Varices pélvicas, el síndrome de congestión pélvica

Escrito por: Dr. Secundino Llagostera Pujol
Publicado: | Actualizado: 19/11/2018
Editado por: Top Doctors®

Las varices pélvicas son unas venas varicosas que se manifiestan en forma de dolores en la zona pélvica o bajo vientre. Es una patología que se conoce con el nombre de síndrome de congestión pélvica.

eco-doppler transabdominalEl dolor pélvico es un dolor sordo y pesado, de una intensidad y duración variables y que, a menudo, suele empeorar en el período premenstrual. Los síntomas de las varices pélvicas se intensifican en el momento de practicar el coito, realizar ejercicio físico como la marcha y, también al levantar objetos pesados.

La principal causa de las varices pélvicas, tal y como afirman los especialistas en Angiología y Cirugía Vascular, se atribuye a la dilatación y posterior incompetencia de las venas ováricas. Sin embargo, no todas las mujeres con venas ováricas dilatadas o varicosas presentan el síndrome de congestión pélvica. Aproximadamente, un 10% de la población tiene dilataciones venosas sin presentar ningún síntoma que sugiera el diagnóstico.

Esta enfermedad afecta principalmente a las mujeres que han dado a la luz en más de una ocasión.

 

Cómo se diagnostican las varices pélvicas

Para poder diagnosticar las varices pélvicas, es necesaria la presencia de dilatación de la vena ovárica. Sin embargo, esto no es suficiente para el diagnóstico, ya que no existe un consenso sobre el punto de corte óptimo en el diámetro de la vena ovárica como medida validada para el síndrome de congestión venosa.

Los métodos de diagnóstico no invasivos más utilizados son el eco-doppler transvaginal y transabdominal. También se utilizan otras técnicas de imagen como el angio-TAC y la angio-RM, pero, la confirmación del diagnóstico de esta patología se obtiene mediante la flebografía pélvica que permite además la realización del tratamiento de embolización en ese mismo momento.

 

Tratamiento de las varices pélvicas

Las varices pélvicas pueden ser tratadas mediante diferentes técnicas. Por un lado, el síndrome de congestión pélvica puede tratarse con antiinflamatorios no esteroideos. Este tratamiento es una alternativa a corto plazo porque disminuye los síntomas, lo cual suprime el dolor.

También se puede realizar un tratamiento endovascular realizando una embolización selectiva. Esto supone una mejora clínica en las pacientes entre el 73% y el 92% de los casos. La principal ventaja que presenta este tratamiento es que es una técnica mínimamente invasiva que puede realizarse de manera ambulatoria.

Por último, existen técnicas quirúrgicas como la histerectomía y la ooforectomía bilateral con reemplazo hormonal, la ligadura de la vena ovárica mediante cirugía abierta o la laparoscopia. Estos tratamientos sólo se realizan en los casos de pacientes que, tras someterse a los anteriores tratamientos no invasivos, no se hayan obtenido buenos resultados.

Por Dr. Secundino Llagostera Pujol
Angiología y Cirugía vascular

El doctor S. Llagostera Pujol es todo un referente en Angiología y Cirugía Vascular, en la actualidad es el Jefe de Servicio del Hospital Universitario Germans Trias i Pujol. Posee la European Board of Surgery Qualification in Vascular Surgery, homologación de su especialidad a nivel Europeo. Compagina su labor asistencial con la docencia, impartiendo clases como Profesor Asociado de Cirugía en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.