Enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa: ¿Cómo debo comer?

Escrito por: Dr. Carlos Miguel De Sola Earle
Publicado: | Actualizado: 23/04/2018
Editado por: Top Doctors®

Las enfermedades de Crohn y colitis ulcerosa son afecciones de tipo intestinal inflamatoria. Aunque se consideren enfermedades conexas, la enfermedad de Crohn se suele localizar en el extremo inferior del intestino delgado y el comienzo del intestino grueso, mientras que la colitits ulcerosa afecta el revestimiento del intestino grueso (colon) y el recto.

Tanto los pacientes de Crohn como los de colitis ulcerosa disponen hoy en día de fármacos que controlan la inflamación con eficacia, lo que les permite ahorrarse una dieta demasiado restrictiva o concreta.

 

Pacientes de Crohn: comer varias veces al día y de forma variada

Aun así, los pacientes de Crohn, dependiendo de su gravedad, deben de seguir una dieta bien diseñada y calibrada a su peso y situación clínica. El intestino de un paciente con Crohn se asemeja a un gran supermercado; si éste se llenase de repente de clientes, el servicio sería mejor si estos se repartieran en distintas secciones y decidieran pagar en momentos distintos. De la misma manera, a los pacientes de Crohn se les recomienda comer varias veces al día y de forma muy variada para que pueda asimilar todos los nutrientes de forma progresiva.

dieta crohn
La clave en la dieta con la enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa es comer varias veces al día y alimentos variados
 

Pacientes de colitis ulcerosa: comer poca fibra y muchas proteínas

Por el contrario, el paciente con colitis ulcerosa en fase activa debe hacer una dieta baja en fibra y comer aquello que le de energías y proteínas con máxima absorción y mínimo residuo. Estos pacientes han de centrarse en no dar excesivo trabajo al colon, lo que se consigue reduciendo la necesidad de ir al baño. Una buena noticia para los pacientes de colitis ulcerosa es que, una vez superada la fase activa o brote, pueden comer de todo.

Además de reducir los síntomas, se puede, mediante la dieta, reducir la inflamación o adicionar probióticos, unos microorganismos vivos que permanecen activos en el intestino y que pueden contribuir al equilibrio de la flora intestinal y potenciar el sistema inmunitario.

 

A veces, los pacientes con enfermedades intestinales inflamatorias pueden, por causa de ello, padecer de malnutrición, por lo que son necesarios suplementos alimenticios, como vitamina B12, D, calcio si toman corticoides y hierro.

En general, el objetivo del gastroenterólogo no es sólo hacer que su paciente se recupere de un brote causado por su enfermedad, sino que pueda comer, en la medida de lo posible, aquello que solía, manteniendo una dieta variada con una digestión adecuada.

Por Dr. Carlos Miguel De Sola Earle
Aparato digestivo

El doctor de Sola es especialista en Aparato Digestivo, referente de la especialidad. Es considerado un experto en enfermedades inflamatorias intestinales, a las que se viene dedicando desde hace 24 años. Se ha dedicado además al estudio de las enfermedades hepáticas y a la endoscopia digestiva. Amplia experiencia en ecografía y endoscopia del aparato digestivo. Ha desarrollado la ecografía intestinal, endoscopia digestiva en general y en especial enteroscopia, capsuloendoscopia y endoscopia terapéutica de las enfermedades digestivas y obesidad.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.