Carrera para encontrar una vacuna contra el COVID-19

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Cristina Mateo

Laboratorios del todo el mundo trabajan para desarrollar una vacuna que pueda frenar al virus y evitar un nuevo brote.

 

Los contagios declarados en todo el mundo siguen aumentando y alcanzan ya los 6,3 millones, mientras que la cifra de fallecido sobrepasa los 377.552. En total hay 195 países afectados por el virus y la prioridad de todos ellos es encontrar una vacuna que evite un nuevo contagio.

 

Recordemos que el SARS-CoV-2 es un tipo de coronavirus que causa la enfermedad del COVID-19 y que a día de hoy todavía la gran mayoría de la población es vulnerable al contagio.

 

Por ahora el virus sigue circulando libremente por las personas, algo que preocupa tras conocerse que su capacidad de contagio es superior a la que en un principio se estimó. De manera que ni la distancia social o el uso de mascarillas son medidas efectivas para frenar el riesgo de contagio hasta niveles de relativa seguridad.

 

Solo 8 de las 120 vacunas candidatas han superado la fase I.

 

¿Qué pasos hay que seguir?

 

Además de la dificultad que conlleva desarrollar una vacuna a contra reloj, también es importante valorar otros desafíos que ralentizan el proceso habitual de desarrollo, y para conseguirlo es importante:

  • Acelerar los procesos de desarrollo.
  • Garantizar que la vacuna pueda producirse a gran escala.
  • Asegurar campañas masivas de vacunación para que todo el mundo tenga acceso a ella.

 

Por otro lado, una vez se consiga desarrollar la vacuna será imprescindible comprobar su eficacia y si es segura o no para los humanos.

 

Por lo tanto, deberá someterse a un riguroso y largo proceso dividido en las siguientes tres fases:

  1. Fase I. La vacuna se testa a un grupo reducido de personas y se determina la seguridad y los efectos biológicos e inmunológicos en humanos.
  2. Fase II. Se amplía la muestra de sujetos a quienes se les administra la vacuna y se determina la dosis y vía de administración.
  3. Fase III. Se incluye a más sujetos en la muestra y se amplía a varios países. También se testa el prototipo de vacuna contra un placebo.

 

Una vez superadas estas fases se solicitará a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) su autorización. Solo si se consigue se procederá a la fabricación de vacunas a gran escala para el uso de la población.

 

Como último paso se realizará una comprobación de la eficacia de la vacuna y se controlará que no aparezcan casos adversos.

 

Por ahora, según apunta la Organización Mundial de la Salud (OMS), de las casi 120 vacunas candidatas contra el COVID-19 ocho se encuentran en la fase I o II de ensayos clínicos, mientras que el resto siguen en la fase preclínica haciendo sus tests en animales.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Inmunología


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..