La ureteroscopia cómo prueba diagnóstica y de tratamiento en las vías urinarias

Escrito por: Dr. Enrique Pérez-Castro Ellendt
Publicado: | Actualizado: 21/04/2018
Editado por: Anna Raventós Rodríguez

Los uréteres son dos pequeños tubos que nacen en la pelvis renal y que cumplen la función de llevar la orina desde los riñones a la vejiga. El Dr. Pérez-Castro, experto en Urología, habla sobre la ureteroscopia como prueba para determinar y/o tratar posibles anomalías en las vías urinarias.

 

En qué consiste la ureteroscopia

La ureteroscopia es una técnica endoscópica urológica para acceder al interior de los uréteres, pudiendo llegar incluso al riñón. Mediante esta exploración se pueden diagnosticar diferentes patologías y determinar el tratamiento que va a permitir su resolución. Esto se consigue mediante la extracción de cálculos en el uréter, determinando si se dan estrecheces en las vías, o si hay algún tumor o bien si hay que extraer algún cuerpo extraño.

 

Con la ureteroscopia se pueden diagnosticar diferentes patologías

 

Cómo se realiza la ureteroscopia

Mediante un endoscopio rígido o flexible, que se basa en un tubo largo y fino, con luz y cámara, se consigue así hacer una exploración de todo el aparato urinario. Este procedimiento suele durar una hora, por lo que se somete al paciente a anestesia epidural generalmente, aunque a veces se puede usar una simple sedación. Previamente a la prueba se realiza una desinfección de genitales y se procede a la introducción del ureteroscopio a través de la uretra, pasando por la vejiga y llegando al uréter.

 

Preoperatorio, postoperatorio y riesgos de la ureteroscopia

La preparación para la ureteroscopia es simple, lo fundamental es que el paciente se presente en ayunas para poder someterse a la anestesia. Es importante que el doctor informe al paciente sobre si debe dejar de tomar alguna medicación antes de la prueba por ejemplo aspirina y el tiempo que tiene que pasar entre la última alimentación y la intervención.

 

El postoperatorio es bastante cómodo, ya que dura pocas horas y el alta puede darse sin necesidad de dejar ningúna sonda o catéter, salvo en alguna ocasión un catéter doble J. Es importante que el paciente acuda acompañado a la consulta, ya que tras la anestesia debe recibir soporte para desplazarse. El doctor también debe informar al paciente si debe tomar analgésicos tras la intervención, lo que no suele ser necesario.

 

Finalmente, los riesgos que comporta la ureteroscopia son pocos, pero hay que tenerlos en cuenta. Durante la prueba se puede dar una perforación del uréter o o producirse una estrechez tardía, aunque ambos son bastante improbables.

Por Dr. Enrique Pérez-Castro Ellendt
Urología

Célebre urólogo a nivel nacional e internacional, promotor de la aplicación de la litotricia y la nefrolitectomía percutánea en España. Está considerado el padre de la ureteroscopia, ya que fue quien patentó el ureteroscopio rígido, instrumento que revolucionó el mundo de la endourología. Ganador de numerosos premios, destaca entre ellos, el reconocimiento "Enrique Suender" 2013 al Urólogo más relevante del año en la Comunidad de Madrid. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.