Fobia social: qué es y cómo tratarla

Escrito por: Silvia García Graullera
Publicado: | Actualizado: 11/11/2019
Editado por: Nicole Márquez

La fobia social es un trastorno de ansiedad que consiste en un temor acusado y duradero a diversas situaciones sociales, en las que la persona se siente observada críticamente por los demás.

La fobia social puede ser un trastorno muy incapacitante, y tanto en la vida social como laboral y familiar pueden verse muy deterioradas.

 

¿En qué consiste la fobia social?

 

Esta fobia puede ser específica, es decir, limitarse únicamente a determinadas situaciones como puede ser: hablar en público, escribir delante de otras personas, realizar una reclamación, comer o beber delante de otros o interactuar con personas de autoridad; o puede ser generalizada y abarcar la mayoría de las situaciones sociales.

 

La exposición a dichas situaciones genera en la persona una respuesta de ansiedad que ella misma considera como excesiva, tendiendo muchas veces a evitarlas.

 

La amenaza anticipada por parte de la persona que padece fobia social genera una gran cantidad de síntomas, tanto motores como fisiológicos, a la vez que produce pensamientos distorsionados respecto a la situación real. De esta forma, se entra en un círculo vicioso difícil de romper.

 

La persona empieza a sentir temor mucho antes de enfrentarse a la situación temida, esto hace que al afrontarla (si es que lo hace), lo haga con un estado de nerviosismo importante y con pensamientos catastrofistas del tipo: “lo voy a hacer fatal”, “voy a hacer el ridículo”, “todos van a notar mi nerviosismo” etc. Todo esto hará que se enfrente peor a la situación, provocando que aumente la ansiedad.

 

¿Cómo afecta la fobia social en una persona?

 

El miedo a hacer el ridículo, el miedo al fracaso, la baja autoestima y los sentimientos de inferioridad son característicos de este trastorno.

 

La fobia social puede ser un trastorno muy incapacitante, y tanto en la vida social como laboral y familiar pueden verse muy deterioradas. En muchas ocasiones la persona se ha acostumbrado a lo que ella llama “su manera de ser”. Algo positivo a remarcar es que es un trastorno con buen pronóstico si se realiza el tratamiento adecuado.

 

¿Qué tratamientos existen actualmente?

 

La terapia cognitivo conductual es la que ha demostrado mayor eficacia en la actualidad. Las técnicas que se utilizan, dando buen resultado en la evolución del paciente son:

 

- La combinación de exposición a los estímulos temidos, con una reestructuración cognitiva (donde se enseña al paciente a modificar el contenido y el proceso de los pensamientos no adaptativos)

- El entrenamiento en habilidades sociales (observación, escucha, expresión de sentimientos…)

- Técnicas de relajación

 

También, habrá que prestar especial atención a adaptar el tratamiento a otros trastornos que suelen ir asociados a la fobia social como pueden ser el abuso de alcohol, depresión y las crisis de ansiedad.

 

Es fundamental la detección temprana, sobre todo en la adolescencia ya que, detectado a tiempo, se podrán prevenir complicaciones psicopatológicas futuras.

Por Silvia García Graullera
Psicología

La destacada psicóloga Silvia García es la directora del Centro de Psicología Científica Aplicada (PSICIA) y es experta en ansiedad, fobia social y terapia de pareja, entre otros. Compagina su labor profesional con la docencia, ejerciendo como profesora en el grado de Psicología.

Ha colaborado en publicaciones sobre la fobia social y se ha formado ampliamente para la evaluación, diagnóstico y tratamiento individual de diversos trastornos psicológicos.

Actualmente es directora del Centro de Psicología Científica Aplicada (PSICIA).

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..