¿La cardiopatía isquémica implica siempre un infarto?

Autore: Dr. Felipe Hernández Hernández
Pubblicato:
Editor: Top Doctors®

La cardiopatía isquémica es el término utilizado para definir el daño sufrido por el músculo del corazón (miocardio) debido a un insuficiente aporte de sangre y de oxígeno. La razón más habitual es la obstrucción importante de las arterias coronarias, que son las que llevan sangre al propio miocardio.  

 

¿Qué diferencias hay entre cardiopatía isquémica e infarto?

El infarto se define como la presencia de una zona de necrosis (tejido muerto) en el miocardio. Casi siempre ocurre por la obstrucción brusca de una de las arterias coronarias, que produce un bloqueo completo del paso de sangre al músculo cardíaco.

 

Se podría decir que el infarto es la expresión más avanzada y grave de la cardiopatía isquémica

 

La cardiopatía isquémica es la primera causa de muerte en los países avanzados

 

¿Cuáles son las causas de la cardiopatía isquémica?

Hay varios factores predisponentes para desarrollar cardiopatía isquémica: la hipertensión arterial, unos niveles de colesterol elevados, la diabetes mellitus, el tabaquismo activo y los antecedentes familiares (factores genéticos), entre otros. Un estilo de vida saludable (ejercicio físico regular, dieta mediterránea, no fumar, evitar la obesidad) ha demostrado disminuir claramente el riesgo de sufrir cardiopatía isquémica.  

 

¿Cuáles son los síntomas? ¿Cómo puedo saber si estoy sufriendo un infarto?  

Los síntomas más frecuentes del infarto suelen ser un dolor o presión de aparición brusca en el pecho, dificultad para respirar o sensación de malestar general intenso con náuseas. En ocasiones el dolor puede aparecer en el cuello, la espalda o incluso en el brazo izquierdo. Ante estos signos de alarma o la sospecha de poder estar sufriendo un infarto, se recomienda pedir atención médica urgente para confirmar o descartar el diagnóstico. Los especialistas en Cardiología realizan un electrocardiograma de forma precoz, ya que es la mejor manera de identificar si realmente es un infarto. 

 

¿Cuáles son los tratamientos para la cardiopatía isquémica?

Los fármacos más usados en pacientes crónicos son la aspirina (ácido acetilsalicílico) por su efecto antiagregante y las estatinas, que disminuyen el colesterol en sangre y estabilizan las placas de ateroma de las arterias. Es también frecuente utilizar medicamentos para la hipertensión arterial o para controlar los episodios de angina.

 

Cuando la aparición es brusca en forma de infarto, además de los fármacos el tratamiento ideal es realizar un cateterismo lo antes posible para desobstruir la arteria coronaria que esté causando el infarto, y permitir de esta manera que la sangre circule de nuevo. 

 

¿Qué porcentaje de la población sufre cardiopatía isquémica? ¿Qué incidencia mortal tiene?

La cardiopatía isquémica es la primera causa de muerte en los países avanzados, ya sea de forma brusca por un infarto o una parada cardíaca, o de forma crónica por el desarrollo de insuficiencia cardíaca. A mayor edad, es más frecuente su presencia, aunque en muchos casos el debut es en personas jóvenes, por debajo de los 50 años. 

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Dr. Felipe Hernández Hernández
Cardiologia

*Tradotto con Google Translator. Preghiamo ci scusi per ogni imperfezione

Vedi il profilo

Valutazione generale del paziente


  • Trattamenti correlati
  • Non-Invasive Coronary
    Ecocardiogramma
    Elettrocardiogramma
    Studio elettrofisiologico terapeutico
    Holter di pressione arteriosa
    Prova sotto sforzo
    Risonanza Magnetica cardiaca
    Alterazioni dell'ECG
    Aritmie
    Cardiologia sportiva