TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.

Por Dr. Humberto Rodríguez Menés
Cirugía plástica, estética y reparadora

El Dr. Rodríguez Menés es un destacado especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, Máster en Senología y Patología Mamaria, que cuenta con más de 20 años de experiencia. Es experto en cirugía de las mamas, cirugía del contorno corporal, cirugía facial y rejuvenecimiento facial sin cirugía, teniendo un gran conocimiento y manejo de las técnicas de medicina estética en la cara como el Botox, el ácido hialurónico, peelings químicos, láser...... Es miembro numerario de reconocidas sociedades médicas científicas, y es autor de varias publicaciones. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes

Señales del envejecimiento facial: las tres goteras

El paso del tiempo deja una serie de señales visibles en el rostro: éstas pueden visualizarse con el símil del techo de una habitación que está deteriorado por el tiempo.

Nos encontramos siempre tres “goteras”:

  • La primera gotera sería toda la zona alrededor de los ojos, y consiste en la aparición de arrugas laterales o patas de gallo, en el entrecejo y en la frente, así como la caída de las colas de la ceja con un excedente progresivo de la piel del parpado superior. Estas señales serán las causantes de la expresión de enfado y cansancio que se produce con el envejecimiento facial.
  • La segunda “gotera” sería la de la zona peribucal o alrededor de los labios, y consiste en la progresiva pérdida del perfil del labio con la aparición de arrugas en el labio superior, acentuación del rictus y descenso de las comisuras de la boca que muestran una expresión de tristeza.
  • La tercera gotera sería el descolgamiento del óvalo facial debido a la gravedad, que provoca pérdida de la proyección de los pómulos y descenso y descolgamiento de la mejilla y cuello.

A las tres goteras hay que añadir el deterioro de la “pintura”, es decir que la piel que ha perdido elasticidad, color, humedad y soporte, se va agrietando y aparecen arrugas, surcos, manchas y tumorcitos, verrugas, lunares o fibromas.

El panorama, aunque sea progresivo puede ser demoledor para la paciente, pero afortunadamente hoy en día las técnicas sin cirugía para combatirlo son muy eficaces.

retrato mujer

Técnicas sin cirugía para el rejuvenecimiento facial

La primera gotera en la zona alrededor de los ojos se soluciona muy eficazmente con la aplicación de la Toxina Botulínica o Botox. Los resultados son realmente espectaculares y naturales siempre que el tratamiento esté bien aplicado por un buen médico experto. Se recomienda ponerla dos veces al año.

La segunda gotera, que afecta a la zona de los labios, se soluciona con la aplicación de Ácido Hialurónico mediante implantes o rellenos, consiguiendo así una corrección satisfactoria de los defectos y de una duración de un año aproximadamente.

La tercera gotera en el óvalo facial se soluciona con la aplicación de otros productos seguros, eficaces y autorizados como la hidroxiapatita calcica por ejemplo, mediante implantes, como el Ácido Hialurónico y en ocasiones con Hilos tensores, aunque ésta debería ser la última opción porque presenta mayor índice de complicaciones.

La piel (la pintura) se trata con peelings químicos, que son suaves y sin efectos secundarios, nada que ver con los utilizados hace años. También mediante la aplicación de productos de revitalización mediante mesoterapia, productos despigmentantes de uso médico para las manchas y la eliminación de los “tumorcitos“ con Láser, electrocoagulación o radiofrecuencia.

Todo ello devuelve a la piel sus propiedades de elasticidad, hidratación, blanqueamiento, reafirmación y luminosidad que había perdido.

 

Beneficios del rejuvenecimiento facial sin cirugía

Son técnicas más sencillas, menos agresivas, sin necesidad de periodos de recuperación post-tratamiento, con resultados más progresivos y siempre acumulativos en cuanto a los beneficios.

Además hoy en el año 2016 la medicina estética cuenta con productos muy seguros, con pocos efectos secundarios y muy eficaces respecto a los resultados, las técnicas no quirúrgicas para rejuvenecimiento facial han tenido un avance espectacular en los últimos años.

 

Productos reabsorbibles para un rejuvenecimiento natural

Los resultados varían de media entre los 6 meses y los 2 años en función de las técnicas y los productos,, pero hay que tener en cuenta que el hecho de la caducidad no debe de ser un problema, todo lo contrario: si algo se ha aprendido en los últimos años es que los productos definitivos han dado problemas o complicaciones en algunos casos y además un producto definitivo e inerte no va a evolucionar con el cuerpo del paciente, no puede tener un comportamiento biológico, y por ello algo que hoy se ha puesto en un lugar de la cara y que queda muy bien, dentro de unos años puede que ya no quede nada bien, por esto es una muy buena opción los productos reabsorbibles y perecederos.

Cirugía plástica, estética y reparadora en Madrid
Fuente: artículo realizado en base a la experiencia y trayectoria profesional del doctor

Publicado por: Top Doctors®