Impotencia, incontinencia y otros problemas tras una intervención de próstata

Escrito por: Dr. Antonio Barranco Moreno
Publicado: | Actualizado: 25/02/2020
Editado por: Yoel Domínguez Boan

La próstata es un órgano glandular ubicado frente al recto, por debajo, y en la salida de la vejiga. Su función es generar parte del fluido que se segrega en el momento de la eyaculación y que transporta a los espermatozoides.



Los problemas típicos de esta pequeña pero importante parte del cuerpo masculino son tres: hiperplasia benigna de próstata, cáncer de próstata y prostatitis.

 

En el caso de la hiperplasia prostática, se presenta cuando la próstata aumenta su tamaño de forma benigna pero muy molesta: comienza a comprimir los tejidos circundantes produciendo molestias, dolor, problemas de micción, erección o eyaculación.



En el caso del cáncer, la próstata aumenta de igual forma su tamaño, pero lo hace debido a la replicación desordenada y tumoral de las células de los tejidos que la conforman. Al estar localizada la próstata tan cerca del recto o de la uretra, cualquier aumento de su volumen implicará una serie de problemas en actos básicos como excretar o la erección.



La prostatitis, el último caso, está provocada por infección bacteriana, algo que se trata farmacológicamente con buenos resultados, pero que en algunos casos se cronifica.

 

Mirando simplemente la estadística, el tamaño prostático aumenta desde los 45 hasta los 80 años, siendo aún la causa de este comportamiento aún estudiada por la Urología y la Andrología.

 

 

Indicios de la hiperplasia de próstata y tratamiento con cirugía

  • Cuesta más empezar a orinar
     
  • La salida de líquido es débil
     
  • Una vez que se acaba de orinar, se produce un goteo
     
  • El paciente tiene ganas de ir al baño aunque luego no expulsa la cantidad esperada
     
  • Dolor o molestias que pueden suponer la aparición de sangre en la orina
     

Si los medicamentos para controlar la hiperplasia no surten el efecto adecuado, entonces la prostatectomía es la única solución en el horizonte del paciente. En esta intervención se retiran parcial o totalmente los tejidos de la próstata y se indica como prevención ante una posible proliferación del aumento de tamaño prostático, que puede suponer consecuencias graves para la salud, como infecciones graves e incluso la muerte.
 

Existen dos tipos, y tienen que ver con el grado de resección, es decir, la extirpación o retirada del tejido, que puede ser simple y radical. Cuando se trata de una afectación moderada, se puede utilizar la simple, pero cuando el grado es elevado o un cáncer, se realiza una prostatectomía total.

 

 

Posibles secuelas de una prostatectomía

En la intervención se utiliza instrumentación quirúrgica de tipo invasivo, por lo que los tejidos y capilares adyacentes a la próstata pueden resultar dañados, provocando una serie de disfunciones parciales o totales en el organismo del paciente.
 

Conocer estos riesgos de antemano puede ayudar a que no se tomen decisiones premeditadas y a que el paciente tome una decisión meditada sobre que tratamiento tomar.


A pesar de que la tasa de supervivencia tras realizar una cirugía de próstata es cercana al 100%, la ansiedad y depresión pueden llevarnos con frecuencia a una satisfacción sexual muy baja y a síntomas de depresión.


 

La incontinencia es uno de los problemas derivados
de las intervenciones de próstata

 

 

¿Cómo se combate la incontinencia urinaria?

La primera gran forma de prevenirla es accediendo a cirugía con láser o cirugía laparoscópica, puesto que son menos invasivas y dejan menos secuelas que la cirugía de resección tradicional.


En el postoperatorio, los ejercicios de Kegel pueden resultar beneficiosos para incrementar el tono muscular de la zona pélvica, ayudando de esta manera a la vejiga a retener la orina.

 

Para hombres con incontinencia de urgencia, existen fármacos que pueden ayudar, ya sea para relajar los músculos para prevenir las contracciones no deseadas de la vejiga y otros bloquean la señal nerviosa de la vejiga que hacen que esta se contraiga en momentos equivocados.
 

Si la incontinencia se torna persistente y no aminora con ningún tratamiento no invasivo, la cirugía es la opción más moderna, segura y eficaz, siendo la Dra. Madurga una referencia europea en el tratamiento quirúrgico de esta incontinencia mediante malla suburetral.

 

 

¿Cómo se combate la impotencia producida?

Lo más importante una vez que se ha alcanzado este punto es entender el caso y diagnosticarlo de una forma certera. Normalmente, lo habitual es utilizar una terapia combinada, aunque el último recurso podría ser el uso de una prótesis.
 

  • Terapia farmacológica, ya sea con medicamentos orales o inyectados
     
  • Dispositivos de apoyo, como pueden ser las ondas de choque o las bombas de vacío
     
  • Apoyo con ejercicios de Kegel para fortalecer la musculatura del suelo pélvico
     
  • Terapia con PRP (plasma rico en plaquetas)
     
  • Implante de prótesis o uso de prótesis peneanas mediante intervención quirúrgica, para los casos en los que no se consiga resultados satisfactorios.

Por Dr. Antonio Barranco Moreno
Cirugía general

El Doctor Antonio Barranco Moreno es un reputado especialista en Cirugía Bariátrica que cuenta con más de quince años de experiencia. Dispone del Diploma de Competencia del Programa de Formación de la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO) que reconoce una experiencia de más de cinco años y más de 100 intervenciones realizadas con éxito en el Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla. Asimismo, es autor de numerosas ponencias, publicaciones y comunicaciones. Además, imparte cursos de formación tanto a residentes de Cirugía General como a cirujanos nacionales e internacionales. El Dr. Barranco es un especialista de primer nivel.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..