Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Politica de cookies

Por Dr. José Luis Bueno Palacín
Oftalmología

El Dr. Bueno Palacín es el director de la Unidad de Vítreo-Retina de Innova Ocular IOA MADRID, destacado especialista en Oftalmología experto en Cirugía Vítreoretiniana,  tratamiento de la DMAE con Antiangiogénicos, tratamiento terapúeticos con Láser Argón, y en el diagnóstico de cualquier patología relacionada con la retina disponiendo de la última generación, como OCT Cirrus 5000, Angiografía Digitalizada, Ecografía 3D.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes

DMAE: síntomas y tratamientos ante la degeneración macular

 

¿Cuándo aparece la DMAE?

La DMAE aparece en personas mayores, normalmente en la década de los sesenta años, aunque a partir de los cincuenta se pueden ver algunos pacientes con síntomas de DMAE en su retina.

 

¿Se puede prevenir o retrasar la DMAE?

Los factores principales para el desarrollo de la enfermedad son la edad y la predisposición genética. Frente a estos factores no se puede hacer nada, aunque existen otros que influyen en la aparición y progresión de la enfermedad sobre los que sí podemos influir.
 

  • Protegerse de la luz
     
  • Controlar los factores de riesgo cardiovascular (tabaco, obesidad, hipertensión arterial…)
     
  • Mantener una alimentación sana rica en vitaminas, ácidos graso omega 3, minerales como el cobre y el zinc y sustancias como la luteína o la zeaxantina. En general consumir pescados azules, aceite de oliva, frutos secos, verdura verde y roja, cacao y algunas carnes y mariscos, puede ser beneficiosa.

¿Qué síntomas presenta la DMAE?

La enfermedad evoluciona de dos maneras, o de forma seca o de forma húmeda.
 

  • Forma seca: un porcentaje alto de pacientes (en torno al 80/85%) presentan durante toda la vida una forma seca, en la que se produce una pérdida progresiva de visión central, especialmente la cercana. En edades avanzadas de la vida, la pérdida de visión central puede ser muy importante, impidiendo la lectura o el reconocer las caras de las personas. No obstante, la enfermedad no suele acabar en ceguera, y los pacientes por lo general conservan visión para ser autosuficientes.
     
  • Forma húmeda: se da en el 15 o 20% de los pacientes. Esto significa que aparecen vasos sanguíneos anormales que pierden sangre o líquido que se acumula en la mácula. En estos casos, la pérdida de visión central suele aparecer de forma rápida, a veces en horas o días. Los pacientes suelen quejarse de un síntoma característico que es la distorsión en la visión que hace que se vean los objetos deformados.

 

¿Cómo se trata la DMAE?

Es importante protegerse de la luz y llevar una vida y alimentación sana. Es importante saber que a día de hoy no existe tratamiento para la enfermedad, pero sí se puede intentar que la evolución de la misma sea lo más lenta posible. La toma de ciertos suplementos con vitaminas, minerales, luteína y zeaxantina puede ser beneficioso.

Los pacientes en los que aparezcan pérdida rápida de visión o deformidad deben acudir de forma inmediata al oftalmólogo, ya que pueden estar desarrollando una forma húmeda. En estos casos, la administración de fármacos inyectados en el ojo puede frenar el deterioro rápido de la visión.

Publicado por:

Oftalmología en Madrid
Fuente: artículo realizado en base a la experiencia y trayectoria profesional del doctor