Presbicia o vista cansada: una patología que sufrirá la mayoría de la población

Escrito por: Dra. Elena Barraquer
Publicado: | Actualizado: 20/02/2018
Editado por: Patricia Pujante Crespo

La presbicia, más comúnmente llamada “vista cansada”, es el problema de vista que suele afectar a más personas. Actualmente habrá unas 1.800 millones de personas afectadas en el mundo, y para 2.300 se prevé que estén afectadas 2.300 millones. De ahí que la posibilidad de solucionar la presbicia con cirugía sea una de las nuevas fronteras de la Oftalmología.

En sí la presbicia es la pérdida de acomodación, que es la capacidad fisiológica que permite mantener una imagen nítida de un objeto según se nos aproxima. La acomodación significa un aumento del poder óptico del ojo, acercando el punto focal de lejos a un punto más próximo de lectura. Con un ejemplo práctico, para enfocar a 33cm del ojo, hay que acomodar 3 dioptrías.

La vista cansada o presbicia es el problema de vista que más afecta a la población

 

Síntomas que nos alertan de sufrir vista cansada

La acomodación va disminuyendo con la edad y hacia los 40 años de edad se empiezan a notar dificultades para leer sin ayuda de gafas. Cuando sobrepasamos los 40 años de edad cada vez hay más dificultades de lectura, llegando al mínimo la acomodación.

Hay personas que, en edad de presbicia, son capaces de leer sin ayuda. Aunque hay muchos factores que pueden influir, es frecuente que tengan algún defecto de miopía o astigmatismo. Esto hará que necesiten menos amplitud de acomodación para ver bien de cerca pero en edad de presbicia incluso los miopes necesitan un tratamiento corrector distinto para ver bien de lejos y de cerca.

 

Cómo se trata la presbicia

Actualmente, además de las gafas bifocales y progresivas, también existen lentes bi o multifocales. Dentro de estas posibilidades también está la denominada “monovisión”, que consiste en corregir el ojo dominante para lejos y el otro para cerca.

En el ámbito de la cirugía ningún método ha sido capaz de restaurar, hasta ahora, una verdadera acomodación, en cuanto a la capacidad dinámica y variable de enfocar todas las distancias. Solamente existen algunas formas de remediarla en mayor o menor medida, la pseudoacomodación.

Dentro de estos métodos destacan las lentes intraoculares (LIO) bifocales, multifocales y de focal variable. Normalmente es una cirugía similar a la de las cataratas, intercambiando el cristalino por una LIO. Las ópticas para cerca y lejos en la misma lente intraocular están superpuestas y producen focos cercano y lejano sobre la retina, de forma simultánea. Esto hace que haya ciertas limitaciones en la calidad visual y, a menudo, molestias durante la visión nocturna, aunque es el cerebro el que, en última instancia, elegirá la imagen que le interesa en cada momento, por lo que su capacidad de adaptación puede compensar muchas imperfecciones.

Existen técnicas de córnea para la presbicia. Éstas van desde las de monovisión, con procedimientos clásicos con láser (Lasik o similares), corrigiendo un ojo para cada distancia, hasta las de creación de córneas bi- o multifocales (presbyLasik). La desventaja es que dichos procedimientos ablativos láser son prácticamente irreversibles.

También pueden insertarse impantes intracraneales en la córnea, levantando un colgajo (como en la técnica Lasik) o creando un bolsillo interlaminar. Los implantes pueden ser de tipo refractivo, como las lentes intracorneales, o bien en forma de diafragma sin poder óptico. Así se conseguiría gran nitidez en un amplio rango de distancias.

 

¿Se puede prevenir la presbicia o vista cansada?

Tradicionalmente se han sugerido algunos ejercicios y suplementos nutritivos (como la luteína), como método para retrasar el inicio de la presbicia. No obstante, no hay evidencias científicas al respecto.

Actualmente aparecen diseños novedosos de lentes intraoculares acomodativas que quizás sean útiles. La forma de recuperar de verdad la acomodación fisiológica sería la sustitución del cristalino por un gel transparente y elástico que rellenara el saco capsular. No es una idea nueva pero, para su aplicación práctica, debe superar problemas aún técnicos. Asimismo, con la llegada de los láseres ultrarrápidos (femtosegundo), se empieza a plantear la posibilidad de realizar cirugías en el cristalino sin afectar a la transparencia, recuperando su elasticidad y acomodación.

Por Dra. Elena Barraquer
Oftalmología

La Dra. Barraquer es una eminencia en Oftalmología. Cuenta con una larga trayectoria, con más de 35 años de experiencia en la profesión, y una extensa formación en distintos campos de la especialidad, en concreto aquellos que afectan al segmento anterior del ojo: cataratas y presbicia. Se formó en Estados Unidos, con una beca de investigación del National Eye Institute, continuando como Fellow en el laboratorio de Patología Ocular del Wilmer Eye Institute, y fue residente en el Sinai Hospital de Baltimore y en el Massachusetts Eye & Ear Infirmary. Posteriormente, hizo un Fellow en el Bascorn Palmer Eye Institute, en Miami, y se instaló en Turín, Italia, donde ejerció hasta su vuelta a Barcelona. Actualmente es directora médica adjunta del Centro de Oftalmología Barraquer, además de ser presidenta y directora ejecutiva de la Fundación Barraquer, dirigiendo misiones médicas para ofrecer atención oftalmológica en países en vías de desarrollo. En la actualidad, viaja varias veces al año a África, para operar cataratas y presbicia, entre otras patologías.

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.