Prótesis de hombro: tipos y cuidados necesarios

Escrito por: Dr. Jaume Calmet García
Publicado: | Actualizado: 16/11/2018
Editado por: Patricia Fernández Ramos

 

¿Qué tipos de prótesis de hombro existen y para qué están indicadas?

 

Cuando nos planteamos la sustitución de la articulación del hombro tenemos básicamente dos opciones de cirugía protésica: la prótesis anatómica, en la cual lo que hacemos es sustituir la anatomía del hombro por un elemento protésico, y la prótesis reversa en la cual nosotros cambiamos completamente la anatomía del hombro por un artilugio que nos permite mover la extremidad sin necesidad de que exista manguitos de los rotadores.

 

Nos plantearemos elegir entre una prótesis anatómica o una prótesis reversa cuando exista una competencia anatómica o funcional del manguito de los rotadores, es decir cuando el manguito de los rotadores no es funcional porque está lesionado de forma irreversible o bien porque no tenemos un funcionamiento correcto de este manguito, no podemos utilizar una prótesis anatómica, porque sus resultados serían extremadamente malos, y tenemos que utilizar una prótesis reversa.

 

Así, la prótesis anatómica la utilizaremos en aquellas enfermedades en que el manguito rotador está íntegro como las artrosis de la articulación glenohumeral que llamamos idiopáticas, es decir, aquellas que se han producido de forma espontánea, las que aparecen como consecuencia de un traumatismo y las que aparecen también como consecuencia de una inestabilidad crónica en aquellos pacientes que han tenido múltiples luxaciones de hombro y que aparece un cuadro degenerativo artrósico e invalidante. También emplearemos la prótesis anatómica en enfermedades reumáticas como la artritis reumatoide, lupus eritematoso y en enfermedades que se producen falta de irrigación de la cabeza humeral produciendo lo que llamamos una osteonecrosis de la misma.

 

En la última década las indicaciones para la prótesis reversa se han ido expandiendo, la utilizamos en aquellas situaciones de artropatía secundaria a una enfermedad crónica del manguito rotador, también la podemos utilizar en aquellas lesiones del manguito rotador crónicas e irreparables y la utilizamos también en el tratamiento de fracturas graves en personas por encima de los sesenta y cinco/setenta años. Así mismo, también es una muy buena solución para aquellas situaciones en las que hay que cambiar una prótesis anatómica y queremos asegurar un buen resultado post operatorio.

 

Tanto la prótesis anatómica como la prótesis reversa se implanta bajo anestesia general generalmente reforzada por un bloqueo interescalénico para controlar el dolor post operatorio. Los pacientes intervenidos de prótesis total de hombro tienen que llevar un cabestrillo durante cuatro a seis semanas para asegurar una correcta cicatrización del tendón del subescapular, durante este tiempo es necesario realizar ejercicios pasivos para asegurar una buena movilidad de la extremidad protegiendo la cicatrización del tendón.

 

A partir de la sexta semana se empiezan ejercicios activos de elevación, de fortalecimiento de los músculos estabilizadores de la escapula para ir consiguiendo progresivamente una movilidad lo más cercana posible a la fisiológica. A partir del tercer mes iniciamos ejercicios para potenciar la musculatura periescapular y conseguir un buen control de la extremidad. Los resultados funcionales óptimos se consiguen a partir del sexto mes.

 

Dolor de hombro, ¿qué lesiones son las más frecuentes?

 

Las causas del dolor de hombro las podemos encontrar dentro de la articulación glenohumeral, la podemos encontrar en el espacio periarticular y también podemos encontrar pacientes con dolor de hombro cuyo origen está fuera de la articulación del hombro, es lo que llamamos dolor referido.

 

Entre las causas más frecuentes de dolor articular estaría la artrosis glenohumeral ya sea idiopáticas, es decir, espontánea o bien postraumática y entre las causas de dolor periarticular las causas más frecuentes, sin duda, serían las lesiones asociadas al manguito de los rotadores. Entre las causas de dolor referido la más frecuente, con mucha diferencia, es el dolor de origen cervical, especialmente las lesiones que se producen entre la quinta y la sexta vértebra cervical.

 

¿Qué deportes no debería practicar con una prótesis de hombro?

 

El noventa por ciento de los pacientes que se someten a una intervención de substitución de la articulación del hombro, ya sea por una prótesis anatómica o por una prótesis reversa, consiguen un muy buen resultado funcional. Incluso pueden llegar a practicar deportes que les permita llevar una vida social razonable. Quizá la única excepción serían los deportes de raqueta, pero incluso se puede practicar golf, se puede practicar natación y se pueden practicar deportes al aire libre sin ninguna limitación.

Por Dr. Jaume Calmet García
Traumatología

El Dr. Calmet García es un célebre traumatólogo experto principalmente en hombro y rodilla. Ha sido Jefe de Sección del Servecio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitario de Tarragona Joan XXIII, además de responsable de la Unidad de Cirugía de rodilla y hombro de dicho servicio. Es Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad Rovira i Virgili desde 1998. Realiza clases de docencia como Profesor Asociado del Departament de Medicina y Cirugía de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad Rovira i Virgili. Ha realizado más de 50 publicaciones tanto a nivel nacional como internacional y ha sido Jefe de Redacción de la Revista de Cirugía Ortopédica y Traumatología durante dos años.

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes