¿Cómo es la recuperación tras una cirugía de columna?

Escrito por: Dr. Alberto Marqués Rapela
Publicado: | Actualizado: 18/02/2020
Editado por: Carlota Rincón Muñoz

 

La labor del experto no termina en el quirófano

Hoy en día, las técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas han posibilitado que la recuperación de los pacientes sea más rápida y las molestias sean menores. Además, el cirujano tiene la posibilidad de tener una mayor precisión en los movimientos gracias a la aparatología que se utiliza. Sin embargo, la labor del experto no termina en el quirófano. Cuando se ha realizado la intervención, entramos en una segunda fase en la que, para mejorar los resultados de la cirugía, el especialista tiene que poner en práctica diferentes técnicas de recuperación.

 

¿Qué papel tiene el cirujano en la recuperación del paciente?

Para esta segunda fase mencionada anteriormente, es fundamental que todos los especialistas trabajen bajo las indicaciones del cirujano, respetando los periodos de cicatrización. Es importante que se trabaje desde una perspectiva multidisciplinar entre fisioterapeutas, readaptadores e incluso en algunos casos, un dietista. De esta manera, el paciente se siente arropado desde el día de la intervención hasta su completa recuperación.

 

Este método garantiza que la recuperación del paciente sea más rápida, gane en movilidad y tenga un dolor post-quirúrgico menor. Por lo tanto, la labor del cirujano se basa en el estudio, la investigación y la realización de técnicas para mejorar los resultados obtenidos. Es el momento de intentar modular la respuesta del dolor que ya no es controlable quirúrgicamente.

 

Después de la intervención, el paciente nota una mejoría espectacular, que en los siguientes días cambiará por la acción de los nervios de la zona que producen una descarga de neurotransmisiones lo que provoca un dolor que dura alrededor de 2 semanas.

 

La neuromodulación nerviosa con estimulación eléctrica a través de agujas de acupuntura es una de las técnicas utilizadas 

 

¿Qué técnicas se utilizan para la recuperación del paciente?

Para aliviar los síntomas y las molestias tras la cirugía de columna mínimamente invasiva se utilizan nuevas técnicas de rehabilitación y neuromodulación, que tienen como objetivo principal buscar el cambio en la respuesta habitual del nervio después de la cirugía para que el paciente responda de una manera diferente y controlada. Esta respuesta se consigue mediante técnicas como:

  • Introducción de factores estimuladores de crecimiento intraoperatorio en el espacio donde la medula queda liberada. Estos factores se obtienen de la propia sangre del paciente centrifugando las plaquetas que, al quedar activadas, liberan los factores que tienen efecto antiinflamatorio, además de regenerador. La aplicación de esta técnica ha supuesto un gran avance en la recuperación de pacientes con cola de caballo (parte final de la lesión medular) cuando pierden el control de los esfínteres debido a la perdida de la fuerza en las piernas.
  • Neuromodulación nerviosa con estimulación eléctrica a través de agujas de acupuntura para dolores residuales que consiste en modular la respuesta estimulando el nervio. De esta manera se envían electrones y se controla la respuesta que llega al cerebro modulando la respuesta del nervio. Así se disminuye el dolor y se reestablece un equilibrio óptimo en la biología de los nervios y los tejidos inervados por ellos.
Tras una cirugía mínimamente invasiva de columna, la labor del experto no termina en el quirófano
  • Nuevos aparatos neuromoduladores no invasivos; (SIS) Sistema súper inductivo. Son aparatos que buscan el mismo efecto que la acupuntura mediante impulsos de luz. Esta técnica se puede utilizar en pacientes postquirúrgicos o en mejorar los dolores de espalda en pacientes que no es necesario que pasen por el quirófano. Entre los efectos terapéuticos que ofrecen están: la movilización articular, la aceleración de la consolidación de fracturas, la mioestimulación y la reducción de la espasticidad.
  • Fisioterapia especifica en la que el fisioterapeuta especialista en columna, el readaptador y el cirujano mantienen un contacto directo para que, mediante las indicaciones de este último, se pueda aplicar la terapia que active las estructuras que no funcionaban antes. De esta manera se potencia la musculatura estabilizadora de la cadera y se busca el mejor control lumbo pélvico.

En definitiva, el objetivo es trabajar el musculo para que genere movimiento y el movimiento suprima el dolor. Si el musculo vuelve a funcionar, el dolor irá disminuyendo poco a poco.

Por Dr. Alberto Marqués Rapela
Traumatología

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra, el Dr. Alberto Marqués es un reputado especialista y referente en el uso de la cirugía endoscópica de columna. Experto en traumatología deportiva y técnicas artroscópicas avanzadas de hombro, codo, muñeca, cadera, rodilla y tobillo, ha obtenido también el título de Médico Especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología por el sistema de formación de Médicos Internos. Hoy en día desarrolla su carrera en la Policlínica Gipuzkoa de Donostia, donde dirige la Unidad de Cirugía Endoscópica de Columna y en el Hospital Viamed de Lardero, Logroño. Además, ha desarrollado con éxito su propia patente, Almara, un novedoso dispositivo que permite realizar injertos óseos en 10 segundos.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.