Disfunción eréctil: causas, tipos y soluciones

Escrito por: Dr. Alejandro Molina Cabeza
Publicado:
Editado por: Yoel Domínguez Boan

La disfunción eréctil (DE) está definida como la incapacidad para conseguir o mantener una rigidez suficiente del pene que permita una relación sexual satisfactoria de manera continuada.

La disfunción eréctil debe diferenciarse del típico gatillazo, en el cual el problema de erección es ocasional y situacional.

Es un problema de salud con elevada prevalencia entre los varones por encima de los 40 años, y que conlleva una importante repercusión en la calidad de vida del afectado (estrés y ansiedad, depresión, baja autoestima, etc) y en la de su pareja, así como en la propia relación.

Además, la disfunción eréctil puede ser un signo de alarma de una problema cardiovascular oculto.

Según el estudio EDEM realizado en España, de manera global, el 12,1% de los varones entre 25 y 70 años presentan disfunción eréctil. No obstante, sólo el 16,5% de los afectados consulta a un médico debido a factores de índole cultural, religiosa o moral.

 

 

¿Cuáles son las causas de la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil puede ser una consecuencia derivada de una alteración de varios factores tanto físicos como psicológicos. Las causas de la disfunción eréctil pueden clasificarse en tres grupos.

 

  • Causa psicógena. Se da especialmente en hombres por debajo de los 50 años. Algunos factores como el estrés, la ansiedad, la depresión, la baja autoestima, las experiencias sexuales negativas, la falta de educación en la esfera sexual o los conflictos de pareja pueden ser causantes de problemas de erección.
     
  • Causas orgánicas. La edad es un factor inevitable en el desarrollo de la disfunción eréctil, afectando a más de ocho de cada diez hombres de más de 80 años. Sin embargo, los factores de riesgo cardiovascular son los factores con más relación con la disfunción eréctil, como pueden ser el tabaquismo, la obesidad, la hipertensión o la diabetes, siendo esta la razón endocrina más habitual, multiplicándose el riesgo por 3 respecto a la población general)— la dislipemia y los trastornos vasculares arteriales.

    Algunas enfermedades neurológicas (como el Parkinson, los accidentes vasculares cerebrales, o la esclerosis múltiple) así como los problemas hormonales (tiroides, déficit de testosterona, elevación de la Prolactina, etc) también pueden ser la causa de problemas de erección.

     
  • Causa farmacológica. Sustancias como fármacos antihipertensivos, medicamentos para tratar la próstata y algunos psicofármacos junto al consumo de drogas (abuso de alcohol, heroína, cocaína y cannabis) aumentan el riesgo de tener problemas de erección. No obstante, en la mayoría de casos de disfunción eréctil suele haber combinación de factores de los distintos grupos, en especial en el de causa orgánica.

 

Disfunción eréctil
La disfunción eréctil afecta a más de un 12% de los españoles de entre 25 y 70 años

 

 

Signos y síntomas de la disfunción eréctil: ¿cómo identificarla?

Los primeros síntomas que pueden señalar una disfunción incipiente pueden ser:

 

  • La erección es menos rígida de lo normal
     
  • La erección (en determinadas posturas) se pierde con más facilidad
     
  • Es necesario una mayor estimulación para mantener la erección
     
  • La erección tiene una duración menor
     

En función de su severidad, la disfunción eréctil tiene una gradación. Para identificarla, existen varios cuestionarios que establecen esta gravedad. El más usado es el cuestionario IIEF, bien en su versión extendida (15 preguntas) o su versión reducida (5 preguntas).

 

 

Tipos de disfunción eréctil

En función de la causa predominante (debe recordarse que la mayoría comparten varias causas) se pueden diferenciar en dos grandes grupos.
 

  • Psicológicas: estrés y ansiedad, depresión y otras patologías.
     
  • Orgánicas o físicas: causas vasculares, causas neurológicas, hormonales, medicamentosas y abusos de sustancias, cirugías.
     

Se puede clasificar en leve, moderada y severa.

 

 

Tratamientos para la disfunción eréctil

Hoy en día existen varias líneas de tratamiento. Sus diferencias radican en función de si son más o menos invasivos, así como de las preferencias del paciente.

Los tratamientos de primera línea son los fármacos por vía oral (es decir, comprimidos, tabletas bucodispoensables, y soluciones en spray), llamados Inhibidores de la FosfoDiEsterasa 5 (IFDE5). En este grupo se incluye la famosa viagra, así como sus derivados.

En una segunda línea de tratamiento se encuentran los fármacos intracavernosos, en forma de inyecciones o geles intrauretrales, cuyo principio activo es Alprostadilo.

Ambos fármacos funcionan dilatando los vasos sanguíneos que se dirigen al pene y que se encargan de producir la erección.

La tercera línea de tratamiento sería la cirugía de la prótesis de pene. Actualmente existen distintos tipos (las hidráulicas, ya sean de dos o tres componentes o las maleables), y se indican en el momento en el que otras líneas de tratamiento han fracasado.

Hoy en día existe una nueva línea de tratamiento, que pese a que todavía se encuentra en recopilación de datos, prometen una esperanza en aquellos pacientes que han fracaso a la primera y segunda línea de tratamientos.

En este caso, se trata de los Factores de Crecimiento, del Plasma Rico en Plaquetas, las Ondas de Choque y las Células Madre, que se obtienen a partir de la grasa abdominal ultra filtrada.

El objetivo de estos estos tratamientos es la estimular la formación de nuevos vasos sanguíneos en el interior de los cuerpos cavernosos del pene. En este caso, hablamos de tratamientos “regenerativos” y autólogos (obtenido del propio paciente), por lo que no implica reacciones adversas conocidas ni rechazos, ni efectos secundarios sistémicos, ya que son procedimientos sin dolor y ambulatorios.

El efecto de esta forma de tratamiento no es inmediato, sino que es más un beneficio a medio largo plazo, ya que permite en muchos casos conseguir erecciones satisfactorias en pacientes sin el uso de fármacos, en pacientes que con fármacos apenas podían mantener una erección para penetrar o en aquellos en los que la prótesis de pene se presentaba como la única solución posible. Además, estos pueden combinarse entre sí o con otros tratamientos, obteniéndose un efecto sumatorio.

Nos encontramos pues, ante un futuro nuevo escalón previo a la colocación de una prótesis de pene o como alternativa a otros tratamientos de línea inferior.

Para más información, consulte con un especialista en Urología

Por Dr. Alejandro Molina Cabeza
Urología

El Doctor Alejandro Molina Cabeza es un reconocido especialista en Urología, experto Andrología y Medicina Sexual, siendo referente en disfunción erectil y  eyaculación precoz, así como pionero en el desarrolo de la Sexología Neurotecnológica, abordaje novedoso y más efectivo que la terapia tradicional.

Además es referente en cirugía estética genital, con amplia experiencia en los prodecimientos más avanzados para conseguir  un  aumento de pene (alargamiento y engrosamiento) y correcciones genitales antiestéticas.

Además, el Doctor Molina es referente dentro de la Comunidad Valenciana en la realización de la técnica Vasectomía Sin Bisturí, y en el adorbaje de la Incontiencia de Orina femenina sin cirugía.

En cuanto a su formación, la realizó en el Hospital Clínic de Barcelona, un centro de excelencia a nivel mundial en trasplante renal, urooncología y laparoscopia. Actualmente, trabaja como especialista en Urología en el Hospital Universitario Dr. Peset desde el año 2011, donde forma parte de la Unidad de Laparoscopia, en la que está especializado en la cirugía de cáncer de próstata con preservación de bandeletas,  además de participar en el Programa de trasplante renal de donante vivo. Asimismo, se integra en la Unidad de Oncología, Laparoscopia y Suelo Pélvico de dicho centro.

Finalmente, el Dr. Molina Cabeza compagina la docencia con su actividad profesional y ha realizado múltiples cursos especializados de su especialidad para ampliar su formación. Por estos motivos, es un médico de primer nivel.  

 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.