COVID-19 y sexualidad: ¿Es seguro mantener relaciones sexuales estos días?

Escrito por: Dr. Humberto Suárez Regardíz
Publicado:
Editado por: Patricia Pujante Crespo

El confinamiento puede hacer que nos hayamos planteado una pregunta muy común estos días, sobre lo que se ha escrito poco: “¿Es seguro mantener relaciones sexuales en estos días?”.

 

El COVID-19 no se considera una enfermedad de transmisión sexual, dado que no se conoce que el virus pueda transmitirse por vía genital. Como ya sabemos, el virus puede propagarse, principalmente, de persona a persona, a través de las pequeñas gotas que salen desde la vía respiratoria de una persona infectada cuando tose, estornuda o habla muy cerca. Dichas gotas pueden caer en la boca, en los ojos o la nariz de las personas que estén cerca. El beso, por ejemplo, es una práctica muy común en nuestro día a día, y también durante el coito, y el virus se transmitiría en tal caso a través de la saliva. Pero, ¿qué es la relación sexual sino una manera de poner en contacto nuestro cuerpo con el del otro?

Pareja abrazándose y besándose - sexo y COVID-19 - by Top Doctors
Durante el confinamiento deben extremarse las medidas de higiene y seguridad,
también en referencia a las relaciones sexuales

 

Plantearse: ¿hemos estado en contacto con personas de riesgo?

Hay que partir del hecho de asegurarnos no estar contagiados por el COVID-19 y, para ello, es necesario saber si hemos estado en contacto con personas de alto riesgo en las últimas dos semanas y si no tenemos los síntomas clásicos ya conocidos: tos, dolor de garganta, fiebre, cansancio o fatiga, malestar generalizado, etc.

 

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los síntomas no son siempre tan evidentes. De ahí que lo ideal sea limitar las exposiciones. Y una manera de hacerlo es mantener relaciones sexuales con la pareja habitual, no es posible estar seguros de que esa persona con la que se intenta tener un encuentro sexual “casual” esté sana. En caso contrario, la masturbación puede ser la mejor alternativa para satisfacer el deseo sexual.

 

Las prácticas sexuales deben ser higiénicas y seguras

Aunque no se ha demostrado contagio a través de semen o fluidos vaginales, sí que hay reportes de que las heces pueden ser transmisoras del virus, por lo que se deben evitar prácticas como el sexo oral-anal o el contacto con juguetes sexuales que se hayan introducido en el ano.

 

A parte de lo anterior, hay que mantener un aseo adecuado de nuestro cuerpo y de los juguetes sexuales. Hay que recordar que el jabón rompe la membrana de grasa que cubre y protege el virus, de manera que el aseo con agua y jabón es nuestro mejor aliado.

 

A pesar de conocer que la vía de contagio son las mucosas de la boca, nariz y ojos, besarse o acariciarse no representa riesgo alguno si se pueden mantener las condiciones de seguridad que hemos mencionado.

 

Los colectivos de riesgo deben extremar precauciones

Aunque pueda afirmarse que las parejas sin riesgo de COVID-19 pueden mantener relaciones sexuales con mucha seguridad, no hay que olvidar el cuidado que deben tener las personas con compromiso de su sistema inmunitario o de defensa, como pueden ser pacientes con enfermedades crónicas tales como enfermedad broncopulmonar, asma, VIH, enfermedades autoinmunes como la artritis, cardiopatías severas, pacientes en tratamiento por cáncer, pacientes trasplantados, etc.

 

Por último, cabe destacar que, encontrarse en confinamiento puede aumentar las oportunidades de mantener relaciones sexuales, siendo una actividad muy agradable que ayuda a mitigar las consecuencias de este incómodo “encierro”, pero no debe olvidarse que el consentimiento es imprescindible. Una negativa a mantener relaciones sexuales no significa una falta de deseo o cercanía con la pareja, sino que puede deberse, simplemente, a que el estado de ánimo de la otra persona no sea el adecuado para el contacto físico, por lo que debemos ser capaces de respetar las necesidades de la pareja y mostrar nuestra mejor capacidad de entendimiento y apoyo.

 

Si necesitas contactar con un especialista, utiliza nuestro servicio de Telemedicina.

Por Dr. Humberto Suárez Regardíz
Urología

El Dr. Humberto Suárez Regardíz es un reputado especialista en Urología y Andrología, con una excelente trayectoria en el tratamiento de las enfermedades del sistema urinario, genital y de la sexualidad tanto en hombres como en mujeres.

En su exhaustiva formación se ha especializado en las técnicas más innovadoras y menos invasivas, con el objetivo de alcanzar la excelencia en el trato, atención y efectividad para sus pacientes. Es además de Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Carabobo, especialista en Cirugía General y también Urología por la misma universidad, y especialista en Andrología por la Universidad Autónoma de Barcelona, entre otros muchos títulos.

A lo largo de su trayectoria ha ocupado puestos de responsabilidad en centros de prestigio como el Centro Policlínico Valencia, el Instituto Docente de Urología y el Instituto Docente Los Jarales.

Actualmente, atiende a sus pacientes en el Instituto Médico Tecnológico, Prostate Institute Barcelona (ubicada en clínica Corachan) y Centro Sanitario Can Mora.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.