Cáncer de pulmón: extirparlo con técnicas mínimamente invasivas

Escrito por: Dr. Roberto Mongil Poce
Publicado:
Editado por: Patricia Pujante Crespo

La cirugía torácica mínimamente invasiva del cáncer de pulmón es una técnica quirúrgica que se emplea para extirpar tumores pulmonares sin necesidad de abrir al paciente con una gran cicatriz, como se hacía con la técnica convencional.

 

¿Para qué se utiliza la cirugía torácica mínimamente invasiva del cáncer de pulmón?

Se utiliza para extirpar tumores pulmonares, aunque también se emplea para tratar otras patologías torácicas, como derrames pleurales, neumotórax espontáneos, tumores de la glándula tímica y otros tumores mediastínicos.

 

En los últimos años hemos experimentado un gran aumento del número de indicaciones de esta técnica. Actualmente el 90% de pacientes se benefician de esta técnica quirúrgica.

La cirugía torácica mínimamente invasiva permite extirpar el cáncer de pulmón con mínima incisión - Top Doctors
La cirugía torácica mínimamente invasiva permite extirpar el cáncer de pulmón con mínima incisión

 

¿En qué consiste la técnica e intervención?

La cirugía torácica mínimamente invasiva consiste en realizar pequeñas incisiones en el tórax (1 o 2, según la técnica y preferencia del especialista en Cirugía Torácica) de 1 a 3cms cada una, a través de las cuales se inserta una lente e instrumental quirúrgico especialmente diseñados para extirpar el tumor sin necesidad de abrir al paciente ni de separar las costillas.

 

Se realiza con anestesia general y precisa que el/la anestesista colapse el pulmón en el que se trabajará durante el tiempo que dure la intervención. Durante este tiempo, el paciente se encuentra reposando sobre el hemitórax sano. Al finalizar la intervención, el pulmón vuelve a ventilar y se deja un drenaje aprovechando una de las incisiones que, normalmente, se retirará el segundo día postoperatorio.

 

Tras la intervención, el paciente pasa la primera noche en la Unidad de Cuidados Intensivos y, a continuación, pasa a planta. Al día siguiente de la operación, el paciente se puede sentar e incluso empezar la deambulación.

 

Ventajas de la técnica mínimamente invasiva de cáncer de pulmón frente a la cirugía convencional

Las ventajas con respecto al abordaje abierto (a través de una toracotomía: incisión de unos 15 cm con separación de las costillas) son numerosas. Al no abrir al paciente y evitar la separación entre las costillas, el dolor postoperatorio es sensiblemente menor. Esto se traduce en una menor necesidad de analgésicos para paliar el dolor, así como una reducción de la tasa de complicaciones postoperatorias. Al mismo tiempo, la recuperación del paciente es mucho más rápida, pudiendo incorporarse antes a sus actividades cotidianas.

 

¿Cómo son los resultados?

Los resultados a corto plazo son mejores que el abordaje abierto debido a la menor probabilidad de complicaciones postoperatorias y a la recuperación más temprana del paciente.

 

Por otro lado, los resultados a largo plazo son, al menos, similares al abordaje abierto en términos de curación del cáncer de pulmón. En este punto hay que mencionar que existen algunos estudios que afirman que la supervivencia a largo plazo en pacientes operados de cáncer de pulmón es incluso superior que el abordaje abierto. Esto es debido a que la cirugía torácica mínimamente invasiva supone una menor agresión quirúrgica y, por ello, existe un menor impacto en la inmunidad del paciente.

 

¿Cuándo recupera el paciente sus actividades cotidianas?

Aunque depende de la edad del paciente, la amplitud de la resección pulmonar que precise y de la capacidad respiratoria preoperatoria, lo normal es que la estancia postoperatoria sea de unos 3 o 4 días. A partir de aquí, lo normal es que el paciente se incorpore a su ritmo habitual a las dos semanas desde la intervención quirúrgica. Este tiempo de recuperación es sensiblemente inferior si lo comparamos con las 4 semanas habituales que precisa el abordaje abierto.

Por Dr. Roberto Mongil Poce
Cirugía torácica

El Dr. Mongil está especializado en Cirgía Torácica por oposición nacional en el Servicio de Cirugía Torácica del Hospital Regional Universitario Carlos Haya de Málaga, del que ahora es médico Adjunto. Ha realizado formaciones específicas en la Unidad de Trasplante Pulmonar en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid, y en Cirugía Mínimamente Invasiva para la correción de deformidades torácicas en el Servicio de Cirugía Cardiotorácica del Karolinska University Hospital de Estocolmo. Es autor de más de 45 trabajos científicos relacionados con su especialidad.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.