Cómo diagnosticar y tratar la anomalía del menisco discoideo

Escrito por: Dr. Antonio Cubillo Martín
Publicado:
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

El menisco discoideo es una anomalía en la forma del menisco. Normalmente, el menisco tiene la forma de una semiluna, y en esta entidad el menisco tiene forma de un disco.

 

Causas del menisco discoideo

Las causas concretas no están claras. De hecho, existen diferentes teorías que se basan en una alteración durante el desarrollo del menisco, pero hasta ahora no hay ninguna demostrada. Normalmente, el menisco discoideo suele existir en ambas rodillas y suele afectar al menisco externo, es decir, el lado de fuera de la rodilla.

 

Síntomas del menisco discoideo

Por regla general, un menisco discoideo no da síntomas, sino que se diagnostica de forma accidental cuando se realizan pruebas complementarias, como la RMN (Resonancia Magnética Nuclear).

 

No obstante, si el menisco discoideo se encuentra dañado o roto, sí que puede producir síntomas, que serían los siguientes:

  • Dolor
  • Chasquidos
  • Bulto en la zona externa de la rodilla
  • Bloqueos, el paciente no es capaz de estirar completamente la rodilla

menisco

Pero, ¿cómo puede producirse una rotura de menisco? Un menisco se puede romper si:

  • Se tuerce o flexiona en exceso la rodilla
  • Se detiene y cambia de dirección al correr, al aterrizar de un salto o al girar la rodilla
  • Levantar algo pesado cuando se está en cuclillas
  • Cuando se recibe un golpe en la rodilla, por ejemplo realizando actividades deportivas como el fútbol o el rugby.

 

Tratamiento del menisco discoideo

En primer lugar, es necesario que se realice una exploración adecuada de la rodilla por parte de un especialista en Traumatología. La prueba de elección para el diagnóstico es la Resonancia Magnética, que complementa la información obtenida. Mediante ella, se podrán diagnosticar roturas, quistes u otras lesiones de rodilla.

 

No obstante, si el menisco discoideo no es sintomático, no hará falta comenzar un tratamiento. En los meniscos con más problemas el tratamiento aplicado puede depender de factores como la edad, el nivel de actividad o de donde se produjo el desgarro. Para los desgarros leves, se puede tratar la lesión con reposo y ejercicios de fisioterapia.

menisco discoideo

 

Por otro lado, en los meniscos con desgarros más graves, es posible que sea necesaria una artroscopia (una cirugía) de rodilla para reparar el menisco. En este tipo de cirugía se hacen pequeños cortes en la rodilla para posteriormente introducir diminutas herramientas quirúrgicas y una pequeña cámara con la que se sigue la reparación del desgarro.

Por Dr. Antonio Cubillo Martín
Traumatología

El Dr. Cubillo Martín es un reconocido especialista en Traumatología y Ortopedia. Es experto en Traumatología del deporte, artroscopia, cadera y rodilla pediátrica. Durante casi 20 años ha sido médico adjunto en el Servicio de Traumatología y Ortopedia Infantil del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, área en donde actualmente es jefe de sección. Ha realizado 41 publicaciones en libros, monografías y revistas especializadas nacionales e internacionales, y 93 comunicaciones en congresos. Es miembro de la Sociedad Española de Traumatología del Deporte y de la Sociedad Española Artroscopia.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.