Avances en aumento de mama: técnica combinada con prótesis y grasa autóloga

Escrito por: Dr. Alexo Carballeira Braña
Publicado:
Editado por: Patricia Pujante Crespo

La técnica más avanzada a día de hoy de aumento mamario es la técnica combinada, es decir, en la que se utilizan prótesis y grasa de la propia paciente. La mamoplastia de aumento sigue siendo en España la cirugía estética más demanda y, aunque todavía la mayor parte de ellas se siguen realizando mediante prótesis, se está extendiendo el uso de la grasa del propio paciente, como ya ha quedado de manifiesto en los últimos congresos internacionales. Es la mejor forma para corregir la asimetría entre ambos pechos, alcanzar aquellos puntos donde la prótesis no llega y suavizar los bordes de los implantes mamarios… En definitiva, se trata de modelar la mama consiguiendo mejor forma y un aspecto muy natural. Además, la utilización de grasa es idónea para incrementar el escote y dar la sensación de unos pechos más juntos. 

 

La tendencia es poner un 50% de volumen aportado por la prótesis y el otro 50% aportado por la grasa. Una vez inyectada, la grasa actúa de manera similar a una montaña de arena: llega un momento en que la proyección deja de aumentar respecto al volumen que se añade y, por ese motivo, se necesita el uso de una pequeña prótesis que dé la proyección deseada.

Chica escondiendo el pecho con flores - aumento de pecho by Top Doctors
La tendencia en aumento de mama es emplear 50% de volumen con prótesis
y el otro 50% con grasa de la paciente

 

La técnica de aumento de pecho combinada también es idónea para casos de recambio de prótesis, puesto que evita poner una de mayor tamaño que la anterior, con el fin de compensar el tejido cicatricial. Con los recambios de prótesis sucesivos la cantidad de tejido mamario se va reduciendo y, generalmente, para acabar con un volumen similar de la mama es necesario ir incrementando el volumen de las prótesis. El hecho de añadir grasa hace que mejore la calidad y el grosor del tejido propio de la paciente, con un tacto más natural, al dejar la prótesis más cubierta, así como permitiendo poner prótesis más pequeñas con similar volumen. También se pone grasa en casos donde la piel está tan adelgazada que se pueden ver los pliegues de las prótesis, un problema conocido como “rippling” y que ocurre con más frecuencia en el borde lateral de la mama.

 

¿Cualquier persona puede someterse a la técnica combinada de aumento de mama?

La mayoría de mujeres pueden someterse a esta técnica, exceptuando pacientes excesivamente delgadas que no presenten acumulación de grasa en ninguna zona del cuerpo, o las que sean muy fumadoras.

 

Si la paciente es muy delgada a veces no es posible añadir tanto volumen de grasa como se desea, y la que hay disponible se usa para priorizar la zona donde ponerla, como, por ejemplo, en el escote, para hacer los pechos más juntos, o en los laterales, para reducir el riesgo de rippling.

 

En los casos de pacientes fumadoras se recomienda un período de al menos uno o dos meses antes y, aproximadamente, unos 2 meses después de la cirugía sin fumar. El tabaco afecta al prendimiento de la grasa, por lo que en fumadoras la cantidad de grasa que se queda es menor que en no fumadoras.

 

Antes de realizar esta técnica siempre se hacen estudios de imagen para descartar que la paciente no tenga problemas mamarios.

 

La grasa se obtiene de zonas donde estéticamente beneficie retirarla. Suelen ser el abdomen, la espalda o los muslos, de manera que el beneficio estético es doble. Una vez infiltrada en los pechos la grasa se comportará ahí como lo hacía en la zona donante, es decir, que si la paciente engorda entonces engordará más en esa zona en proporción al resto del cuerpo.

 

¿Cómo elegir la talla en una cirugía de aumento mamario?

Cada paciente es diferente y, para conseguir el mejor de los resultados, es fundamental tener en cuenta tres aspectos: las características físicas de la paciente, sus preferencias y el criterio médico. Hay que escuchar a los pacientes para poder cumplir sus expectativas pero, por supuesto, el especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora siempre debe aconsejar la mejor opción en base a sus conocimientos y experiencia.

 

Los tratamientos deben ser siempre personalizados y se debe informar muy bien al paciente sobre los diversos aspectos de la intervención. Cuando se usan solamente prótesis es fácil saber la talla final, ya que el volumen existente es de la prótesis. En cambio, cuando se usa grasa siempre hay una variación importante de volumen, ya que al principio se aumentará mucho de tamaño por la inflamación y, luego, parte de ese volumen se perderá a lo largo del primer mes. La cantidad final de grasa que permanezca varía dependiendo de varios factores, como la técnica de inyección de la grasa y características del paciente, entre otros.

 

¿En qué consiste exactamente la técnica combinada de aumento de mama?

Esta técnica combina el tradicional aumento de mama mediante la introducción de una prótesis por la areola, axila o surco mamario, con lo que conocemos por lipofilling o lipotransferencia. El lipofilling consiste en extraer mediante liposucción la grasa acumulada en una determinada zona del cuerpo para utilizarla como material de relleno en otra donde buscamos un mayor volumen. En este sentido la liposucción asistida por agua (Acualipo, conocida también por Bodyjet o WAL) desempeña un papel fundamental, ya que con este sistema se produce un menor daño en el tejido adiposo al extraerla, por lo que la calidad y durabilidad es mayor. Las publicaciones científicas llegan a describir una supervivencia entre el 80-90% frente al 50-70% con la tradicional técnica de liposucción.

 

¿Puede haber complicaciones con la técnica combinada de aumento de mama? ¿Cuáles?

En principio no es una técnica que presente mucho riesgo de complicaciones y, sabiendo manejar la técnica, estas se minimizan. Hay un tope de grasa que se puede poner en un tejido y, a partir de ahí, aumenta el riesgo de complicaciones y disminuye la cantidad de grasa que se queda en el tejido. Cuando esto pasa pueden aparecer pequeñas zonas induradas por necrosis grasa, o quistes oleosos por destrucción de esa grasa, que se solucionan con masaje y pequeñas punciones para vaciarlos. 

 

En algunos casos más que complicaciones se trata de que la grasa prenda menos de lo deseado, y eso no es predecible al 100%, por lo que el cirujano debe saber aclarar las expectativas de la propia paciente previamente a la cirugía. Podría ser necesaria alguna otra sesión de relleno con grasa a partir de los tres meses tras la intervención, hasta conseguir el volumen deseado, siempre de forma ambulatoria, con anestesia local y molestias mínimas.

 

Para evitar complicaciones es fundamental elegir a un cirujano especializado y experimentado en la técnica. El paciente tiene que comprobar la titulación y trayectoria profesional del cirujano… tratándose de la salud, la seguridad debe ser lo primero. También es importante trabajar con los mejores proveedores. En el caso del Dr. Carballeira se emplean prótesis de alta gama, muy seguras y resistentes, de los mayores fabricantes a nivel internacional. Y, por último, el entorno hospitalario: la intervención siempre de realizarse en un quirófano equipado con tecnología avanzada y dotado de los recursos necesarios.

 

¿Es una técnica dolorosa? ¿Cómo será la recuperación?

No es una técnica especialmente dolorosa. La paciente podrá sufrir algunas molestias tras la intervención, que ceden con antiinflamatorios habituales durante unos cinco días. No es necesario retirar puntos de sutura, ya que se quedan dentro y la cicatriz es mínima y escondida.

 

Generalmente no se recomienda el uso de prendas apretadas durante un mes para permitir que la grasa se quede en un porcentaje alto. También se recomienda evitar coger pesos de más de 5 kg durante ese primer mes en los casos en los que se ha puesto prótesis. La paciente se puede incorporar a su actividad cotidiana con moderación y, a partir del mes, se puede realizar una vida totalmente normal.

Por Dr. Alexo Carballeira Braña
Cirugía plástica, estética y reparadora

El destacado Dr. Carballeira Braña es licenciado en Medicina, especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora y obtuvo un máster internacional en Microcirugía Reconstructiva, lo que le acredita para reconstrucción compleja craneofacial, mamaria, de extremidades, tronco, urogenital y cirugía del linfedema. Se ha formado en centros de reconocido prestigio nacional e internacional en Taiwán, Tokio, Helsinki, Ciudad de México y centros franceses.

Actualmente trabaja en el Hospital General de Valencia y es Director de AC Cirugía Plástica. Los tres últimos años ha sido jefe de la Unidad de Cirugía Plástica del Hospital QuirónSalud de Valencia y trabajó durante 2 años en la Clínica Cavadas, participando en el primer trasplante de piernas. Ha completado su formación en hospitales de prestigio internacional como el Instituto Ivo Pitanguy de Brasil, el Hospital Quirónsalud de Barcelona o el Miami Breast Center en Estados Unidos, donde aprendió técnicas de reconstrucción y aumento mamario con grasa propia y cirugía estética facial. Más de quince años de trabajo dentro del ámbito público y privado lo convierten en la combinación perfecta entre experiencia y juventud.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.