Tratamiento de la arritmia

Escrito por: Dr. Julián Pérez-Villacastín Dominguez
Publicado: | Actualizado: 03/11/2018
Editado por: Top Doctors®

¿Qué es una arritmia?

Llamamos arritmia a cualquier alteración del ritmo normal del corazón. ¿Cómo las clasificamos? Las podemos clasificar de una forma muy sencilla. Primero por el lugar en el que se origina la arritmia. Hablaremos entonces de arritmias ventriculares cuando el problema esté en los ventrículos que son las principales cámaras del corazón y supraventriculares cuando las arritmias se originen en la parte de arriba, en las aurículas. Además las vamos a clasificar en dos tipos: bradiarritmias, que quiere decir que el corazón va más lento de lo normal. Si el corazón late entre 60 y 100 latidos por minuto nos podemos imaginar qué sucede si va por ejemplo a 30 latidos por minuto. Y lasllamamos taquiarritmias cuando el corazón late mucho más rápido de lo normal. De esta forma tan sencilla podemos ya hacernos una idea de cada arritmia.

¿Qué la causa? ¿Existen factores de riesgo?

Hay dos tipos fundamentales de causas, el daño que nosotros hagamos a nuestro corazón, queriendo o sin querer y como ejemplo tenemos la hipertensión arterial, es algo que sobrecarga al corazón y que hace que al final el corazón tenga arritmias. Otras causas de arritmias son si uno tiene un infarto de miocardio, si uno tiene cicatriz en el corazón porque le han operado; todo esto puede producir arritmias. Y luego la otra parte es que alguien nazca con un problema congénito que afecta a la electricidad de su corazón. Esto también es la segunda causa importante de arritmias. Es decir, hay unas causas congénitas y otras causas adquiridas.

¿Qué tratamientos existen?

En los últimos años esto ha cambiado muchísimo y ahora somos capaces de curar muchas arritmias. Lo que tenemos que ver primero es que haya algún factor predisponente. Si tenemos una causa, bien sea una enfermedad, o que nosotros fumamos, o que bebemos alcohol, o que tenemos la tensión muy alta, entonces lo primero que hay que hacer es controlar estos factores de riesgo. Imagínese, a veces el corazón va muy lento porque uno toma medicamentos antiarrítmicos, al quitar los medicamentos, esto se normaliza. Cuando estamos hablando de arritmias rápidas o taquicardias, tenemos que ver qué tratamientos pueden solucionar el problema. Primero tendremos medicación. Simplemente la toma de medicación es suficiente. Cuando esto no es así y solo con medicación no podemos controlar el ritmo del corazón, procedemos a realizar procedimientos que llamamos de ablación. En estos procedimientos se introduce un catéter como este en el corazón y se queman las zonas que producen las taquicardias. En la parte de arriba del corazón tenemos éxito prácticamente en el 99% de los casos y eso ha sido un adelanto muy importante. Es lo que se llama ablación con radiofrecuencia o con otras energías. Pero hay veces que no somos capaces de prevenir las arritmias y que las arritmias a su vez son peligrosas, las que hacen que el corazón vaya tan rápido que es incapaz de expulsar sangre y pueden causar la muerte, la muerte súbita que llamamos. En estos casos a veces utilizamos lo que llamamos desfibriladores implantables. Son más grandes que los marcapasos, se colocan debajo de la piel y son capaces de que cuando el corazón tiene una de estas taquicardias liberan una descarga eléctrica y hacen que vuelva otra vez el ritmo normal que es el ritmo sinusal.

Por Dr. Julián Pérez-Villacastín Dominguez
Cardiología

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid. Se especializó en Cardiología y Electrofisiología en la Fundación Jiménez Díaz. Desde el año 2000 ha dirigido la Unidad de Arritmias del Hospital Clínico San Carlos en Madrid. Desde hace 3 años es Director del Instituto Cardiovascular de dicho hospital, pionero en gestión clínica, cuyo núcleo lo integran los Servicios de Cardiología, Cirugía Cardiaca y Cirugía Vascular. Ha formado parte del Comité de Acreditación de la Sociedad Europea de Cardiología y ha sido Secretario General de la Sociedad Española de Cardiología. Recientemente, junto con sus colaboradores ha publicado el libro “Electrocardiografía para el Clínico” e imparte un Curso con el mismo título, al que hasta hora han asistido más de 7.000 profesionales.

 

 

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes