¿En qué consiste la cirugía de la pared abdominal?

Escrito por: Dr. José Antonio Bueno Lledó
Publicado:
Editado por: Cristina Mateo

La cirugía abdominal comprende todo aquel procedimiento quirúrgico que se realiza en el abdomen. Se han definido varias áreas y técnicas relacionadas con el aparato digestivo y con la pared abdominal.

 

Las principales intervenciones quirúrgicas se realizan sobre el intestino, colon y recto (coloproctología), sobre estómago y esófago (cirugía esofagogástrica), sobre hígado y páncreas (cirugía hepatobiliopancreática) y sobre la pared abdominal.

 

 

¿En qué casos se recurre a la cirugía abdominal?

 

 

Se aplica cuando existen trastornos digestivos benignos como el reflujo gastroesofágico con hernia de hiato, problemas con la vesícula biliar (piedras o pólipos), divertículos complicados de colon y toda la cirugía del ano tipo hemorroides, abscesos, fisuras y fistulas anales.

 

En los casos de trastornos digestivos malignos, como los tumores de estómago, de colon o del páncreas, requieren de intervenciones oncológicas para su solución y tratamientos multidisciplinarios.

 

Los síntomas más importantes que pueden causar estos trastornos, ya sean benignos o malignos, son la presencia de dolor abdominal, el reflujo gástrico, los vómitos, el sangrado digestivo, y el estreñimiento o la diarrea crónica.

 

Por último, estos procedimientos quirúrgicos en la cirugía abdominal pueden realizarse por abordaje abierto, o por la técnica mínimamente invasiva llamada también laparoscopia. La decisión de una u otra técnica depende de la patología a tratar y de las condiciones del paciente.

 

La hernia inguinal es la intervención que se realiza con mayor frecuencia. 

 

¿Qué fines persigue la cirugía de la pared abdominal?

 

 

Este tipo de intervenciones comprende todos los problemas relacionados con hernias abdominales, inguinales, diástasis o tumoraciones de piel. La pared abdominal tiene importantes funciones en la vida diaria. La musculatura de esta zona está implicada en todos los movimientos que realiza el tronco diariamente: la flexión, la extensión, el coger peso, realizar ejercicios de gimnasia, la musculación, así como maniobras como toser, estornudar o defecar.

 

De manera que los problemas relacionados con la pared abdominal pueden influir seriamente en la calidad de vida del paciente. De ahí la importancia de atender a los primeros síntomas y buscar soluciones para tratarlo.

 

 

Tratamiento de la hernia inguinal, ventral, la diástasis de músculos rectos y patologías de la piel

 

 

La hernia inguinal es la intervención que se realiza con mayor frecuencia en cirugía general. Suele aparecer más frecuentemente en el hombre que en la mujer, y conlleva molestias e incomodidades para el que la padece.

 

Tiene fácil solución quirúrgica con una reparación con malla, para evitar la recidiva o recurrencia y suele realizarse con anestesia local y sedación. El proceso de recuperación es rápido.

 

La hernia ventral comprende la eventración y la hernia de ombligo. Ambas suelen ser muy frecuentes y pueden provocar molestias o la posibilidad de complicación como la estrangulación en un pequeño porcentaje de casos. Según las características del paciente, el tratamiento quirúrgico se realiza en la mayoría de las situaciones, reparando y reconstruyendo la pared abdominal y colocando una malla que permita aportar seguridad y funcionalidad a la reparación.

 

Suelen ser técnicas seguras, eficaces y con índice de recurrencia por debajo del 3%, en manos expertas. Otra patología a destacar es la diástasis de músculos rectos. Provoca trastornos funcionales al hacer fuerza con el abdomen y problemas estéticos.

 

Y por último, la patología de la piel y del tejido superficial es muy frecuente, en forma de lipomas y quistes de grasa. Mediante la anestesia local se pueden solucionar estas tumoraciones que a veces se complican con infección, dolor o crecimiento progresivo si no se operan.

Por Dr. José Antonio Bueno Lledó
Cirugía general

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Extremadura y Doctor en Medicina por la Universidad de Valencia, el Dr. Bueno Lledó es un reputado especialista en Cirugía general y en Aparato digestivo. 

Miembro destacado de la Unidad de Cirugía de Pared Abdominal y Corta Estancia en el Hospital La Fe de Valencia, compagina su labor asistencial con la docencia, ejerciendo como Profesor asociado en la Universidad de Valencia. Ha sido Jefe de sección desde 2014 hasta Junio 2019.

El Dr. Bueno es miembro de varias sociedades médicas, como la Asociación Española de Cirugía (AEC), la European Hernia Society (EHS), la Asociación Española de Cirugía Ambulatoria (ASECMA). Además, es Vocal de Sección de Pared abdominal de la Asociacion Española de Cirujanos

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..