Cómo tratar la disfunción eréctil

Escrito por: Dr. Alberto Budía Alba
Publicado:
Editado por: Margarita Marquès

La disfunción eréctil es la incapacidad persistente para alcanzar y mantener una erección suficiente para realizar un coito satisfactorio. Su prevalencia es del 19% aproximadamente con importantes variaciones en función de la edad.

 

¿Por qué se produce?

La causa más frecuente es la vascular de origen arterial: hipertensión arterial, diabetes, tabaquismo, obesidad, cirugía radical prostática, radioterapia pélvica o enfermedades vasculares.

 

También puede haber una causa de origen venoso, por fallo del mecanismo córporo-veno-oclusivo. Esta causa suele ser en pacientes jóvenes.

 

Otras causas son:

  • Disfunción de origen neurológico: enfermedades neurológicas como la esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, lesiones medulares, diabetes, polineuropatía, entre otras.
  • Causas anatómicas: incurvación peneana, traumatismo peneano.
  • Causa hormonal: déficit de testosterona, hiperprolactinemia, hipertiroidismo, hipotiroidismo.
  • Causa psicógena: estrés, problemas de pareja, miedo al fracaso (ansiedad de rendimiento).
  • Por fármacos: antihipertensivos (diuréticos y beta-bloqueantes), antidepresivos y antipsicóticos, antihistamínicos y drogas de abuso.

 

La disfunción eréctil es la incapacidad persistente para alcanzar y
mantener una erección suficiente para realizar un coito satisfactorio

 

¿Cómo se estudia?

Una de las partes más importantes de la evaluación es la entrevista clínica.

  • Entrevista clínica: comienzo de los síntomas, duración y circunstancias en las que apareció. Grado de impotencia (ausencia completa de erección, grado de rigidez, pérdida de la erección de forma precoz), circunstancias en las que ocurre (masturbación, estímulo visual o táctil, otras parejas), presencia o no de erecciones espontáneas (matutinas o nocturnas), apetito sexual, alteraciones de la eyaculación o del orgasmo.  
  • Exploraciones complementarias: suele estudiarse mediante una analítica hormonal (determinación de testosterona, SHBG, LH, prolactina, FSH, TSH, ACTH, GH y estradiol). Se realizan otras exploraciones dependiendo de la sospecha clínica. Las más frecuentes que se hacen son:
    • Test de tumescencia y rigidez nocturna (RIGISCAN): mide la rigidez del pene durante la fase REM del sueño. Descarta causas orgánicas de la erección.
    • ECO-doppler del pene: evalúa el origen vascular de la disfunción. 

 

¿Cómo se trata?

Se recomiendan diferentes pautas de tratamiento:

  • Cambios en el estilo de vida y modificación de los factores de riesgo: eliminar el tabaco, drogas, alcohol o fármacos que alteran los mecanismos de la erección (b-bloqueantes y psicótropos). Tratamiento adecuado de la diabetes, hiperlipidemia e hipertensión arterial.
  • Tratamiento hormonal: sólo en el caso de déficit sintomático de testosterona.
  • Inhibidores de la 5 fosfo-diesterasa (tadalafilo, sildenafilo, vardenafilo, avanafilo): es el tratamiento de primera línea. Son todos fármacos administrados por vía oral. No deben administrarse con nitratos, en pacientes con retinopatía pigmentaria, insuficiencia renal crónica y hepatopatía.
  • Fármacos de administración intracavernosa: sea autoadministra por parte del paciente, mediante una inyección en la cara lateral del pene. Está contraindicado en pacientes con tratamiento anticoagulante.   
  • Fármacos intrauretrales y tópicos:  se trata de cremas aplicables dentro de la uretra peneana mediante el uso de una cánula o aplicadas sobre el meato uretral.
  • Dispositivos de vacío: producen una tumescencia pasiva del pene que se mantiene por la aplicación de un anillo constrictivo en el pene.
  • Cirugía: es el tratamiento de tercera línea, tras el fallo de los anteriores. La técnica depende de la alteración existente:
    • Prótesis peneana: maleables (semi-rígidas) o inflables (2 o 3 componentes).
    • Revascularización peneana: en casos muy seleccionados con una lesión arterial muy localizada.    

Por Dr. Alberto Budía Alba
Urología

El Dr. Alberto Budía Alba está especializado en Urología, concretamente en el tratamiento de patologías como la litiasis urinaria, endourología, hiperplasia benigna de próstata, oncología urológica, andrología e infección urinaria.

Se doctoró en Medicina y Cirugía con la calificación de Cum Laude por la Universidad de Valencia y dispone de un máster en Dirección y Organización de Hospitales y Servicios de Salud por la Universidad Politécnica de Valencia.

Además ha compaginado su labor como urólogo con la docencia, ejerciendo como profesor asociado de Urología de la Universidad de Valencia y como profesor en diferentes cursos organizados por la AUCV y AEU y del Centro de Cirugía Mínimamente Invasiva de Cáceres.

En la clínica, se han visitado a más de 10.000 pacientes en los últimos años y ha sido pionero en la introducción de técnicas innovadoras en el Hospital Virgen del Consuelo como el Láser verde (Greenlight XPS), la cirugía endoscópica y la cirugía laparoscópica. Actualmente, pasa consulta en el Hospital Vithas Virgen del Consuelo y en el Hospital Casa de Salud.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..