Hombro congelado, cómo recuperar la movilidad

Escrito por: Dr. José Carlos Valdés Casas
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

El hombro congelado es una patología conocida también como capsulitis retráctil que provoca la disminución progresiva de la movilidad del hombro por la inflamación y retracción de los ligamentos de la articulación glenohumeral. La causa de esta enfermedad es desconocida y es más frecuente en el sexo femenino y en pacientes diabéticos.

síntomas de hombro congelado

Síntomas del hombro congelado

En la fase inicial, el hombro es muy doloroso y con marcado dolor nocturno. A medida que la enfermedad avanza en el tiempo y entra en la fase de congelación, el dolor disminuye pero el hombro se va volviendo rígido , con menos movilidad y esto dura muchos meses.

Diagnóstico de hombro congelado

El diagnóstico de la capsulitis retráctil es clínico y lo efectuará el médico o el especialista traumatólogo a través de la historia y exploración clínica del paciente. Las pruebas diagnósticas complementarias son de poca ayuda, pero una ecografía y unas radiografías permitirán descartar otras causas de hombro doloroso.

 

Recuperación del hombro congelado

La evolución natural de esta enfermedad es a la curación espontánea hacia los 18 meses, aunque el tiempo es muy variable. El hombro congelado pasará por tres fases:

Primero, la fase inflamatoria, que puede ser muy dolorosa.

  • Después pasará la fase de rigidez o congelación del hombro, con disminución del dolor y aparición de una rigidez severa de la articulación.
  • En la tercera fase o de resolución se produce finalmente la recuperación progresiva de la movilidad.

En algunos pacientes, la limitación marcada de la movilidad puede permanecer sin llegar a recuperarse de forma espontánea.

 

Tratamiento del hombro congelado

El tratamiento debe ser individualizado en función de cada paciente y del punto en que se encuentre la enfermedad.

También la fase inicial inflamatoria con dolor severo en el hombro, convendrá tomar antiinflamatorios y analgésicos. Además, deberá mantenerse el hombro en relativo reposo, evitando movimientos que provoquen dolor. La colocación de una o dos inyecciones intraarticulares de corticoide de acción retardada son muy útiles para aliviar el dolor y acortar el tiempo de curación de esta enfermedad.

También existe la posibilidad de efectuar tratamientos semiinvasivos en una unidad del dolor. Al remitir el cuadro doloroso se aconsejará efectuar ejercicios de estiramientos capsulares muy suaves e indoloros varias veces al día.

tratamiento hombro congelado

En la fase avanzada de hombro congelado cuando el paciente tiene una acusada disminución de la movilidad, pero menos dolor, el facultativo recomendará un tratamiento antiinflamatorio suave. También le prescribirá ejercicios de estiramientos capsulares para realizar varias veces al día, así como fisioterapia pero siempre sin provocar dolor en el hombro.

La gran mayoría de los pacientes con paciencia responden positivamente a este tratamiento si hacen los ejercicios de forma continuada.

Está demostrado científicamente que el tejido colágeno encogido, como el de la capsulitis retráctil, con el paso del tiempo y aplicando múltiples ciclos de estiramientos recupera su longitud inicial.

Los diversos tipos de ejercicios para el estiramiento del hombro en todas las direcciones deben efectuarse con cuidado, lentamente, hasta sentir una tensión o molestia en el hombro, esta es la señal de que se está estirando el ligamento que se halla encogido. Esta sensación de molestia o tensión debe mantenerse durante unos segundos y después volver a la posición inicial.

ejercicios para hombro congelado

Se recomienda efectuar 10 estiramientos en cada una de las cinco posiciones y repetirlo cinco veces al día. Paciente efectuando un ejercicio de estiramiento capsular del hombro

 

Tratamiento de hombro congelado con artroscopia

Si tras el tratamiento conservador correctamente efectuado durante meses, no se recuperara la movilidad del hombro, se recomendará realizar una artroscopia de hombro para movilizar el hombro bajo anestesia. Este procedimiento raramente está indicado ya que la gran mayoría de pacientes se recuperan con el tratamiento conservador.

El postoperatorio es muy importante y se aplicará un tratamiento fisioterápico de estiramientos capsulares varias veces al día, incluso con ayuda de anestesia para evitar todo tipo de dolor, y así recuperar un arco de movilidad aceptable en pocas semanas, a pesar de que la recuperación total puede prolongarse durante un tiempo.

Por Dr. José Carlos Valdés Casas
Traumatología

El Dr. José Carlos Valdés Casas tiene desde hace años una dedicación plena a la patología del hombro en todas sus facetas, tanto deportiva como reumática, degenerativa o traumática. Para su tratamiento utiliza tanto la artroscopia como la cirugía abierta clásica y el tratamiento conservador, en función de las necesidades de cada paciente en particular.

Desde hace años es miembro de la Sociedad Europea de la cirugía de hombro y del codo.

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.