Tratar patologías con ozonoterapia

Escrito por: Dra. Carmen Verdú Lázaro
Publicado: | Actualizado: 21/06/2018
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

El ozono (O3) es un componente natural en la atmósfera. En su uso medicinal se compone por una mezcla de oxígeno y ozono en proporciones variables en función de la finalidad terapéutica. El ozono es un gas muy inestable por lo que cuando se produce para su administración terapéutica hay que usarlo de forma inmediata.

 

En qué consiste la ozonoterapia

La Ozonoterapia consiste en la aplicación de una mezcla de oxígeno y ozono con fines terapéuticos, bien como tratamiento único o como tratamiento coadyuvante de otros tratamientos necesarios para mejorar o curar a los pacientes.

 

Los efectos terapéuticos del ozono son muchos y muy positivos:

 

  • Tiene efecto revitalizante y antienvejecimiento.
  • Es antioxidante, ya que estimula la producción de enzimas antioxidantes endógenas.
  • Es bactericida, virulicida y fungicida, es decir, actúa en todo tipo de infecciones ya sea por bacterias, virus u hongos.
  • Aumenta el flujo sanguíneo y aumenta la capacidad de transportar oxígeno a los tejidos.
  • Modula la respuesta biológica e inmunológica del organismo.
  • Es regulador metabólico, de tal forma que tiene efectos sobre la glucosa, el colesterol y sobre el metabolismo de las proteínas y, además, tiene efecto analgésico y antiinflamatorio.

 

La Ozonoterapia consiste en la aplicación de una mezcla de oxígeno y ozono con fines terapéuticos

 

En qué patologías se aplica la ozonoterapia

La Ozonoterapia es una terapia complementaria a la terapia farmacológica y quirúrgica, pero sin interrumpirlas. Se indica prácticamente en todas las enfermedades:

 

  • En dermatología es muy útil en el herpes zoster, en el acné y en los eczemas.
  • En medicina interna podemos utilizarla en hepatitis, diabetes, arterioesclerosis, hipertensión, asma, gastritis, ulceras gástricas por Helicobacter Pílori, en enfermedades autoinmunes,...
  • En neurología tiene muy buenos efectos en migrañas, depresión y trastornos neurovasculares.
  • En reumatología da muy buenos resultados en artrosis, hernia discal, lumbalgias, artritis reumatoide, túnel carpiano, tendinitis,...
  • También se usa en insuficiencias venosas, ulceras diabéticas o de otro tipo y gangrenas.
  • En ginecología es muy útil en las infecciones bacterianas, candidiasis, infecciones por HPV, vaginitis, bartolinitis, ulceras de cuello e infertilidad.
  • En Medicina Estética se utiliza en el tratamiento de la celulitis.

 

Cualquier enfermedad es susceptible de tratamiento con Ozonoterapia, incluso puede ser coadyuvante en el cáncer y también da muy buenos resultados en la fibromialgia y en la fatiga crónica.

 

Aplicación de la ozonoterapia

Existen varias formas de aplicar la ozonoterapia, siempre en función de los efectos que queramos conseguir, si son locales o generales:

 

  • La gran autohemoterapia consiste en la extracción de una cantidad de sangre venosa que, tras ser ozonizada, se vuelve a transfundir mediante un circuito cerrado y estéril con las máximas garantías de seguridad y asepsia.
  • La pequeña autohemoterapia consiste en la extracción de una pequeña cantidad de sangre venosa que se ozoniza y se reinyecta por vía intramuscular. Esta vía sirve para aumentar la inmunidad en todos los procesos alérgicos y enfermedades de la piel.
  • En la ozonoterapia rectal se introduce el ozono en el recto mediante una sonda, es la vía de elección en ancianos y en niños.
  • La inyección paravertebral se usa en las lumbalgias y cervicalgias y consiste en unas pequeñas infiltraciones del gas en la zona lumbar y/o cervical.
  • La Bolsa de ozono se utiliza sobre todo para el tratamiento de ulceras de todo tipo, arteriales, venosas, diabéticas, etc. Así como para, cicatrización de ulceras, heridas o quemaduras de todo tipo
  • La aplicación subcutánea consiste en inyectar el gas en el tejido celular subcutáneo y se utiliza en el dolor neuropático y en celulitis
  • La insuflación vaginal, se realiza mediante una cánula especial o sonda y se insufla el gas en la vagina a través de ella.
  • Aplicación tópica de agua, aceite y cremas ozonizadas que se utilizan para lavados, ulceras y lesiones diversas de la piel, para desinfectar o regenerar.

 

 

Contraindicaciones de la ozonoterapia

Como todas las terapias tiene algunas contraindicaciones. Esta terapia está contraindicada en pacientes que sufren déficit de glucosa 6 fosfato deshidrogenasa o la enfermedad denominada favismo, porque también cursa con alergia a las habas. También están contraindicadas todas las enfermedades descompensadas cardiacas, renales, hepáticas. Tampoco se puede utilizar cuando existe mucha anemia y en algunas otras enfermedades de la sangre, en la epilepsia, y en la desnutrición severa.

 

No suele haber reacciones adversas en el tratamiento con ozono, aunque podría haber alergias. A veces en la vía rectal se puede producir tensión abdominal y si inyectáramos directamente el ozono en las venas podríamos ocasionar una embolia gaseosa. Es importante tener en cuenta que el ozono no se puede inhalar, por lo que no está indicado para el suministro por vía inhalatoria.

Por Dra. Carmen Verdú Lázaro
Ozonoterapia

La Dra. Verdú es una destacada especialista en Ozonoterapia y Nutrición y Dietética. Es experta en medicina antienvejecimiento, medicina integrativa, medicina ortomolecular y terapia neural. Es profesora y asesora científica del Máster de Medicina Integrativa y Humanística del Instituto Linneo (Universidad Atlántica de Lisboa), ponente en diversos Congresos y miembro numerario de diferentes asociaciones y sociedades.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.