poder tratar la ansiedad, es necesario primero realizar un correcto diagnóstico clínico, ya que en función del cuadro que presente el paciente puede ser distinto. Por ejemplo, algunos cuadros como la fobia social o las fobias simples pueden ser tratados con psicoterapia.

Las técnicas cognitivas conductuales son, dentro de la psicoterapia, las que han demostrado una mayor eficacia. En general, el objetivo de las técnicas cognitivas conductuales es que, a través de la exposición de forma controlada y progresiva a aquellas situaciones que generan ansiedad, ésta vaya remitiendo. Otro tipo de trastornos, como el trastorno por crisis de angustia, pueden beneficiarse de abordajes psicofarmacológicos. En estos casos se suele emplear una combinación de antidepresivos y ansiolíticos.

Al margen del diagnóstico y del tratamiento que debe recibir el paciente, es importante que éste reconozca lo que está sucediendo y que, además, sea capaz de atribuir sus síntomas y conductas a un problema relacionado con la ansiedad. Por ejemplo, en el caso de las crisis de pánico, la ansiedad es tan intensa que se manifiesta con multitud de síntomas somáticos (taquicardia, dificultad para respirar, presión en el pecho, sudoración, temblor, sensación de mareo o tensión muscular).

Es frecuente que el paciente que presenta un problema relacionado con la ansiedad tenga tendencia a evitar determinadas situaciones que vincula con la ansiedad, como por ejemplo lugares en los que hay mucha gente o el coche entre otros. Es necesario evitar que estas conductas “evitativas” acaben suponiendo un problema o limitación en la vida del paciente, por ello se han de identificar como una consecuencia conductual de la ansiedad, hacerles frente y afrontarlas.

La gravedad de un trastorno de ansiedad está, en muchas ocasiones, más relacionado con conductas “evitativas” y su repercusión funcional en la vida cotidiana que con los propios síntomas de la ansiedad.

El sentido común debe imperar en el manejo de los problemas de ansiedad y, antes de plantearse cualquier tipo de intervención psicológica o farmacológica, deben ponerse en práctica una serie de estrategias relacionadas con los hábitos de vida saludables. Por ejemplo, unos horarios estructurados, medidas de higiene del sueño, ejercicio regular, evitar bebidas estimulantes y el alcohol, disponer de tiempo para el ocio, los familiares y los amigos.

Por Dr. Iván Lerma Carrillo
Psiquiatría

El Dr. Lerma es un prestigioso psiquiatra que desde hace diez años compatibiliza el ejercicio privado de la psiquiatría en Santiago de Compostela como codirector de la Clínica Montiel & Lerma con la actividad docente como Profesor de Psiquiatría y Neurología del Grupo CTO Medicina en distintos países de habla hispana.

Según explica el Dr. Lerma, el objetivo en cada una de sus consultas es realizar un correo diagnóstico clínico y disponer del tiempo suficiente para que el paciente comprenda bien lo que le está pasando, como manejarlo, y en caso de que este indicado la prescripción de algún fármaco que disponga de toda la información necesaria sobre el tratamiento.

Otro aspecto a destacar es el trabajo diario en equipo junto a la Psicóloga Clínica María Montiel Carracedo que permite que aquellos pacientes que necesiten un tratamiento psicoterapéutico puedan hacerlo dentro de un mismo equipo terapéutico.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.