El linfoma de Hodgkin: ¿Cómo identificarlo?

Escrito por: Dr. Jesús Alcaraz Rubio
Publicado: | Actualizado: 22/07/2018
Editado por: Top Doctors®

El linfoma de Hodgkin es un cáncer linfático. Debido a que el tejido linfático se encuentra en numerosas partes del cuerpo, la enfermedad de Hodgkin se puede originar en casi cualquier parte pero generalmente, tiene lugar en los ganglios linfáticos de la parte superior del cuerpo como el tórax, el cuello o las axilas.

Este cáncer genera un ensanchamiento del tejido linfático, pudiendo ocasionar presión sobre algunas estructuras importantes del cuerpo. La forma más común de propagación de la enfermedad de Hodgkin es a través de los vasos linfáticos a otros ganglios linfáticos. En la mayoría de ocasiones esta enfermedad se propaga a los ganglios linfáticos más cercanos en el cuerpo y no a los distantes. Pocas veces logra pasar a los vasos sanguíneos y se puede extender a casi cualquier otra parte del cuerpo, incluyendo el hígado y los pulmones.

El linfoma de Hodkin es un cáncer lifático

 

Incidencia del linfoma de Hodgkin

 

En España, en 2016, la incidencia de esta patología era de 12,3 /100.000 habitantes. Cada año se producen alrededor de 1.500 casos nuevos en nuestro país diagnosticados por los especialistas en Hematología. Puesto que muchas de las personas que lo padecen son jóvenes, a menudo viven más de 40 años después del tratamiento. 

  •  Incidencia: en Europa se calcula que tiene una incidencia de 1000 casos nuevos al año por cada 100.000 habitantes. A diferencia del resto de los linfomas, su incidencia es estable a lo largo del tiempo.
  • Edad: el linfoma de Hodgkin presenta una distribución bimodal, ya que frecuentemente el primero de los picos aparece en la juventud, entre los 20 y 35 años, para después disminuir. El segundo pico aparece a edades más avanzadas, a partir de los 50 años, como el resto de linfomas. Es poco común que aparezca antes de los 10 años de edad.
  • Sexo: la enfermedad de Hodgkin es más frecuente en los hombres que en las mujeres.
  • Región geográfica: es más habitual en países desarrollados, en Europa y Estados Unidos, a excepción de Japón, que en países en vías de desarrollo.
  • Nivel socioeconómico: generalmente se da en personas con un nivel socioeconómico alto. No obstante, las personas de nivel económico bajo tienen peor pronóstico. El nivel socioeconómico explica las diferencias geográficas y raciales.

 

 

Causas del linfoma de Hodgkin

 

Existen diversas causas que pueden ocasionar la enfermedad de Hodgkin:

  • Factores genéticos: aunque existen casos familiares, la mayor parte de los casos con enfermedad de Hodgkin no tienen un origen hereditario. No obstante,  es 99 veces más frecuente en un gemelo homocigoto de un sujeto afectado que en la población general, lo que apoya la sospecha de un factor hereditario. Lo que no está clara es la asociación con el sistema de histocompatibilidad (HLA)
  • Antecedentes médicos: la enfermedad de Hodgkin sólo se ha relacionado con algunas inmunodeficiencias congénitas y adquiridas (VIH) y enfermedades autoinmunes. También han descrito mayor riesgo en los pacientes amigdalectomizados y apendicectomizados.
  • Factores ocupacionales: está vinculado a algunos trabajos industriales relacionados con el plomo, la madera, las sustancias orgánicas, pero requiere una mayor confirmación.
  • Infección por el virus de Epstein-Barr: está demostrado que más de la mitad de los pacientes con enfermedad de Hodgkin han estado en contacto con el virus de Epstein-Barr (VEB), ya que han padecido una mononucleosis infecciosa, o presentan altos niveles de anticuerpos contra el VEB o el virus está presente en las células del linfoma.

 

 

Síntomas de la enfermedad de Hodgkin

 

Existen diversos síntomas que pueden implicar la aparición del linfoma de Hodgkin:

  • Detección incidental: el paciente puede palpar un aumento repentino de los ganglios de la zona del cuello, axilas o inglés, o el especialista observar una masa mediastínica en una radiografía de tórax que se haya realizado por otro motivo.
  • Síntomas B: son síntomas generales que consisten en una fiebre inexplicable que dura más de 3 días, una pérdida de peso corporal en los últimos 6 meses y sudoración profusa, generalmente nocturna. De estos síntomas, los más importantes son la fiebre y el adelgazamiento. El prurito no es considerado como un síntoma B, excepto cuando aparece de repente con las adenopatías de forma recurrente, persistente y generalizada. La fiebre de Pel-Ebstein es un tipo poco habitual de aumento de temperatura durante varios días, que después desaparece durante varios días o semanas para volver a reaparecer.
  • Adenopatía dolorosa: aunque los ganglios afectados por enfermedad de Hodgkin no son dolorosos, es característico que el paciente presente dolor en el ganglio agrandado cuando ingiere alcohol. Es lo que se conoce como signo de Hoster.

 

Otros síntomas son la tos, el dolor torácico o la disnea, en casos de afectación del mediastino, los pulmones, la pleura o el pericardio.  También es frecuente la astenia o debilidad en casos de anemia por la afectación de la médula ósea.

El paciente también puede presentar otros síntomas menos frecuentes según la localización anatómica afectada.

 

 

Tratamiento del linfoma de Hodgkin

 

Existen diversos tratamientos para el linforma de Hodgkin. Generalmente, los planes de tratamiento actuales para el linfoma de Hodgkin utilizan nuevos tipos y dosis de quimioterapia y radioterapia dirigida a áreas más reducidas del cuerpo.

Por Dr. Jesús Alcaraz Rubio
Hematología

El Dr. Alcaraz Rubio es un reconocido especialista en Hematología con años de experiencia en la profesión. Es facultativo del área de Hematología y Hemoterapia de diversos hospitales y centros médicos. Además, ha hecho cursos de doctorado y obtuvo la suficiencia investigadora. Es experto en anemia, leucemia linfática crónica, enfermedad de Hodgkin, medicina regenerativa y trastornos de la coagulación. Es miembro del grupo español de Linfomas Agresivos y terapia hematopoyética GELTAMO. Por otra parte, es autor de multitud de artículos nacionales e internacionales sobre el uso de los factores de crecimiento plaquetario y plasmático. Es miembro de la Sociedad Española de Hematología y de la American Society of Hematology. Miembro numerario de la sociedad española de trombosis y hemostasia.También es miembro de comités de revisión científica, así como del equipo editorial de prestigiosas revistas de la especialidad. Es autor del libro "Medicina Regenerativa y el secreto del Plasma rico en Plaquetas", de la editorial académica española. Compagina su labor asistencial con la docencia, siendo tutor de practicas de estudiantes de 3º año de Medicina en la asignatura de patologia general de la Universidad católica de Murcia, además de codirector de diversos cursos relacionados con la especialidad para residentes y Facultativos especialistas y coordinador de la plataforma Hematologiasite para el desarrollo y difusión de la hematología a nivel mundial a través de Wordpress.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.