Cáncer de mama y atrofia vulvovaginal: láser CO2

Escrito por: Dr. Jesús Gregorio Iguarbe
Publicado:
Editado por: Margarita Marquès

Aquellas pacientes con cáncer de mama dependiente de su histología con el factor hormonal, son subsidiarias de tratamiento antiestrógeno. Hasta la fecha, existen distintos medicamentos que, por su composición, pueden afectar en mayor o menor grado, provocando efectos secundarios sobre el aparato genital.

 

Antiestrógenos: tamoxifeno y aromatasa

En este sentido, el tamoxifeno es un tratamiento de elección. Sin embargo, existen otros que empiezan a reemplazarlo, como son los derivados de la aromatasa, cuyo fin es evitar recaídas o aumentar el porcentaje de curación.

 

Se trata de un excelente medicamento, pero no está exento de posibles efectos secundarios que aunque no condicionan un cambio de medicamento, precisan un control.

 

Si colocamos en la balanza los efectos positivos y los efectos negativos, no hay duda de que se decanta hacia la toma del medicamento. Aun así, es cierto que, en simbiosis con el oncólogo, en las unidades de mama, se aconseja realizar revisiones ginecológicas cada 6 meses, para después pasar al año.

 

Efectos secundarios de estos medicamentos

Con este preámbulo, lo que nos mueve a comentar el tema es la evidencia de que este tratamiento intensifica las molestias generadas por la falta de estrógenos al actuar sobre estos receptores y tener capacidad antiestrogénica.

 

El tratamiento antiestrógeno puede tener
efectos secundarios en el aparato genital

 

Tanto en paciente jóvenes como pacientes menopáusicas que han sido tratadas y anulada su regla, comienzan a notar molestias como las siguientes: sequedad vulvovaginal, escozor y dispareunia.

 

Solución a las molestias

El tratamiento para este tipo de molestias es local, mediante cremas hidratantes no hormonales, pero esto no supone una solución ni a corto ni a largo plazo. La crema hidratante gestiona únicamente la molestia más inmediata, pero no activa el tejido vulvovaginal. Aun así, no debe rechazarse en ningún caso.

 

Existe algún tratamiento más diana sobre receptores a nivel vaginal de estrógenos que, al parecer, tienen menos incidencia sobre los efectos secundarios de aumento de riesgo de cáncer endometrial. Sin embargo, si sabemos que el láser CO2 es más óptimo y tiene menos riesgos, es una buena aportación para la calidad vaginal de la paciente, facilitando además las relaciones sexuales que, dada la atrofia vaginal, quedan básicamente deterioradas.

 

Al indicar el láser de CO2 vulvovaginal, añadiendo crema de ácido hialurónico, obtenemos resultados de porcentaje muy satisfactorios, sin producir efectos secundarios y tolerancia absoluta.

 

¿Cuánto tiempo se debe aplicar?

No existe un límite específico, ya que el láser se puede aplicar de forma indefinida, en función de la respuesta. El número de sesiones se pueden efectuar con intervalos de 6 meses a 1 o 2 años, con la crema de hialurónico cada noche.

 

En cualquier caso, se trata de una técnica indicada para este problema, con resultados muy positivos: no es nocivo, revitaliza el tejido, lo lubrica y produce bienestar.

 

Tratamiento con tamoxifeno y alteraciones añadidas

Estos medicamentos tienen un efecto sobre el endometrio, produciendo una proliferación del mismo y dando un patrón al que denominamos patrón TMF, que consiste en un aumento del endometrio glandular quisticopolipoideo, además de poder acrecentar el tamaño de miomas. En este sentido, es importante hacer mención del control y diagnóstico ecográfico y, básicamente, histeroscópico en ocasiones, si produce sangrado.

Por Dr. Jesús Gregorio Iguarbe
Ginecología y Obstetricia

El Dr. Gregorio Iguarbe es un reputado especialista en Ginecología y Obstetricia. Cuenta con una larga trayectoria en la profesión y una extensa formación en distintos campos de la especialidad. Destaca especialmente como referente en Histeroscopia (miomectomía, polipectomías, resección de septos) tratamientos de láser ginecológico y recuperación del suelo pélvico.

Actualmente es experto en cirugía genital reparadora láser en la Unidad de la prestigiosa Clínica del Remei. A lo largo de sus más de 40 años de experiencia ha combinado la práctica clínica con la docencia, siendo profesor y coordinador en diversos cursos de especialización, doctorados y másteres, así como formando a médicos residentes en distintas técnicas de la Ginecología. Además, el Dr. Gregorio Iguarbe también es autor de numerosos artículos científicos en revistas especializadas de renombre internacional y pertenece a las sociedades médicas más importantes de su especialidad, como la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..