Intervenciones de la cirugía de la mano

Escrito por: Dr. Eduardo Olalla Real
Publicado: | Actualizado: 12/11/2018
Editado por: Top Doctors®

 

¿En qué consisten las intervenciones de la cirugía de la mano?

Estas intervenciones se llevan a cabo para recuperar la compleja funcionalidad de la mano, restaurando su función mecánica. Siempre se tiene como objetivo la recuperación de un esqueleto funcional con unos huesos articulados, estables y móviles, resaltando el protagonismo e importancia del dedo pulgar.

Asimismo, estas intervenciones sirven para recuperar y mantener la información sensitiva y la función de relación y comunicación de la mano. Dicho de otra manera, realizando una reparación nerviosa, una revascularización adecuada y una cobertura cutánea resistente y sensible.

 

¿Cuáles se recomiendan para patologías o dolencias graves y cuáles para dolencias leves?

Hay técnicas destinadas únicamente a quitar el dolor en los pacientes. Éstas son las neurectomías, la neurolisis y la artrodesis, por ejemplo. Hay otras destinadas a mantener o restaurar la movilidad de la mano, como por ejemplo la exéresis, las artroplastias, las ligamentoplastias y la artrolisis.

La indicación de una técnica u otra dependerá de la lesión, de la edad del paciente y del grado de actividad laboral o social. En definitiva, irá en función de cómo repercute una lesión determinada en la calidad de vida del lesionado.

 

Medidas posoperatorias de la cirugía de mano

En primer lugar, se pauta un periodo de observación de la mano, cuyo objetivo primordial es despistar la posible colección de hematomas que pudieran ocasionar un síndrome compartimental. Este síndrome puede provocar daño en nervios, músculos y en el flujo sanguíneo, por ello es importante vigilar su estado.

Esta alerta es la que determina el tiempo de estancia hospitalaria y depende de lo cruenta que haya sido la cirugía, lo cual va en función del tipo de lesión a tratar. Una gran mayoría de intervenciones en la mano son leves, por ello este período de observación tiene un rango de tiempo de horas. Éste lleva a que la mayoría de las intervenciones de la mano sean ambulatorias.

El periodo de reposo debe ser más o menos prolongado, pero siempre con la mano en posición funcional y con la férula de contención, si es necesaria, colocada siempre de forma dorsal. Para las lesiones tendinosas, agudas o crónicas, este reposo de la actividad del tendón intervenido debe contrarrestarse con su actividad pasiva.

Todo ello debe ir seguido de un periodo de fisioterapia y rehabilitación que irá en función del paciente y el estado de su lesión intervenida.

Por Dr. Eduardo Olalla Real
Traumatología

El Dr. Olalla Real lleva más de 10 años ejerciendo como doctor especializado en Traumatología y Cirugía Ortopédica. En las años que lleva en activo, ha participado en diversos congresos y seminarios, así como cursos y publicaciones en revistas tanto nacionales como internacionales. Miembro de asociaciones de la especialidad de ámbito nacional e internacional, actualmente forma parte del equipo de IMATDE.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes