La psicoterapia oncológica: cómo disfrutar del día a día

Escrito por: Dra. Nuria Blanco Piñero
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La psicóloga especialista en terapia oncológica, Dra. Nuria Blanco, nos explica en qué consiste este método como parte del tratamiento del cáncer.

¿Cómo se debe afrontar la noticia de que uno mismo tiene cáncer?

El diagnóstico de un cáncer siempre es una experiencia negativa, difícil y dura que obliga a quien lo recibe a enfrentarse de golpe con el potencial final de su vida. Esta vivencia es el inicio necesario de un proceso de adaptación, que afectará tanto al paciente como a su familia. De este modo, todos deben enfrentar el miedo a la enfermedad, al desconocimiento, al sufrimiento e incluso a la propia muerte para concluir que el día a día de la enfermedad oncológica no es sólo lo que la cabeza fantasea.

 

¿Y cuándo es un familiar quién lo padece?

En el momento del diagnóstico se debe respetar los tiempos del paciente. Se debe permitir que exprese sus miedos y angustias, pero también se debe estimular la búsqueda de soluciones, el aferramiento al momento actual y a los motivos por los que enfrentar la enfermedad. No podemos pretender que no se dé un sufrimiento emocional de la mano de un diagnóstico así, puesto que supone una ruptura con todas las expectativas vitales de quien lo recibe. Aun así, el objetivo tanto para el paciente como para el familiar que le acompañe será que tanto uno como los otros no dejen de vivir y disfrutar, todos los días de sus vidas. Es decir, luchar porque la enfermedad sea un matiz de la etapa vital que enfrenta el paciente pero no el centro de su vida. 

 

¿Qué posición debe ocupar la familia durante todo el proceso?

Cuando se diagnostica un cáncer, la enfermedad llega siempre a una familia. El funcionamiento normal de la misma se desestabiliza y también tiene que redefinirse. Una de las herramientas más útiles y eficaces de cara al afrontamiento adecuado de la enfermedad en el seno familiar es la comunicación clara y abierta, en la que no se escondan las emociones y se permita la expresión abierta de estas. Buscando siempre la redefinición del miedo y el sufrimiento y no llegar nunca a coartar al paciente, puesto que esto le llevará a aislarse.

 

¿En qué momento se debe requerir la ayuda de un profesional?

En el momento en que se observe que el sufrimiento emocional es tal que bloquea al paciente y le impide no solo enfrentar la enfermedad y sus distintas etapas, sino también a continuar desarrollando y disfrutando del resto de aspectos de su vida como la familia, los amigos, etcétera.

 

¿Qué proceso se sigue en la psicología oncológica?

Para cada paciente hay un proceso. Una palabra que podría definir este proceso es el “acompañamiento”.  A modo global, la intervención con el paciente oncológico obliga a abordar muchos aspectos existenciales relacionados con el sentido de la vida: la identidad personal, el miedo al sufrimiento y a la muerte, entre otros. Estas intervenciones más filosóficas, por decirlo de algún modo, se combinan con otras más concretas centradas en la resolución de problemas, en la redefinición de situaciones, etcétera.

 

¿Qué postura toma el psicólogo para ayudar al paciente?

La postura principal es la aceptación incondicional. El psicólogo debe ser capaz de apoyar sin enjuiciar y orientar a la persona siempre hacia la vida, estimulándolo a coexistir y a experimentar con la mayor calidad el día a día, cada momento de su trayectoria vital, incluido el final de la misma.

 

Por Dra. Nuria Blanco Piñero
Psicología

Nuria Blanco Piñero es una reputada especialista en Psicología en Sevilla. Con más de 20 años de experiencia profesional, en la actualidad es responsable del área de Psicología del Centro eNBlanco. Es experta en psicología sanitaria, psicología infanto-juvenil, habilidades sociales, terapia de adultos... 

Licenciada y Doctora en Psicología por la Universidad de Sevilla, en 2003 obtuvo el Máster en Terapia de Conducta Cognitivo-Conductual por la UNED, y tres años más tarde el Máster en Atención a Cuidadores de Personas Dependientes por la Universidad de Sevilla. Desde 2019 trabaja en el Centro eNBlanco, en Sevilla. Anteriormente, trabajó como Piscóloga en la Fundación Gota de Leche y dirigió el Área de Psicología de la Sociedad para la Investigación en Psiquiatría y Psicología Al margen de su labor asistencial, es profesora asociada de la Universidad de Sevilla desde 2010.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..