Coronavirus (COVID-19) : consulta toda la actualidad en la página web oficial. Saber más Ver artículos relacionados

El uso de la luz pulsada intensa con fines terapéuticos

Escrito por: Dra. Alba Fernández Suárez
Publicado: | Actualizado: 03/03/2020
Editado por: Albert González

 

¿Qué es la fototerapia?

En el caso de la Medicina Estética con fines dermoestéticos. La fototerapia engloba tanto a los láseres como a la luz pulsada intensa. Se trata de usar la luz con fines terapéuticos.

 

¿Qué es la luz pulsada intensa?

La luz pulsada intensa proporciona una luz de banda ancha que nosotros, a través de filtros de corte, podemos ir fraccionando en haces de luz con longitudes de onda específicas. Esto nos permite tratar distintos tipos de lesiones y distintas profundidades. Desde un lentigo superficial o mancha solar hasta una fotodepilación.

 

Esta luz se distribuye en pulsos muy focalizados que al llegar a la diana que tenemos por objeto se transforma en calor, produciendo daño exclusivamente a esa lesión y dejando el tejido circundante sin efectos secundarios.

 

¿Qué podemos tratar con la luz pulsada?

El objetivo es fotorejuvenecer. Permite reparar el tejido dañado por la exposición crónica a la luz. Las zonas más afectadas son la cara, el cuello, el escote y el dorso de las manos. Asimismo, trata de forma muy eficaz las lesiones pigmentadas, llamadas lentigos solares o actínicos, y los capilares rotos o tenacetasias. Además, con la luz se estimula la generación de colágeno de las capas medias, ayudando a recuperar el volumen y la elasticidad en el sistema de soporte de la piel.

 

Por otra parte, ayuda a disminuir las finas líneas para reducir el tamaño del poro y la piel que, a medida que nos vamos fotoexponiendo, se torna apagada con la edad. La luz pulsada contribuye a que la piel se vuelva más brillante y luminosa, por tanto, mejoramos la apariencia, el tono y la textura de la piel fotoexpuesta.

 

Los tratamientos que podemos hacer son el tratamiento de los capilares rotos o tenacetasias que aparecen en el área de la nariz y las mejillas, en personas con la piel muy blanquita o fototipos bajos, con piel muy fina, o bien por la exposición medioambiental al sol, al viento, etc. Estos capilares rotos, junto con un enrojecimiento crónico y rubor también son muy característicos de las personas con rosácea facial. La luz pulsada intensa es la solución ideal para tratar ambos problemas eliminando los capilares rotos y la inflamación sin afectar al tejido sano.

 

LA IPL permite tratar distintos tipos de lesiones y distintas profundidades.

 

Para fotodepilar el vello indeseado de la cara o de otras zonas corporales, podemos utilizar haces de luz que se van ajustando al tipo de piel y al tipo de pelo. Entonces, estos serán absorbidos por el folículo piloso, dejando o destruyendo su potencial para recrecer sin afectar a la piel circundante.

 

Además, permite tratar lesiones pigmentadas de forma muy eficaz con la luz pulsada intensa. Estas lesiones tienen distinta naturaleza, ya que pueden ser debidas a exposición solar, a la edad, a factores genéticos, etc. Estas lesiones se van aclarando progresivamente y acaban desapareciendo.

 

Antes de comenzar cualquier tratamiento, lo que tenemos que hacer es hacer una historia clínica detallada del paciente y saber lo que vamos a tratar. Cuando comenzamos con la luz pulsada intensa es muy importante no estar bronceado para evitar efectos secundarios.

 

El tratamiento dura aproximadamente unos 60 minutos y consiste en limpiar muy bien la piel, aplicar un gel frio y dar tantos pases como sean necesarios para conseguir los efectos deseados. Posteriormente, la piel quedará un poco enrojecida y, si tratamos lesiones específicas, como pueden ser los capilares o las lesiones pigmentadas por la fotodepilación, quedará una pequeña inflamación perifolicular. Por este motivo, el folículo piloso o las manchas quedarán un poco más oscuras y las lesiones y capilares rotos un poco más marcados. Sin embargo, estos irán desapareciendo progresivamente y podremos hacer maquillaje terapéutico para camuflarlo.

 

Generalmente, son necesarias varias sesiones. Esta valoración debe hacerse personalizada e individualizada, dependiendo de la edad del paciente, del daño que exista y de factores que lo acompañan.

 

¿Cada cuánto se hace una sesión?

En mi caso, no hago sesiones antes de los 45 a los dos meses de tratamiento. Nos permite la luz pulsada tener una piel sana, bella y joven.

Por Dra. Alba Fernández Suárez
Medicina estética

La Dra. Fernández es una reputada especialista en Medicina Estética. Cuenta con más de 10 años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos campos de la especialidad. En concreto, es experta en técnicas de fotorejuvenecimiento, estética corporal y manchas en la piel.

A lo largo de su trayectoria ha combinado su labor asistencial con una importante tarea divulgativa, siendo autora de diversos artículos científicos de la especialidad y ponencias, lo que le ha hecho merecedora de diferentes premios. 

En la actualidad ejerce como especialista en Medicina Estética en diversos centros, tales como la Clínica Santa Susana, el Hospital Begoña, la Clínica Belladona y la Clínica Jovellanos, entre otras.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.