Cómo podemos saber si tenemos fobia social

Escrito por: Dra. Pilar Iglesias Souto
Publicado:
Editado por: Margarita Marquès

Siempre que hablamos de “fobia” nos referimos a un trastorno de conducta caracterizado por un temor intenso e irracional ante una persona, objeto o situación. Este trastorno de conducta será más o menos incapacitante según sea de recurrente el estímulo que causa la fobia, así una fobia a las serpientes, viviendo en una ciudad española, será menos incapacitante que si el sujeto que padece la fobia reside en una reserva natural o en la selva.

 

Las fobias, en psicopatología, se encuadran dentro de los trastornos de ansiedad, pues su principal característica es el nivel de ansiedad y/o miedo desproporcionado que siente la persona ante el objeto, o situación que causa su fobia y que llega a producir un obstáculo para el desempeño de su vida cotidiana.

 

El trastorno fóbico es uno de los más frecuentes a nivel mundial, y en España, está considerado como el segundo, en cuanto a frecuencia, después de los Estados de Depresión.

 

La fobia social se caracteriza por un miedo intenso y persistente a ser juzgado y observado por otras personas, es muy incapacitante porque afecta a numerosas situaciones cotidianas: relacionarse en el colegio, conocer gente nueva, establecer relaciones afectivas, acudir a entrevistas de trabajo, pedir una consumición en un lugar público y cualquier otra situación en que la persona se encuentre enfrentada al escrutinio de los demás.

 

La fobia social se caracteriza por un miedo intenso y
persistente a ser juzgado y observado por otras personas

 

¿Cuáles son los síntomas de la fobia social?

Los síntomas de la fobia social, se identifican con el trastorno de ansiedad:

  • Sudoración, enrojecimiento, aumento del ritmo cardíaco y dificultad para expresar una opinión.
  • Problemas digestivos.
  • Sentimientos de vergüenza y torpeza ante otras personas.
  • Temor a ser ignorado o a no ser tenido en cuenta, a ser humillado.
  • Evitación de lugares con gente y miedo al juicio de esa gente.
  • Es una situación que va más allá de la timidez.

 

Las causas de la fobia social

Las causas son muy variadas:

  • La existencia de algún progenitor con trastorno de ansiedad, no por un componente hereditario, sino por un aprendizaje Vicario, esto es por imitación.
  • Modelos de educación muy rígidos en los que predominaba la búsqueda de la excelencia y las consecuencias catastróficas ante logros no cumplidos.
  • Creencias negativas sobre uno mismo y una percepción de capacidades personales disfuncional y empobrecida, baja autoestima.
  • La existencia de algún episodio de ansiedad o pánico que no se haya resuelto.
  • A veces también son el síntoma de estados depresivos no diagnosticados.

 

El confinamiento, como resultado de la pandemia de la COVID-19, ha favorecido que personas afectadas de fobia social y ansiedad generalizada justificasen un nuevo elemento como disuasorio de mantener relaciones sociales, el peligro potencial que éstas pueden provocar sobre la salud.

 

En general, el sujeto afectado por una fobia, busca justificaciones que le ayuden a eludir la exposición a la situación que le causa temor, aun cuando sea desproporcionada. Es importante señalar que en esta crisis sanitaria se han multiplicado las fobias:

  • La agorafobia: es el temor a estar en espacios abiertos.
  • La hipocondría: es el miedo a padecer enfermedades.
  • La hafefobia: es la desconfianza y temor al contacto con otras personas.
  • Fobias que implican exceso de limpieza y desinfección.

 

¿Cuál es el tratamiento de la fobia social?

El tratamiento de la fobia social, tras una exhaustiva historia clínica con objeto de establecer un conocimiento individualizado del paciente, consiste en diseñar un programa de rehabilitación basado en la terapia cognitivo-conductual, dirigida a establecer estrategias de comportamiento nuevas y adecuadas a un mejor desarrollo de su personalidad.

Por Dra. Pilar Iglesias Souto
Psicología

La Dra. Iglesias se dedica a la Psicología Clínica desde 1985. Está especializada en Terapias Cognitivo-Conductuales para el tratamiento de Trastornos de Ansiedad, Depresión y Conductas disfuncionales.  Experta en Sexología, y en DISFUNCIONES SEXUALES en Psicología Perinatal, y en Psicología de la Reproducción Humana, también ha trabajado en el área de las Drogodependencias y en Enfermedades Neurológicas, como el Parkinson.
Además tiene una amplia experiencia en el campo de la Psicoterapia de adultos, que ha complementado con numerosos cursos de formación dentro de su especialidad.

Recientemente ha asistido a una intensiva formación en TERAPIA CON REALIDAD VIRTUAL, para el tratamiento de Trastornos del Espectro de Ansiedad y las Fobias, principalmente, aunque es un procedimiento terapéutico que puede utilizarse en múltiples situaciones en que la ansiedad es el centro de la Disfunción o el Trastorno de la conducta.


Actualmente, es psicóloga especialista en salud en el Grupo Hospitalario Quirón y colaboradora en la Unidad Reproducción Asistida del Grupo Ron.

 

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


  • Tratamientos relacionados
  • Cambio de sexo
    Tratamiento psicológico
    Terapia de pareja
    Psicología infantil
    Neuropsicología
    Evaluación psicológica
    Histeria
    Trastornos psicóticos
    Trastornos alimenticios
    Psicofarmacología