Dolor de espalda: la hernia discal y la cirugía discal

Escrito por: Dr. Enrique Ferrer Rodríguez
Publicado: | Actualizado: 04/12/2019
Editado por: Nicole Márquez

El dolor de espalda está considerado unos de los problemas de salud más presentes en el ser humano. La adaptación del Hombre a la posición erguida presenta algunos problemas de diseño, no resueltos todavía por la naturaleza. Debemos considerar al dolor de espalda como consecuencia de un problema degenerativo y de desgaste, al que estamos sujetos todos los seres humanos a lo largo de nuestras vidas, como expresión, además, de que el momento evolutivo del hombre al pasar de cuatro a dos piernas no ha finalizado aún.

 

¿Por qué aparece el dolor de espalda?

 

La postura anómala que adquirimos como consecuencia de nuestros hábitos o de alteraciones estructurales congénitas o adquiridas, favorecerán el desarrollo de problemas en la columna vertebral que se manifestarán con dolor. Ahí podemos incluir todo tipo de disfunciones estructurales estáticas y dinámicas, llevadas a efecto tanto de día como durante el sueño. El sedentarismo y, en ocasiones, el deporte son nuevos factores que también inciden en la aparición del dolor de espalda.

 

No es cierto que el 85% de estos dolores no tienen una causa específica, pero sí cuyo origen primero, no conocemos o logramos identificar. El dolor de espalda es un síntoma de alerta de una disfunción.

 

El dolor de espalda es un síntoma de alerta de una disfunción.

 

La hernia y la cirugía discal

 

Uno de los diagnósticos asociados al dolor de espalda puede ser frecuentemente debido a las hernias discales, también llamadas discopatías agudas. Es importante aclarar que todo proceso degenerativo de la columna vertebral, y en concreto del disco intervertebral, sigue por diversas fases evolutivas y distintas formas de manifestación.

               

Es cierto que pacientes con dolor secundario debido a una discopatía, experimentan un alivio espontáneo de su dolor al cabo de un cierto tiempo, pero debe quedar claro que la enfermedad discal continúa su curso; sigue evolucionando hasta alcanzar una situación avanzada, o terminal, en el proceso degenerativo espinal. Los profesionales son los responsables de tener en cuenta el tipo de paciente y su momento cronológico para poder suministrar la terapéutica adecuada y proporcional.

 

Un cirujano no deberá plantear la cirugía discal en un paciente en el inicio clínico de la enfermedad discal, excepto en aquellas situaciones en las que la imagen sea catastrófica estructuralmente o exista un daño neurológico que ponga en riesgo la persistencia de secuelas neurológicas. En los casos no urgentes se esperará la evolución, asistida por un tratamiento conservador. Y la indicación quirúrgica se planteará ante cuadros de dolor persistente, que afecten la calidad de vida del paciente o en casos en que los episodios de dolor que reaparezcan con frecuencia.

 

¿Quién debe tratar la hernia discal?

 

El dolor de espalda deberá tratarlo quien sepa tratarlo de verdad, indistintamente de su especialidad: el neurocirujano o el cirujano ortopédico especializado, le aplicará el tratamiento que considere necesario. Pero el tratamiento del dolor de espalda compete también  a profesionales como los fisioterapeutas o neurofisiólogos, entre otros, debido a la complejidad de la enfermedad que requiere planteamientos multimodales.

 

¿Si dejo de notar dolor significa que me he curado de la hernia discal?

 

Hay pacientes y profesionales que quieren ignorar el carácter evolutivo de la enfermedad discal pensando que su problema se ha curado por el hecho de que su dolor ha cedido. En realidad, el dolor ha cedido gracias a las medidas de auto reparación de la naturaleza o de adaptación del propio paciente. No obstante, la evolución degenerativa persiste, manifestándose en la edad avanzada en su fase final, en forma de estenosis raquídea (estrechamiento de la columna vertebral que provoca presión sobre la médula espinal).

 

¿La cirugía discal tiene efectos secundarios?

 

La enfermedad discal produce una gran limitación de la calidad de vida de los pacientes afectados. La cirugía pretende aliviar este impedimento, pero difícilmente se volvería al segmento vertebral a una situación óptima. De la misma forma, encontramos los problemas añadidos y causados directamente por el tratamiento quirúrgico. A veces, la dificultad fundamental reside en el estudio y diagnóstico preciso del problema que aqueja el paciente y, por tanto, en el diseño de una estrategia terapéutica adecuada, sea conservadora o quirúrgica.

 

Toda la cirugía reconstructiva o reparadora contempla problemas potenciales, pero no por eso dejamos de ver cómo se sustituyen articulaciones de la cadera o de la rodilla a pesar de que no todos los pacientes intervenidos quedan asintomáticos. Es un sencillo ejercicio estadístico de bienestar, frente a la alteración severa de la calidad de vida, aplicable también en los problemas de la columna.

 

En el caso de la discopatía crónica, la estenosis lumbar desarrollada en el transcurso de años de degeneración y artrosis, los pacientes, siempre de edad avanzada, presentan dolor lumbar y sobre todo la claudicación de la marcha, es decir, la aparición de síntomas dolorosos o sensitivos, que obligan al paciente a sentarse después de caminar una corta distancia.

Por Dr. Enrique Ferrer Rodríguez
Neurocirugía

El Dr. Ferrer Rodríguez es toda una eminencia de la especialidad con más de 35 años de experiencia,23 de ellos ha sido Jefe de Servicio de Neurocirugía del Hospital Clínic de Barcelona. Actualmente Jefe de Neurocirugía del Hospital Sant Joan de Déu. Ha ocupado cargos de responsabilidad en diversas entidades, llegando a presidir la Sociedad Española de Neurocirugía. Es un experto en cirugía mínimamente invasiva craneal y espinal, además compagina su actividad profesional con la docencia universitaria.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.