¿Qué lesiones suele tener un bailarín?

Escrito por: Dr. Francisco José Sarasa Oliván
Publicado: | Actualizado: 26/04/2018
Editado por: Roser Bernés Ubasos

La práctica de deporte a alta intensidad implica cierto desgaste y, en consecuencia, un aumento de las probabilidades de sufrir algún tipo de lesión. En la mayoría de deportes, las piernas son el soporte que permite la ejecución de la actividad, como por ejemplo en el caso de la danza.

 

lesiones deportivasLesiones frecuentes en danza

Las lesiones que principalmente sufre un bailarín de danza se producen en mayor frecuencia en el raquis lumbar y en las extremidades inferiores, puesto que son las zonas con más sobrecarga durante la ejecución de las coreografías y ensayos.

A nivel de la columna lo más frecuente son las lumbalgias mecánicas, sin olvidar las lesiones a nivel de los discos intervertebrales, es decir, de las hernias discales.

Respecto a la zona del pie son comunes las tendinitis del flexor del primer dedo, las tendinitis del Aquiles y las fracturas de stress del 2º metatarsiano debido a que es la zona que más movimientos y peso resisten. Otras lesiones frecuentes son las sesamoiditis, inflamación del hueso pequeño que funciona como polea para los tendones y que tiene como función permitir al dedo gordo del pie hacer la acción de “palanca” al caminar o correr. Además de las roturas parciales de la fascia plantar, tejido elástico situado en la planta del pie.

Cabe destacar que no debemos confundir las lesiones con las deformidades. De éstas últimas la más frecuente es el hallux valgus, también llamado, juanete del pie y que es una adaptación anatómica del pie al ballet.

Si seguimos hacia arriba son habituales las lesiones traumáticas de rodilla, de ligamentos o meniscales, o las provocadas por sobrecarga como el síndrome de dolor femoropatelar. Las bursitis de la pata de ganso o de la rótula, inflamaciones de las bolsas sinoviales en estas zonas, pueden ser en muchas ocasiones traumáticas debido a caídas.

En la cadera nos encontramos con la cadera en resorte y sinovitis y artritis por sobrecarga.

 

Prevención de las lesiones

Para mantener nuestro cuerpo libre de lesiones, lo más importante es incidir sobre los factores de riesgo.

Por ello, se deben evitar los desequilibrios musculares en los cuádriceps e isquiotibiales y corregir las alteraciones anatómicas que puedan provocar las lesiones. Además es importante ser especialmente cuidadoso con ciertos agentes como la técnica en el momento de realizar los ejercicios, la superficie sobre la que se realizan o las zapatillas mal adaptadas.

Como en el resto de deportes, dedicar tiempo al estiramiento muscular y a un calentamiento proporcional al trabajo que se va a realizar también ayudará a evitar las lesiones comentadas. Además de llevar a cabo un adecuado examen previo del aparato locomotor para descartar ciertas patologías de columna, rodillas, caderas, pie; detectar alteraciones de la elasticidad, fuerza o propiocepción.

El trabajo a la punta o media punta del pie debe ser realizado tras una adecuada adaptación de esta parte y un exquisito aprendizaje de la técnica.

Es fundamental una apropiada preparación física para compensar el exceso de hiperlordosis, aumento de la curvatura de la columna vertebral, en gestos como el arabesque, o de déficits musculares.

Hoy en día existen muchas técnicas de trabajo corporal, como puede ser el Pilates y otras, que el bailarín incorpora a su rutina de trabajo corporal encaminada a la prevención de lesiones.

 

Tratamiento de las lesiones

La mayoría de lesiones se tratan por el especialista en Medicina del Deporte de forma conservadora. La fisioterapia es fundamental, sin descartar otras terapias como mesoterapia o infiltraciones con ácido hialurónico o factores de crecimiento, éstos últimos muy utilizados en los últimos años. A pesar de los distintos métodos existentes actualmente, en algunos casos el tratamiento requerido debe ser quirúrgico.

 

Cómo afecta la danza al cuerpo

Las diferencias no son muchas con respecto a la incidencia que pueden tener el resto de deportes. Sin embargo, existe un aspecto que es inseparable de la danza como es el trabajo de puntas. Hoy en día es conocido que no debe iniciarse ese trabajo precozmente, antes de los 12 años, por las consecuencias que puede conllevar para el cuerpo de la bailarina o bailarín.

 

.

Por Dr. Francisco José Sarasa Oliván
Medicina del Deporte

Referente en Medicina del Deporte, el Dr. Sarasa Oliván es un reputado especialista a nivel nacional. Actualmente es el Jefe Clínico del Servicio de Valoración del Hospital MAZ y Jefe de los Servicios Médicos del CAI Basket Zaragoza. Preside, además, la Sociedad Aragonesa de Médicos Especialistas en Medicina de la Educación Física y el Deporte.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.