Curiosidades sobre la tiroides

Escrito por: Dr. Alberto Sánchez Cámara
Publicado:
Editado por: Cristina Mateo

Todos hemos oído hablar sobe la glándula tiroidea, pero ¿conocemos verdaderamente su función en nuestro organismo?

 

Lo cierto es que esta glándula endocrina participa en casi todas las funciones básicas de nuestro cuerpo, de ahí la importancia de mantenernos atentos ante cualquier sospecha.

 

El Dr. Sánchez Cámara, endocrino especializado en tiroides, advierte que las patologías más comunes son: el nódulo tiroideo y los trastornos funcionales en la síntesis de la hormona tiroidea, ya sea el hipotiroidismo o el hipertiroidismo.

 

En últimos años, se observa cierta prevalencia en dichas patologías y su diagnóstico está aumentado, bien sea por la mejora en las técnicas diagnósticas generada y/o por factores externos que en muchas ocasiones todavía desconocemos, pero son causantes de mutaciones genéticas, sin olvidar la herencia genética.

 

 

¿Por qué es importante la tiroides en el cuerpo?

 

La importancia de la función que ejercen las hormonas tiroides radica en su actuación a nivel sistémico. Así, pueden actuar controlando la frecuencia cardiaca, ritmo intestinal, funciones cognitivas, metabólicas, entre otras muchas.

 

Situaciones de hiper o hipofunción pueden generar multitud de síntomas a distintos niveles, de ahí su importancia, y el hecho de que las necesidades de cada paciente deben individualizarse en función de su edad y situación basal.

 

Por ejemplo, una hipofunción leve puede requerir tratamiento en el embarazo o en la infancia, y no requerirlo en pacientes con patología cardiaca o con osteoporosis.

 

 

La mayoría de problemas de tiroides tienen solución. 

 

 

¿Qué síntomas deberían preocuparnos?

 

Comúnmente se suele asociar el problema de tiroides "al que engorda", refiriéndonos al hipotiroidismo, y "al que adelgaza" como el hipertiroidismo, y ese es un concepto erróneo.

 

Si bien es cierto que el hipotiroidismo no tratado genera tendencia al aumento de peso y el hipertiroidismo no tratado, tendencia a la pérdida de peso, esa tendencia es leve y es importante recalcar que se produce cuando el paciente no está tratado.

 

Lo que observamos en la clínica son pacientes con hipotiroidismo y que presentan cansancio, somnolencia, lentitud mental, pérdida de cabello y estreñimiento. En los casos de pacientes con hipertiroidismo no tratado es más habitual encontrar nerviosismo, temblor, palpitaciones, sudor, diarrea e insomnio.

 

En cuanto a la patología nodular, no suelen presentar síntomas salvo en nódulos grandes (mayores de 3 o 4 centímetros) y se manifiestan con dificultades al tragar o respirar y sensación de cuerpo extraño en la región cervical anterior.

 

 

¿Qué pruebas diagnósticas permiten detectarlos?

 

Basta con una simple analítica para valorar si un paciente presenta alteraciones en la función tiroidea, aunque también se puede solicitar una ecografía cervical para confirmar el diagnóstico. Los antecedentes familiares de patología tiroidea pueden aumentar nuestra sospecha.

 

Con la ecografía tiroidea podemos evidenciar la presencia o no de nódulos tiroideos, sin olvidar que esta técnica depende mucho de la experiencia del operador y de la calidad del ecógrafo. Con las características del nódulo, podemos decidir si realizar PAAF (siglas de punción aspiración aguja fina) para descartar malignidad o si por el contrario realizar seguimiento.

 

 

¿Qué tratamiento se aplica para los problemas de tiroides?

 

En cuanto al hipotiroidismo, hay que valorar a cada paciente, ya que en fases leves de la enfermedad, (conocido como hipotiroidismo subclínico) no siempre es necesario tratarla.

 

En caso de estar indicado, se aconseja el tratamiento con levotiroxina, 1 comprimido al día, ajustando la dosis según las necesidades, peso y edad del paciente.

 

El tratamiento del hipertiroidismo es más complejo. En ocasiones pueden administrarse fármacos que bloquean las acciones de las hormonas tiroideas, pero también se puede recurrir a la cirugía para aquellos casos en los que se detecte la presencia de grandes nódulos o bocio.

 

En menor medida se utilizan tratamientos que destruyen la síntesis de hormonas tiroideas, como el yodo radiactivo.

 

 

¿Tienen cura las patologías de tiroides?

 

El cáncer de tiroides es una enfermedad con alta tasa de curación y generalmente tras intervención quirúrgica la mayoría de los pacientes podemos decir que están "curados". En otros casos, tenemos que apoyarnos en tratamiento con Yodo radiactivo tras la cirugía, pero podemos afirmar que tras el tratamiento oportuno, la mayoría de casos se curan.

Por Dr. Alberto Sánchez Cámara
Endocrinología

El Dr. Sánchez es un reputado especialista en Endrocrinología y Nutrición. Cuenta con años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos campos de la especialidad. En concreto es experto en tiroides, diabetes, control nutricional, hipófisis, glándulas suprarrenales y síndrome de ovarios poliquísticos. 

A lo largo de su trayectoria ha combinado su labor asistencial con la docencia, siendo colaborador docente en la Universidad Autónoma de Madrid y en el Hospital Puerta del Hierro. Ha ejercido en centros de prestigio internacional y, en la actualidad, visita en la Clínica Amstrong Internacional, el Instituto de Medicina EGR, el Centro Médico Boadilla, la Policlínica López de Hoyos, el Centro Médico Maestranza y el Hospital Quirón La Luz. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..