La Articulación Temporo-Mandibular: qué es y qué problemas padece

Escrito por: Dr. Jordi Samsó Manzanedo
Publicado: | Actualizado: 15/07/2018
Editado por: Patricia Pujante Crespo

La Articulación Temporo-Mandibular es la articulación que une a la mandíbula con el cráneo, concretamente con el hueso temporal, por delante del orificio de la oreja. Esta articulación permite los movimientos de la mandíbula tanto en los movimientos de apertura y cierre, como de desplazamiento anterior hacia delante y atrás, como desplazamientos laterales hacia la derecha y hacia la izquierda.

Una buena oclusión de la mandíbula es clave para su correcto funcionamiento

 

Las partes de la Articulación Temporo-Mandibular

La ATM es una articulación doble ya que entre el cóndilo mandibular y la cavidad glenoidea del temporal existe un menisco que la divide en dos partes:

  • La parte entre el cóndilo y el menisco (Submeniscal) permite movimientos de rotación exclusivamente, es decir, apertura y cierre.
  • La parte entre el temporal y el menisco (Suprameniscal) permite las traslaciones como son los movimientos hacia delante y atrás, así como las lateralidades derecha e izquierda.

La articulación no esta compuesta exclusivamente por las partes fibrosas de las superficies articulares, el menisco, la capsula articular y los ligamentos, sino que también la forman los músculos que actúan sobre ella directamente en sus movimientos o indirectamente apoyando las estructuras óseas circundantes como es la cintura escapular, es decir, los músculos del cuello y de la espalda. Hemos de añadir las estructuras nerviosas y vasculares que inervan y vascularizan todas estas estructuras.

 

Qué permite la ATM

La integridad de la ATM nos permite realizar una buena masticación y una buena pronunciación siempre que la oclusión esté adaptada a dichas funciones. La buena masticación es básica para una absorción adecuada de los nutrientes en el Aparato Digestivo y por ello un pilar básico de la salud.

 

¿Qué problemas puede padecer la ATM?

La ATM puede padecer trastornos en cada una de sus estructuras, o lo que es peor, en varias de ellas a la vez:

  • Lo más frecuente son los cuadros de dolor muscular de la musculatura propia a anexa (cuello, nuca y espalda). Después pueden aparecer, en situaciones más graves, cuadros de inflamación de las partes fibrosas como suele ser el desplazamiento del menisco de su posición durante la apertura y cierre y llegar hasta la perforación del mismo. En estos cuadros se producen generalmente ruidos articulares que son perceptibles a distancia.
  • Existen casos de hiperlaxitud ligamentosa que cursan con subluxación o bien luxación del cóndilo
  • Si se afectan las superficies articulares estamos en presencia de una artritis, que puede determinar un bloqueo de la articulación y provocar la imposibilidad de abrir la boca.
  • En ocasiones se dan neuritis y vasculitis, afectaciones a los nervios y los vasos sanguíneos. Esto provoca dolores agudos muy fuertes que deberán diferenciarse de otras patologías nerviosas o vasculares de otras estructuras.

 

La importancia de tratar los problemas del ATM

El tratamiento debe realizarse cuanto antes mejor, de forma que no lleguen a cronificarse los dolores. Al primer síntoma, ya sea dolor, disminución de la movilidad, ruido o bien pérdida de capacidad funcional, debe iniciarse el tratamiento.

La patología muscular, además, puede afectar otras zonas con dolores de cuello, nuca o espalda.

En casos no tratados y muy evolucionados, o bien en algunos casos como primer síntoma, se pueden presentar cuadros de dolores nerviosos idiopáticos muy complejos de tratar.

 

Cuál es la causa de los problemas de la ATM

Las causas del Síndrome de Disfunción Cráneo-Mandibular pueden ser varias, desde traumáticas, infecciosas, degenerativas, etc., si bien la causa principal y mas frecuente es el estrés. El estrés causa el aumento del tono muscular y el aumento de la función como es el bruxismo. Ambas respuestas causan sobrecarga muscular que es el inicio de cuadro. El dolor consecuente aumenta a la vez que el estrés, estableciéndose un círculo vicioso. El paciente tiene dificultad en dormir por el dolor, así como de masticar y de realizar las actividades cotidianas alimentando más el estrés.

El dolor muscular se desplaza a menudo a otras zonas como cuello, nuca y espalda aumentando la sintomatología. La patología puede progresar hasta afectar estructuras más profundas dando problemas funcionales más serios y de peor diagnóstico, hasta problemas nerviosos y vasculares.

También contribuyen en la patología causas dentales espacialmente las maloclusiones, ya sean debidas a la constitución del paciente, o bien causada muchas veces por extracciones precoces sin tratamiento

 

Cómo tratar el Síndrome de Disfunción Cráneo-Mandibular

El tratamiento variará en función de las estructuras afectadas y de la gravedad del problema. Al ser un problema multifactorial, deberá realizar el estudio un especialista que reconozca las estructuras afectadas y el alcance de las lesiones:

  • En un primer estadio lo principal es reducir el estrés, ya sea con medicación o con apoyo sicológico. Además, los antiinflamatorios y los relajantes musculares son muy necesarios.
  • La utilización de férulas oclusales, realizadas por un especialista, es también necesaria para reestablecer la armonía muscular.
  • La fisioterapia es también muy útil para el tratamiento del síndrome.

A medida que el trastorno implica más estructuras es necesaria la actuación de distintos especialistas, psicólogos, reumatólogos, neurólogos, vasculares hasta llegar al cirujano maxilofacial en casos extremos de difícil solución.

Por Dr. Jordi Samsó Manzanedo
Odontología y estomatología

Odontólogo experto en articulaciones temporomandibulares (ATM), tratamientos de coronas y puentes, así como de implantes dentales en carga inmediata y ortodoncia tanto en adultos como niños. Cuenta con su propia clínica y ha publicado en diversas revistas científicas, nacionales e internacionales.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.