Consejos para el día a día del paciente con arritmia

Escrito por: Dra. Gloria Oller Cid
Publicado:
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

 La palabra arritmia es como un nombre que necesita un apellido para identificarse ya que existen diversos tipos de arritmias.

 

Fundamentalmente hay arritmias en corazón estructuralmente sano, es decir, en ausencia de enfermedad de las válvulas, musculatura o arterias del corazón, y arritmias en corazón con alguna patología. En el primer caso, las que aparecen en corazón estructuralmente sano, son más benignas que las que se presentan en corazón enfermo.

 

Dentro de las que se presentan en corazón sano, hay las que se producen por alguna anomalía en el sistema eléctrico del corazón y las que se producen por situaciones externas, como consumo de excitantes y situaciones de estrés.

 

Síntomas, ¿cómo sé que tengo arritmia?

La mayoría de los pacientes notan sensación de palpitaciones, es decir, percepción de latido rápido, intenso o irregular. En algunos casos también se puede sentir una sensación de inestabilidad o mareo e incluso de ahogo.

 

En ocasiones, las más benignas, se pueden percibir como una sensación de vuelco a nivel del corazón.

 

Por otra parte, en muchas ocasiones se puede tener arritmia crónica y no notar ningún síntoma.

 

En muchas ocasiones se puede tener arritmia crónica y no notar ningún síntoma

 

La vida con arritmias, ¿se puede vivir con ellas?

Por supuesto, el paciente con arritmias puede mantener una vida normal. La mayor parte de las arritmias se controlan bien con el tratamiento y su importancia es muy variable dependiendo de la enfermedad cardiaca que las provoca.

 

Viajar con arritmia

Cuando las arritmias son benignas o crónicas, es decir, es una arritmia que el paciente ha tenido siempre, no hay ningún problema en viajar e incluso coger aviones.

 

En caso de arritmias que se presentan en forma de episodios súbitos, generalmente el paciente dispone de un tratamiento del que puede tomar una dosis suplementaria en caso de presentar los síntomas de arritmia durante un vuelo. Lo más conviene en este caso, preguntar al cardiólogo antes de iniciar el viaje, así como qué tratamiento puede tomar en caso de necesidad.

 

Practicar deporte con arritmia

La práctica de deporte no está limitada por la arritmia en sí, si no por la enfermedad cardíaca que provoca la arritmia.

 

En caso de arritmias benignas no hay limitación, incluso paradójicamente los síntomas desaparecen con la actividad deportiva.

 

Hay arritmias que están relacionadas con la práctica deportiva intensa y, en estos casos se debe limitar la intensidad, aunque sin abandonar el deporte.

 

Por último, la actividad deportiva en arritmias relacionadas con enfermedad de la musculatura, las válvulas o las arterias del corazón se debe establecer para cada caso en particular.

En general se recomiendan ejercicios aeróbicos como correr, bicicleta y natación. Aunque la actividad deportiva pueda estar limitada, la actividad física consistente en andar a diario 30 minutos como mínimo, raramente está contraindicada.

 

Consejos para el día a día del paciente con arritmias

En el caso de arritmias benignas, se recomienda evitar sustancias excitantes: cafeína, bebidas energéticas, alcohol y situaciones de estrés.

 

Si su cardiólogo le ha confirmado que se trata de arritmias benignas, no debe asustarse al notarlas, ya que esta misma situación de alarma y estrés hace que sean más frecuentes.

 

En las arritmias que requieren tratamiento, es fundamental seguir las dosis de medicamento establecidas por su médico y consultar con él la posibilidad de disponer de una dosis suplementaria de tratamiento en caso de necesidad.

 

También es recomendable consultar con su cardiólogo en qué situación debe acudir a un servicio de urgencias en caso de persistencia de los síntomas, ya que dependerá del tipo de arritmia.

Por Dra. Gloria Oller Cid
Cardiología

La Dra. Oller Cid es una reconocida especialista en Cardiología. Cuenta con más de 15 años de experiencia en la profesión y una larga trayectoria en la prevención y tratamiento de las enfermedades valvulares y coronarias, entre otras patologías del sistema cardiovascular. En este sentido, obtuvo un Máster en Cardiología y un Máster en Imagen Cardíaca, ambos por la Universidad Miguel Hernández.

A lo largo de su trayectoria ha combinado su labor asistencial con la docencia, siendo profesora de prácticas de Cardiología a los alumnos de Medicina de la Universidad Internacional de Catalunya. Paralelamente también desarrolla una importante actividad investigadora y divulgativa, habiendo participado en más de 100 congresos, cursos y comunicaciones médicas y pertenece a las sociedades más importantes en Cardiología a nivel nacional e internacional.

Ha ostentado puestos de responsabilidad en centros médicos y hospitalarios de prestigio, siendo jefa de servicio de Cardiología del Hospital General de Cataluña, entre otros. En la actualidad ejerce como cardióloga en Àptima Centre Clínic,

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.