Escoliosis, síntomas y tratamiento

Escrito por: Dr. Salvador Fuster i Obregón
Publicado: | Actualizado: 23/02/2018
Editado por: Top Doctors®

¿Qué es la escoliosis degenerativa en adultos?

Básicamente la escoliosis es una deformidad de la columna vertebral que produce un desequilibrio, una rotación, de los cuerpos vertebrales, de las vértebras de la columna. La más conocida es la escoliosis del adolescente, la que todos en algún momento hemos conocido por un hijo, por un familiar, por un hijo de un amigo que tiene una desviación de la espalda. A diferencia del adolescente, en el adulto, se dan una serie de características que agravan muchísimo esta patología que son básicamente la aparición de síntomas neurológicos, compresiones, estenosis del canal, compresiones de los nervios o de la médula vertebral.  Y también la presencia de importante degeneración de los discos intervertebrales, lo que la gente habitualmente denomina artrosis de los discos vertebrales. Esto hace que los tratamientos que tenemos que aplicar en estos pacientes sean más complejos y, sobretodo, hay un factor añadido que afecta básicamente también más a las pacientes del sexo femenino que es la presencia de osteoporosis que nos obliga también a tratamientos más complejos para asegurar la estabilidad de los montajes que hacemos en estos pacientes.

¿Qué síntomas tiene?

Los síntomas más importantes que presentan nuestros pacientes son de 2 tipos. Uno,  los síntomas neurológicos, es decir, el paciente empieza a notar la aparición de ciáticas, de dolores irradiados a las extremidades inferiores, empieza a presentar la incapacidad de caminar todo lo que él querría, lo que nosotros denominamos claudicación, es decir, el paciente quiere andar pero las piernas no le siguen y la presencia de dolores en la columna vertebral, esto sería el grupo de síntomas inicial. Pero después también hay un grupo de síntomas muy importantes relacionados con la estabilidad, con el equilibrio de nuestros enfermos, los pacientes se dan cuenta de que en un periodo de tiempo muy breve están empezando a presentar desequilibrios, se van hacia un lado, intentan mantenerse erguidos pero se caen o bien hacia adelante o bien hacia un lado y estos dos síntomas, los neurológicos y los del equilibrio son los más importantes en los pacientes con escoliosis degenerativa del adulto.

¿Cómo se puede tratar?

El tratamiento va dirigido sobre todo a los dos grupos de síntomas que hemos comentado: los síntomas relacionados con la pérdida del equilibrio y los síntomas relacionados con los problemas neurológicos. Para la pérdida del equilibrio, a diferencia de en el niño, no podemos utilizar corsés rígidos, no podemos utilizar ortesis porque atrofian mucho la musculatura y no son útiles. Lo que sí que debemos hacer es perder peso si tenemos un problema de obesidad, mejorar la capacidad de la musculatura que sostiene la columna vertebral, los músculos abdominales, los músculos paravertebrales, lo que debemos hacer es una actividad física adaptada a nuestra edad y a nuestra situación. Y para los síntomas neurológicos lo que debemos hacer es además de utilizar algún tipo de tratamientos rehabilitadores, electroterápicos, etc... podemos terminar necesitando es medicación por vía de infiltraciones a veces en la zona epidural, en la columna vertebral, en la médula espinal, para aliviar los dolores y los síntomas neurológicos o lo que se llama rizólisis, bloqueos facetarios para aliviar los dolores de la columna vertebral.

¿Cuándo se debe optar por la cirugía?

La cirugía siempre es el último recurso y sólo debemos utilizar los tratamientos quirúrgicos cuando han fracasado el resto de tratamientos posibles. Básicamente, la cirugía va dirigida a solucionar los 2 problemas básicos que presenta el paciente. Por un lado el problema neurológico, lo que queremos es descomprimir los nervios que están comprimidos para que cedan los dolores en las extremidades inferiores y para que el paciente pueda recuperar la capacidad de caminar ilimitadamente. Y hablando del segundo grupo de síntomas lo que queremos es volver a restaurar el equilibrio que han perdido nuestros pacientes, bien porque han caído hacia adelante o bien porque se han desequilibrado hacia un lado y eso lo conseguimos mediante la utilización de anclajes de titanio, reforzados muchas veces con cemento dentro del cuerpo de las vértebras para de esta manera recuperar la estática, recuperar un buen equilibrio tanto en el plano frontal como en el plano sagital

Por Dr. Salvador Fuster i Obregón
Traumatología

Doctor Cum Laude con más de 20 años de experiencia como reconocido traumatólogo, especialista en cirugía de la hernia discal, escoliosis y deformidad en el adulto. Fundador del Institut Barceloní de Traumatologia de la Clínica Corachán de Barcelona, ha recibido formación internacional en cirugía vertebral y ejerce como docente en la Universidad de Barcelona desde 1990. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.