El linfedema, una disfunción del sistema linfático

Escrito por: Curro Millán
Publicado: | Actualizado: 27/02/2019
Editado por: Yoel Domínguez Boan

Un linfedema es principalmente una disfunción del sistema linfático. Por poner un ejemplo, nosotros tenemos vías, que son las arterias, las venas, por el que se mueve el torrente sanguíneo que hace funcionar a los órganos.

 

En ese intercambio (en ese recorrido) se va perdiendo líquido y nuestro sistema linfático lo recoge para poder depurarlo y devolverlo al torrente sanguíneo.

 

Entonces, cuando hay un problema por distintas causas que afectan a este sistema, este proceso deja poco a poco de funcionar correctamente, aumentando el volumen de una forma cada vez más progresiva llegando a producir una incapacidad, un dolor, una molestia, una alteración psicológica con un miembro tan afectado y puede ser muy incapacitante.

 

Causas del linfedema

El linfedema tiene dos causas posibles, puede ser primario o puede ser secundario. Cuando es primario su origen es desconocido y es una disfunción por un fallo del sistema.

 

Y el secundario es cuando se produce por distintos procesos de traumatología, de operaciones, de cirugía, de quimioterapia, de radioterapia… Se produce una alteración de ese sistema porque está agredido de alguna forma, con extirpación, con radiación, con golpes o con cualquier tipo de agresión sobre el sistema y deja de funcionar.

 

Ejemplo de la evolución por fases del linfedema
 

 

Previniendo un linfedema

La prevención del linfedema científicamente no está demostrada, pero sí hay una serie de conductas higiénicas y preventivas que hacen que la incidencia se pueda reducir manteniendo un tono, manteniendo un estado de la piel, y manteniendo una higiene.

 

No obstante, no hay ninguna evidencia científica que haga una prevención del linfedema.

 

 

El tratamiento del linfedema: el método Godoy

El tratamiento del linfedema por el método Godoy es un método nuevo, de este siglo, que está basado sobre el tratamiento de la elefantiasis, que es el linfedema de mayor grado, y consta de tres tipos de terapias. El método Godoy es una terapia manual, una terapia de contención, un estímulo cervical y un estímulo mecánico, que ayuda a tener un resultado próximo a la normalización del 100% del edema en un tiempo bastante reducido.

 

Por lo tanto, el paciente, consigue una adhesión al tratamiento mayor, ya que en muy poco tiempo empieza a verse de una forma normalizada, por lo tanto se puede planificar para ir venciendo poco a poco esta enfermedad para tenerla controlada y que no sea tan crónica y que lleve un control.

 

Para más información sobre el linfedema, consulte con un especialista en Fisioterapia

Por Curro Millán
Fisioterapia

Curro Millán es un reputado profesional de la Fisioterapia, diplomado por la Universidad Europea de Madrid. Es experto en Fisioterapia avanzada aplicada a la mujer, fisioterapia oncológica de mama, linfedema y lipedema, entre otros. 

Compagina su actividad asistencial con su cargo como Vicepresidente de la Asociación Española de Fisioterapia Oncológica, y codirector del Máster de Fisioterapia Oncológica en la Universidad Complutense de Madrid.

En la actualidad es el Director General del Instituto Fisiomédico de Madrid.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..