Coronavirus (COVID-19) : consulta toda la actualidad en la página web oficial. Saber más Ver artículos relacionados

El 70% de problemas de rodilla se pueden tratar con artroscopia

Escrito por: Dr. Fernando Delgado Velilla
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

¿Qué es la cirugía de artroscopia de rodilla?

 

La técnica de cirugía más aplicada cuando se tiene que intervenir una lesión de rodilla es la artroscopia, la cual es mínimamente invasiva y permite la aplicación de otras técnicas de operaciones.

 

Si se opta por este tipo de cirugía meniscal, pueden llegar a reconstruirse lesiones ligamentosas, como la de la zona del pivote central de la rodilla (la cual se encuentra en el ligamento cruzado anterior y posterior). Además, para este tipo de técnicas se precisa realizar una serie de incisiones en la zona periférica de la articulación, de forma que se extraen y colocan estos mismos ligamentos nuevos en aquella región afectada.

 

La artroscopia de rodilla es mínimamente invasiva.

 

¿Qué lesiones de rodilla puede tratar una artroscopia?

 

Cuando tratamos una lesión de rodilla es posible trabajar con ayuda de técnicas quirúrgicas, como el caso que tratamos de la artroscopia, o la colocación de injertos miscales, ya sean de origen cadáver o con tratamiento sintético.

 

Las lesiones producidas en el cartílago de la rodilla pueden ser tratadas con una serie de diferentes técnicas, pues aquí el “control” sobre la operación viene determinado por el tamaño y la profundidad de la lesión.

 

A día de hoy existen numerosas técnicas con las que poder llegar a cabo, tanto cirugías paliativas como las detecciones necesarias para el trato de la artrosis incipiente en la rodilla, de forma que se pueda retrasar la progresión de dicha enfermedad; aunque ésta no forma parte de un proceso de cura definitiva.

 

Para que un paciente pueda someterse a este tipo de tratamiento, los profesionales médicos deben realizar una serie de estudios diagnósticos y preoperatorios (como rayos x, resonancia magnética, etc.). Antes de la artroscopia se necesita que el paciente cuide su piel, para que ante la rasuración que sufrirá en el momento de la operación no se produzcan heridas que puedan interferir en la intervención.

 

Si la persona que va a someterse a la operación toma algún tipo de medicación (como podrían ser beta-bloqueantes, anticoagulantes, o antidiabéticos, etc.), debe advertirse al equipo del profesional médico antes de realizarse la intervención, especialmente al cirujano y al anestesista.

 

¿Cómo es la técnica de la artroscopia en la rodilla?

 

La artroscopia en la rodilla se basa en introducir en el espacio de la articulación una pieza de fibra óptica de dimensiones reducidas, en la cual hay una cámara conectada a un monitor de TV. Ésta se introduce por medio de dos incisiones de medio centímetro en la parte anterior de la rodilla, gracias a las cuales se puede llevar a cabo la exploración de la zona afectada; aun así en ocasiones es necesario poder realizar una serie de hendiduras adicionales, para poder conseguir una visión de los espacios posteriores.

 

Gracias a este seguido de simples incisiones, la técnica de la artroscopia en la rodilla ayuda a solucionar el 70% de las patologías de la rodilla; para poder realizar esta práctica es necesaria la utilización de líquido (suero fisiológico) para que las estructuras de la rodilla puedan verse correctamente con la cámara de la fibra óptica introducida.

 

Ventajas y desventajas de la artroscopia en la rodilla

 

Una de las principales ventajas que presenta la técnica de la artroscopia en la rodilla es el hecho de poder realizar un proceso de cirugía, sin el requerimiento de tener que abrir completamente la rodilla.

 

En esta misma línea, la duración de este tipo de intervención es inferior a otras técnicas de operaciones, con las cuales se requiere abrir la articulación. Y también para el tiempo de recuperación, así como el período de permanecer en el hospital. También respecto a las complicaciones que pudiesen surgir, la artroscopia de rodilla tiene mayores ventajas.

 

Si analizamos el nivel de desventajas, éstas son muy ínfimas; apenas podemos enumerar el tamaño de las lesiones, pues una vez son mayores que un tamaño concreto, se precisa abrir la rodilla, por lo que este tipo de intervención quirúrgica es muy importante que la lleve a cabo un experto en cirugía de la rodilla, el cual esté familiarizado con este tipo de técnicas.

 

Para más información sobre la artroscopia de rodilla contacte con un especialista en Traumatología

Por Dr. Fernando Delgado Velilla
Traumatología

Traumatólogo del Hospital Nuestra Señora del Rosario, el Dr. Fernando Delgado Velilla dirige (en coordinación con un equipo de cirujanos especializados) la Unidad de Recuperación Avanzada, que incluye todas las áreas de la especialidad de Cirugía Ortopédica y Traumatología. Ha compaginado su labor profesional con la docencia, ha sido miembro de la Sociedad Matritense de Cirugía Ortopedia y Traumatología, y fue nombrado Secretario Técnico para el Plan Estratégico de Traumatología y Cirugía Ortopédica de la Comunidad de Madrid en 2011 y hasta el 2015.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.