¿Qué hacer en caso de dermatitis atópica?

Escrito por: Dra. Constanza Bahillo Monné
Publicado: | Actualizado: 26/04/2018
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

 

La dermatitis atópica se caracteriza por la aparición de eccemas sobre una piel seca, que produce picor. La Dra. Bahillo, experta en Dermatología, expone los síntomas y tratamientos indicados para cada tipo de piel atópica.

 

 

La dermatitis atópica es una enfermedad crónica de la piel, en la que se da una alteración en su barrera, lo cual hace que esté más seca y con tendencia a presentar eccemas que aparecen en forma de brotes.

 

Causas de la dermatitis atópica y su afectación en España

La base de la dermatitis atópica viene determinada por una alteración inmunitaria, por eso se asocia con mucha frecuencia a otras alteraciones inmunitarias, como las alergias respiratorias. Es lo que conocemos como “marcha atópica”. Además, hay una clara influencia genética, apareciendo en varios hermanos o cuando los padres tienen antecedentes de atopia o alergias respiratorias.

 

Lo más frecuente es que la piel atópica aparezca en la infancia

 

Es un problema muy frecuente, que se presenta en torno a más de uno de cada diez niños y adolescentes y a un mínimo porcentaje de adultos. La prevalencia varía mucho entre unos países y otros.

 

Lo más frecuente es que la piel atópica aparezca en la infancia, muchas veces en los primeros días de vida. La aparición más tardía no es tan frecuente.

 

Síntomas de dermatitis atópica

La piel atópica se caracteriza por la aparición de eccemas, placas inflamatorias, con rojez descamativas y que producen picor. Según la edad, los eccemas se localizan en una zona o en otra. En los lactantes es frecuente su aparición a nivel de las mejillas y tronco, mientras que en la infancia estas placas se localizan más en las flexuras de codos, rodillas y cuello. En la edad adulta es frecuente su manifestación como eccemas de manos y pies.

 

Otros síntomas de la dermatitis atópica, aparte de la aparición de eccemas, es la pitiriasis alba que aparece como manchas blancas, frecuentemente en las mejillas o la queratosis pilar, que se manifiesta como unos granitos en la cara externa de los brazos.

 

Cómo tratar la dermatitis atópica

El tratamiento de los brotes se realiza principalmente con cremas de corticoides. La potencia y formulación del corticoide se decidirá en función del tipo de eccema la y localización donde se presenta. En casos más extensos puede ser necesario el uso de corticoides orales. Solo algunos pacientes con brotes muy frecuentes e incontrolables precisan de otros tratamientos inmunosupresores. Es importante tratar los brotes para frenar su extensión y la cronificación de las placas de eccema. Su dermatólogo le indicará en cada caso el tratamiento seguir.

 

Para prevenir los brotes es necesario realizar un cuidado adecuado de la piel. Realizar el baño o ducha, con agua templada, limpiadores no agresivos sin detergentes y secar sin friccionar. La hidratación debe ser diaria, preferentemente después de la ducha y con emolientes específicas que trataran de restaurar la barrera cutánea dañada. Es importante evitar otros factores irritantes, como la ropa de fibras sintéticas y los ambientes muy secos debido al uso de calefacciones.

Por Dra. Constanza Bahillo Monné
Dermatología

Destacada dermatóloga, la Dra. Bahillo Monné ejerce en diferentes centros de Madrid. Completó su formación con un estudios de doctorado y un máster, entre otros certificados. Ha realizado diferentes publicaciones, y forma a especialistas del ámbito sanitario de Kenia. Es miembro de diferentes asociaciones nacionales e internacionales. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.