¿Necesita ayuda?93 535 12 60

La metilisotiazolinona, un problema de salud pública

Escrito por el julio 22, 2014 en Top Doctors | 0 comentarios

La metilisotiazolinona, un problema de salud pública

El uso diario de la metilisotiazolinona como conservante en productos de cosmética se ha extendido incrementado los casos de alergias de contacto hasta unas cifras que rozan las epidémicas. Fue el principal tema abordado en el 12º Congreso de la Sociedad Europea de Alergia Cutánea y Dermatitis de Contacto (ESCD), presidido por la doctora Anna M. Giménez Arnau, dermatóloga y miembro de Top Doctors. El congreso tuvo como principal objetivo conocer mejor el problema de las dermatitis de contacto para buscar soluciones y ofrecer una mejor protección al usuario.


Las dermatitis de contacto pueden ser causadas por agentes que entran en contacto con la piel. Jabones, cremas, fragancias o toallitas incluyen metilisotiazolinona en cantidad suficiente para inducir sensibilización de contacto. Según la Dra. Giménez Arnau, las dermatitis de contacto, es una enfermedad de gran impacto social, a pesar de no suponer a priori en riesgo la vida, “interfieren en la calidad de vida de las personas afectadas y en la actividad que realizan puesto que impide el empleo de productos de uso común”. De las dermatitis de contacto profesional, el 25% son alérgicas y el resto irritativas, apunta la doctora.

 

Impacto de la enfermedad

 

La repercusión que sufre el paciente con esta enfermedad es muy elevada. Cuando las dermatosis aparecen derivadas de la actividad profesional, existe muchas veces la necesidad de cambiar de trabajo para mejorar la salud. En el caso de las dermatosis de contacto proteínicas, el eczema lo sufren trabajadores que manipulan por ejemplo animales o alimentos y en condiciones de humedad.
Para la Dra. Giménez Arnau, “es imprescindible conocer el origen da cada uno de los problemas y sumar esfuerzos para identificar medidas de prevención, además de disponer de una regulación suficiente para evitar el empleo arriesgado en de los productos conocidos como alérgenos o productos irritantes”.

Compartir

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *