Importancia de los retenedores tras la ortodoncia

Escrito por: Dr. Fernando De La Iglesia
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La retención es la última fase del tratamiento de ortodoncia. El objetivo es mantener los dientes en su posición corregida y así prevenir que vuelvan a su estado inicial.

Existen varios factores que están relacionados en el proceso de recidiva, desde la situación periodontal y oclusal, la fuerza de los labios y mejillas, o el crecimiento continuado. Por eso es de vital importancia el uso de retenedores al finalizar el tratamiento de ortodoncia.

 

Tipos de retenedores existentes

La retención se puede llevar a cabo con retenedores removibles o fijos.

Removibles:

  • Los retenedores vacuum son unas planchas de PVC muy estéticas que recubren por completo la superficie dental.
     
  • El retenedor Hawley es una base de resina que se adapta al paladar y está unido a un arco de metal que rodea los seis dientes anteriores y los mantiene en su posición. También tiene un gancho en cada molar que permite que el aparato se mantenga fijo. La gran ventaja de este retenedor es que permite cierta capacidad de movimiento, en caso que haya alguna pequeña recidiva.

Fijos:

Los retenedores fijos consisten en un pequeño alambre de oro o acero inoxidable que se adhiere a la parte interna de los dientes. Depende del caso se colocará solo en los incisivos o se extenderá hasta los caninos o los primeros premolares.

Control después de un tratamiento de ortodoncia

Los retenedores removibles se deben llevar a tiempo completo durante los dos primeros meses y, tras ese periodo, reducirlo solo a uso nocturno. Es recomendable que se usen indefinidamente, aunque pasados tres o cuatro años, se puede empezar a reducir su uso si así lo indica su especialista en Odontología y estomatología.

Por lo que se refiere a la retención fija, se llevará a tiempo completo desde el momento de la colocación. Su ortodoncista deberá explicarle cómo higienizar la zona, ya sea mediante el uso de hilo dental o cepillos interdentales, para evitar el acúmulo de cálculo.

Una vez su ortodoncista le coloque la retención fija y removible, se le citará a los tres meses para realizar un control de los aparatos y comprobar que siguen bien ajustados. Posteriormente, lo que se recomienda es que el paciente acuda a su médico una vez al año.

Por Dr. Fernando De La Iglesia
Odontología y estomatología

El Dr. de la Iglesia es un doctor especialista en Ortodoncia y dedicado exclusivamente a ello. Posee un máster en Ortodoncia y es, además, profesor de la Universidad Internacional de Cataluña. Obtuvo el primer Premio a los mejores casos tratados con ortodoncia lingual como miembro activo de la Sociedad Europea de Ortodoncia Lingual (ESLO) en Julio 2012. Es doctorado en Odontología en el 2005 por la Universitat Internacional de Catalunya con calificación de "excelente cum laude". Es un gran experto en ortodoncia lingual con estudios en Japón con uno de los mayores especialistas en ortodoncia lingual.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.